Culto
Sanfic: entre el bardo y el suicida

Sanfic: entre el bardo y el suicida

Pocos días antes de que se anuncie la programación del Santiago Festival Internacional de Cine, adelantamos cinco títulos del encuentro organizado por la Fundación CorpArtes: destacan All is True, con Kenneth Branagh como Shakespeare, y Mystify, documental sobre la azarosa y finalmente trágica vida de Michael Hutchence, líder de INXS.

All is True

Shakespeare, padre de familia

El actor y director británico Kenneth Branagh (1960) ha realizado cinco adaptaciones fílmicas de William Shakespeare, ha protagonizado cuatro de ellas y para muchos es garantía de calidad cuando toma el timón de una versión en pantalla grande de una obra del bardo inglés. Afortunadamente Branagh (Frankenstein) tiene bastante sentido del humor, un criterio amplio y es capaz de otorgarle matices a sus películas shakespeareanas. Eso lo diferencia del recientemente fallecido Franco Zeffirelli, el remilgado cineasta italiano que también hizo de Shakespeare su especialidad.

La cumbre del norirlandés Kenneth Branagh sigue siendo tal vez Enrique V (1989), su primer filme, pero lejos no está All is true (2018), el último de ellos, estrenado hace dos meses en el Festival de Tribeca. Acá se reserva además el rol del mismísimo Shakespeare, aunque ya sobre los 50 años, en los días en que regresa a casa tras sus gloriosos años en Londres como dramaturgo y actor. Enfrentado a las cotidianas labores y las relaciones con su esposa (Judi Dench) y dos hijas, Shakespeare puede tropezar con las mismas piedras que cualquier mortal.

Mystify

Michael Hutchence, un retrato en claroscuro

En el documental Mystify (2019), título de uno de los hits del disco Kick (1987) de INXS, se dice que el líder de la banda Michael Hutchence (1960-1997) heredó las características de estrella de su madre (ex modelo) y las de mujeriego de su padre. Lamentablemente nadie hereda un antídoto contra la fama.

Según se desprende de la película de Richard Lowenstein, Hutchence concluyó su vida colgándose de su propio cinturón debido a una mezcla de depresión, ira y vida azarosa de ciudad en ciudad. Durante la mañana del 22 de noviembre en que se quitó la vida en un hotel de Sydney, Hutchence se había quejado por teléfono con su novia inglesa Paula Yates de no poder estar más tiempo junto a su hija.

Lowenstein, que dirigió muchos videos de INXS, tiene varios testimonios de famosos de la música, entre ellos Bono, pero también de conocidas ex novias de Hutchence, entre ellas la cantante Kylie Minogue y la modelo danesa Helena Christensen. Justamente con ella paseaba en Copenhague cuando fue arrollado por un auto y cayó al suelo, golpeándose la nariz. Como resultado, el músico perdió para siempre el sentido del olfato.

Varda by Agnès

El gran mujer de la Nueva Ola

La cineasta francesa de origen belga Agnès Varda nunca paró. Ya con 90 años seguía filmando como poseída por una demonio y así llegó a principios de año con una nueva película al prestigioso Festival de Berlín. Se trató de Varda by Agnès (2019), la última. La pioneras de la Nueva Ola francesa murió en marzo, cuando muchos pensaban que llegaría a los cien años con más sorpresas bajo la manga. Para quien no haya visto nada de una de las autoras más originales de la historia del cine, el filme es perfecto: la propia directora se dedica a analizar su obra, siempre con una frescura casi adolescente y con más de alguna anécdota de colección.

It Must Be Heaven

Absurdos palestinos

Reverenciado por los críticos más exquisitos, invitado a los festivales más prestigiosos y considerado el más excelso de los cineastas palestinos, Elia Suleiman (1960) estrenó It must be heaven en el último Festival de Cannes. No logró Palma, pero el jurado le entregó un premio con categoría de Mención Especial. Probablemente fue porque en esta película sigue siendo el mismo inclasificable y original retratista que siempre. Su marca distintiva es protagonizar sus propias creaciones, teñidas de sorpresa y absurdo. En esta oportunidad, Suleiman sale de Nazareth hacia Nueva York y París sólo para darse cuenta que Palestina lo seguirá hasta el infinito y más allá.

Gundermann

El juglar de la RDA

Entre los mejores cineastas alemanes que han despuntado en el siglo XXI está Andreas Dresen (1963) Aborda una gran cantidad de géneros y normalmente sale jugando en todos ellos. En su último filme, Gundermann (2018), aborda la vida de Gerhard Gundermann (1955-1998), uno de los cantantes más virtuosos de la ex RDA. Primero reclutado por la policía secreta Stasi, luego expulsado de la misma y finalmente convertido en agudo juglar de nuestros tiempos, Gundermann no encajó en la Alemania reunificada y pasó sus últimos años haciendo dos cosas: cantando y arriba de una retroexcavadora en las minas de carbón. Un personaje.

Sobre el autor:

Rodrigo González |
Sub-editor de Cultura de La Tercera.