Culto
¿Bailemos?: His ‘N’ hers, el paso hacia adelante de Pulp

¿Bailemos?: His ‘N’ hers, el paso hacia adelante de Pulp

Al firmar con una importante discográfica, los de Sheffield lanzaron el que, hasta entonces, era el trabajo más importante de su carrera.

En 1992, las cosas se estaban transformando para Pulp. El conjunto firmó con el sello Gift tras haber editado su disco Separations (1992) bajo la etiqueta Razor & Tie. Con Gift lanzaron al mercado tres sencillos: “O.U (gone, gone)” (1992), “Babies” (1992) y “Razzmatazz” (1993).

Hasta ese tiempo, Pulp era una agrupación que llevaba un recorrido más bien discreto. Habían lanzado tres discos, los cuales habían obtenido un limitado reconocimiento. En todo caso, la mirada global del mundo de la música popular estaba en el otro lado del Atlántico, puesto que el grunge reinaba casi sin contrapeso, con Nirvana como punta de lanza. El pop británico se encontraba en una dimensión menor.

Sin embargo, todo cambiaría drásticamente. Si bien en Separations ya estaban trabajando sobre composiciones bailables en onda disco (“Countdown”, por ejemplo), las nuevas canciones mostraban que la banda estaba dando musicalmente un paso adelante respecto a sus anteriores trabajos, con coros enganchadores, temas melódicos y emocionantes, con vocación de himno, y además, se mantenía lo bailable. Esto llamó la atención, en 1993, de la casa disquera Island, que fichó a los de Sheffield.

Island no era cualquier cosa. Era una importante compañía, nacida en Jamaica, que en su minuto había nacido y crecido como un trascendente sello independiente, y que editó –entre otros- a nombres como King Crimson, Bob Marley & The Wailers, Jethro Tull, Traffic, Cat Stevens, Roxy Music y U2. Sin embargo, su ascenso sostenido sobrepasó a sus ejecutivos, quienes en 1989 vendieron la firma a la multinacional PolyGram.

Es decir, con el ingreso a Island, Pulp llegaba a las ligas mayores.

“La mitad de otra cosa”

Bajo el alero de Island, la banda se puso a trabajar en su cuarto disco His ‘N’ hers (“De él y de ella”) con el productor Ed Buller en su estudio Britannia Row Studio, en Londres. Esto entre octubre de 1993 y febrero de 1994.

Buller ya había trabajado, como productor o ingeniero de grabación, en otros importantes elepés de ese tiempo. Entre otros, estuvo en el debut homónimo de Suede (1993), había mezclado el fundamental Souvlaki (1993), de Slowdive, y grabó el EP Sweetness and light (1990), de Lush.

Jarvis Cocker, en entrevista con la revista Melody Maker en diciembre de 1995, explicó el sentido de las letras del disco: “Esa cosa en la que dos personas comienzan a usar ropa a juego, sus personalidades comienzan a fusionarse, saben exactamente lo que piensan los demás y ya no tienen una personalidad propia”, dijo.

Y agregó: “Acaban de obtener la mitad de otra cosa. Y si eso se quita, son menos que una persona”, de ahí el nombre de la placa.

El largaduración tiene sobre todo temas bailables (“She’s a lady”, “Pink glove”, “Lipgloss”, “Do you remember the first time?”, por citar algunos) que le deben sobre todo a los ritmos de la música negra. Era el regreso de las pistas de baile en gloria y majestad.

Voyerismo de barrio

Con el disco finalizado, la compañía decidió que “Babies” debía de todos modos estar en el tracklist. Para eso, se le volvió a mezclar, y esa versión, remezclada, es la que se puede oír tanto en este LP como en The Sisters EP, un álbum que Island sacó al mercado poco más de un mes después del lanzamiento del disco y que además traía tres canciones que no fueron incluidas en His ‘N’ hers.

“Babies”, al igual que otras letras de la banda, trata sobre sexo. En este caso, sobre voyerismo. Se trata de un narrador que espía a dos hermanas escondido dentro del armario de su pieza. Observa cómo una de ellas tiene sexo con un chico, hasta que es descubierto.

“Llegué a casa un día/ y sus cosas no estaban/ me quedé dormido/ nunca escuché que llegara/ y entonces abrió el armario/ y tuve que enfrentarlo/ oh, escucha/ estábamos en la cama cuando llegaste a casa/ yo nunca escuché que te detuviste afuera de la puerta”.

Además, en sus primeras líneas hace referencia a Stanhope Road, el barrio de Sheffield donde el cantante y letrista Jarvis Coker creció.

Tiempo después, hubo una especie de secuela de este tema. Se trata de “Your sister’s clothes”, incluída en Second class (1995), el disco con bonus tracks de edición limitada en Alemania y Japón.

La primera vez

Uno de los temas más reconocidos de Pulp es “Do you remember the first time?”, incluído en este LP. Fue uno de sus singles promocionales, junto con “Lipgloss” y la remezclada “Babies”.

Pese a lo que se pueda imaginar el oyente, dado el título de la composición, en rigor, solo en una parte del tema, en el coro, se hace referencia al acto sexual, aunque no necesariamente con el debut. Ambos amantes parecen recordar el primer momento en que durmieron juntos, que ha pasado tiempo desde entonces, y que de alguna forma el narrador quiere estar en una parte del corazón de ella.

“¿Recuerdas la primera vez?/ No recuerdo un peor momento/ pero tú sabes que hemos cambiado mucho desde entonces/ o si crecimos/ no me importa lo que estés haciendo/ no me importa si lo engañas, mientras guardes una parte de ti para mí”.

El resto de la canción es más bien un pedido del narrador para que su amante no vuelva a su casa, donde vive con su pareja.

Para promover el single, Jarvis Cocker organizó una serie de entrevistas con celebridades que relatan sus “primeras veces”. El resultado fue un video de 25 minutos con las voces de varios personajes, como John Peel, Jo Brand, Vic Reeves y Bob Mortimer, Alison Steadman, Viv Stanshall y Justine Frischman, de la banda Elastica.

Para Cocker, fue con este single que el sonido de la banda realmente nació.

*

His ‘N’ hers fue lanzado al mercado el 18 de abril de 1994. Alcanzó la posición 9 del chart de Reino Unido, y fue el comienzo del despegue del conjunto hacia la fama y escenarios cada vez más grandes. Como muestra de ello, en junio de ese año fueron uno de los números estelares del Festival Glastonbury.

Además, había un nuevo contexto. Tras la muerte de Kurt Cobain, el 5 de abril de ese año, el fenómeno del grunge comenzó a decaer, y una nueva corriente surgida desde Inglaterra empezaría a dominar el mercado musical mundial: el brit pop.

Con la aparición de potentes discos de Blur (Parklife), Suede (Dog man star) y el debut de Oasis (Definitely Maybe), el brit pop fue ganando el terreno suficiente para ser la tendencia que iba a avasallar durante el resto de la década.

Para Pulp, los buenos tiempos continuarían al año siguiente, con Different class, el disco que los consolidó. Pero esa es otra historia.

Sobre el autor:

Pablo Retamal N. |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @pabloretamaln