Culto
Lollapalooza: un poco de historia

Lollapalooza: un poco de historia

A punto de cumplir tres décadas en 2021, el festival ha crecido en sintonía con las corrientes que marcan tendencia en la música popular. Cold War Kids, Cage the Elephant, The Black Keys o Arctic Monkeys —que cierra la edición chilena de este año—, son algunas de las bandas que más veces se han presentado en el escenario principal de Lollapalooza.

En 1991 el músico Perry Farrell crea un festival itinerante para disolver por primera vez a su banda, Jane’s Addiction, que venían de girar sin descanso desde la aparición de Ritual de lo habitual, su más célebre álbum.

Paso a paso, se transforma en el festival de la “Generación X”.

Un año después Lollapalooza se transforma en una homilía grunge con Soundgarden, Pearl Jam y Alice in Chains, mientras el stage-diving contamina todos los shows. Red Hot Chili Peppers acababa de parir el Blood sugar sex magik cuando salieron a escena con cascos y llamas de fuego para hacer “Crosstown traffic” de Hendrix, mientras Rage Against the Machine se desnudaron sobre el escenario en una performance contra Parents Music Resource Center de Tipper Gore, esposa de Al Gore, al año siguiente.

1994 estuvo marcado por el anuncio de Nirvana como headliner y luego, más cerca del concierto, la muerte de Kurt Cobain. En la escala en Seattle del festival, Courtney Love leyó algunos pasajes de su carta suicida. Green Day rindió tributo con una versión de “Rape me” del trío.

El año 1996 fue bisagra. Metallica debutó como cabeza de cartel con su disco Load recién salido del horno, pero la recepción fue pésima. El público reclamó por la inclusión de un grupo demasiado mainstream y con un discurso machista. Farrell renunció y el festival se volcó al año siguiente al Nü metal y la electrónica, con Korn como emblema y presentaciones de Orbital y Tricky.

Cambio de década y de milenio para volver a armar primero Jane’s Addiction y luego Lollapalooza. Con el regreso de la banda, Farrell armó una nueva edición del festival en 2003 junto a Audioslave, Incubus, Queens of the Stone Age y A Perfect Circle.

Con Morrissey, Sonic Youth y The Flaming Lips como cabezas de cartel, el festival debe cancelarse en 2004 por el elevado precio de las entradas que derivó en bajas ventas. El 2005 sería un año más que importante: Lollapalooza regresó transformado ahora con el Grant Park de Chicago como base de operaciones. The Killers encabezó esa edición que convocó a 65 mil personas.

Para 2007 el éxito se repetiría con Daft Punk y Amy Winehouse. Y dos años después Kings of Leon, Yeah Yeah Yeahs y Jane’s Addiction harán lo propio. Ese 2009 estaban anunciados Beastie Boys pero se bajan a última hora porque le descubren un tumor a Adam Yauch (MCA).

El 2010 será recordado por el piquero al público de Lady Gaga, convertida en estrella global, que regresó al escenario a terminar su presentación con algunos restos de su traje-transparencia.

El 2011 Lollapalooza se hace internacional recalando por primera en una ciudad fuera de Estados Unidos. La primera escogida es Santiago de Chile, donde se presentan The Flaming Lips, Kanye West y Deftones.

El 2012 se suma Brasil y, luego, el 2014, la capital de Argentina. El resto es historia.

Sobre el autor: