Culto
Comunidad yagán recibe piezas restituidas desde el MNHN

Comunidad yagán recibe piezas restituidas desde el MNHN

El Ministerio de las Culturas hizo entrega ayer de una máscara de cuero, una réplica de canoa y un cesto tawela.

Entre 1918 y 1924, el antropólogo y sacerdote Martín Gusinde emprendió distintas expediciones a Tierra del Fuego. Allí se acercó a los yaganes, selk’nam y kawéskar que habitaban el territorio para conocer de cerca sus tradiciones y vida cotidiana.

Nacido en Breslavia (Polonia) en 1886, Gusinde realizó un amplio registro de su paso por tierras australes. Fotografías, notas de campo y objetos etnográficos conforman la colección de alrededor de 200 objetos, albergada en el Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) sobre sus expediciones. Ayer, tres de esos artículos fueron restituidos a la comunidad yagán, en una visita de la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, a Punta Arenas.

La entrega es la primera que se hace a la comunidad yagán. Antes, el Ministerio de las Culturas había restituido bienes a Rapa Nui. La acción coincide con el aniversario número 100 de las expediciones de Martín Gusinde en Tierra del Fuego, y las piezas tienen como destino ser exhibidas en el Museo Antropológico Martín Gusinde, ubicado en Puerto Williams.

“Con esta restitución sellamos el comienzo de un regreso histórico. Es nuestro deber avanzar en el rescate de la memoria histórica y en el diálogo intercultural como motor de la identidad”, señaló la ministra Consuelo Valdés.

Los objetos entregados a la comunidad fueron una réplica de una canoa de corteza, que data de 1919; un cesto tawela de 1923, utilizado para la recolección de frutos, y una máscara ceremonial de cuero pintado, datada en 1926.

“Para la comunidad indígena yagán de Bahía Mejillones, es muy importante que estos objetos puedan estar en su propio territorio, que es donde está el conocimiento y la memoria vinculada a estos objetos”, comenta Pamela Alvarado, miembro de la comunidad indígena yagán de la Bahía Mejillones.

Uno de los objetos restituidos más emblemáticos es la máscara de cuero pintado, la que era utilizada en la ceremonia Kina, donde los hombres yaganes jóvenes eran introducidos al mundo mitológico. En tanto, la práctica de la cestería y la canoa de corteza, son tradiciones que aún mantienen vigencia dentro de la comunidad yagán.

Para la actual comunidad yagán, los objetos restituidos tienen especial valor, ya que se vinculan con sus antepasados. “La importancia de estos objetos que están en la colección Gusinde tiene que ver con que las personas que los confeccionaron son nuestros parientes, son nuestros tatarabuelos, bisabuelos, de la comunidad que hoy en día está viva y que vive hoy en Puerto Williams”, cuenta Pamela Alvarado.

Desde el Ministerio de las Culturas esperan seguir adelante con un plan de trabajo que pueda abordar las demás piezas de la Colección Gusinde del Museo Nacional de Historia Natural.

Sobre el autor: