Culto
Polos opuestos, inteligencia artificial y asesinos: 5 parejas inolvidables del cine

Polos opuestos, inteligencia artificial y asesinos: 5 parejas inolvidables del cine

En el séptimo arte se han explorado diversos tópicos a la hora de presentar historias de relaciones amorosas. Vínculos imposibles, personalidades opuestas o unidas por un profundo lazo, son algunas de las presentadas.

Mickey y Mallory, de Natural Born Killers (1994)

Se enamoraron al momento de verse y ambos se potenciaron. Mickey (Woody Harrelson) sale de una vida miserable como repartidor, y Mallory (Juliette Lewis) escapa de un hogar disfuncional en que sufría abusos e incomprensión. Juntos comienzan una carrera criminal con varias matanzas y masacres, hasta que acaban en prisión. La cinta de Oliver Stone, con guión original de Quentin Tarantino -quien sin embargo pidió ser borrado de los créditos, molesto por los cambios que se hicieron al texto-, se inspiró en la historia de Charles Starkweather y Caril Ann Fugate, una pareja de asesinos en serie que asesinó a 11 personas en la década de los 50.

Theodore y Samantha, de Her (2013)

La película de Spike Jonze narra la historia de Theodore (Joaquin Phoenix) un hombre solitario que trabaja escribiendo cartas personalizadas. Un día adquiere el sistema operativo OS1, cuya inteligencia artificial promete adaptarse a las necesidades del usuario. Así conoce a Samantha, la voz femenina del software (interpretada por Scarlett Johansson), con quien iniciará una relación que irá creciendo. La cinta entra en la intimidad de los protagonistas y los coloca en un limbo entre la realidad y la fantasía, que será crucial en el desenlace.

Tom y Summer, de 500 días con ella (2009)

Tal vez una de las historias más llamativas de los últimos años es la que protagonizaron Tom (Joseph Gordon-Levitt) y Summer (Zooey Deschannel) en la película dirigida por Marc Webb. Entre el gusto por The Smiths y ciertas vibras comunes, la relación comienza a crecer, pero hay un punto insalvable: él cree en el amor, ella no. El detalle será clave en la forma en que ambos comprendan la historia. El resto lo hace narración fragmentada de Webb.

Therese y Carol, de Carol (2015)

Esta historia ambientada en el Estados Unidos de la década de los 50, explora la relación entre la joven fotógrafa Therese (Rooney Mara), que trabaja de dependiente en una tienda, y Carol (Cate Blanchett), dos mujeres con diferentes edades, experiencias vitales y anhelos que tras conocerse por una casualidad, pronto se involucran en una relación que deberá enfrentar los prejuicios propios de la época frente a la homosexualidad.

Joel y Clementine, de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)

El clásico tópico de los polos opuestos. Él (Jim Carrey) es un sujeto gris y depresivo, ella (Kate Winslet), vivaz y alegre. Fueron una ex pareja en el pasado, pero tras borrar sus recuerdos, el destino los vuelve a reunir, y nuevamente enganchan el uno con el otro. Este filme de Michel Grondy reflexiona sobre la búsqueda de la felicidad pese a los obstáculos y los malos momentos. En tiempos en que la tecnología promete ser la solución de los problemas, finalmente ello no podrá evitar la profunda conexión que comparte la pareja, pues de alguna forma, cada uno tiene lo que le falta al otro.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln