Culto
Patricio Pron, Premio Alfaguara: “Procuro escribir libros que sean contemporáneos”

Patricio Pron, Premio Alfaguara: “Procuro escribir libros que sean contemporáneos”

El autor argentino, de 43 años, residente en España, ganó el certamen con una historia de amor en tiempos de Tinder con la novela Mañana tendremos otros nombres. Pron, quien se adjudicó la suma de US$ 175 mil, recordó al narrador chileno Carlos Droguett.

“Un algoritmo puede saber mucho más de nosotros mismos o quizás no”, dijo al teléfono el escritor argentino Patricio Pron (43) refiriéndose al argumento de su nuevo libro con el que ganó la XXII edición del Premio Alfaguara de Novela.

Titulado Mañana tendremos otros nombres su origen, señaló Pron, surgió viajando en el Metro de Madrid mientras leía un libro. En un momento levantó su cabeza y vio que muchas personas movían sus dedos en su celular como realizando un proceso de selección. Estaban eligiendo perfiles en la aplicación para encontrar pareja llamada Tinder.

“El concepto de amor está cambiando como no lo había hecho posiblemente en muchos años”, comentó el narrador quien por unanimidad se adjudicó la millonaria suma de US$ 175 mil ($ 117 millones).

“Procuro escribir libros que sean contemporáneos al momento que los lectores los leen. Esto aunque en ocasiones he escrito sobre el pasado, pero esta es una novela anclada en el presente”, añadió Pron, quien tiene como protagonistas de su nueva novela Mañana tendremos otros nombres, a Ella y Él.

“No es un libro trágico, sino que invita a tener conversaciones. En cuanto a que los personajes no tengan nombre, todos hemos padecido una ruptura y nos hemos convertido en otros”, dijo el autor títulos como Nosotros caminamos en sueños.

Este año el Premio Alfaguara tuvo una convocatoria de 767 manuscritos, de los cuales 313 han sido remitidos desde España, 155 desde Argentina, 104 desde México, 93 desde Colombia, 41 desde Estados Unidos, 33 desde Chile, 19 desde Perú y 9 desde Uruguay.

El jurado esta vez estuvo presidido por el escritor español Juan José Millás y compuesto por los también escritores Jorge Fernández Díaz (Argentina) y Manuel Vilas (España), la editora Gunilla Sondell (Suecia), la directora de la librería Oletvm de Valladolid, Estrella García (España), y Pilar Reyes (con voz pero sin voto), directora editorial de Alfaguara.

Ellos destacaron de la novela “la fascinante autopsia de una ruptura amorosa, que va más allá del amor: es el mapeo sentimental de una sociedad neurótica donde las relaciones son productos de consumo”.

No Soy Stiller fue el seudónimo que usó el narrador argentino para presentarse al premio con el título provisorio de El museo de las relaciones rotas. “El editor Claudio López Lamadrid me invitó a presentarme a este premio”, señaló Pron recordando al director editorial de Penguin Random House, fallecido el pasado 11 de enero a los 59 años.

Sobre su nuevo trabajo reflexionó: “Sin duda esta es la novela más contemporánea que he escritor. Pero con este libro tuve el deseo de avanzar en un territorio que es el de mi propia obra que estaba inexplorado. No es precisamente una novela de ideas, pero sí tiene una gran cantidad de ideas, y de alguna manera se vincula con mis libros anteriores”.

Sobre el uso de las redes sociales y cómo reconfiguran las relaciones amorosas agregó: “Uno de los aspectos claves es cómo definimos el consentimiento que es inherente a la intimidad, de qué forma seducimos y somos seducidos y de qué manera nos aproximamos al otro, son preguntas que orbitan en relación al consentimiento, que determinan asuntos como la importancia del #MeToo”.

Tres autores chilenos han obtenido el Premio Alfaguara: Carlos Droguett (1970), Hernán Rivera Letelier (2010) y Carla Guelfenbein (2015). Pron en la conferencia de prensa recordó al autor de Patas de perro.

“Droguett me parece un autor fundamental. La novela con la que se ganó el premio Alfaguara (Todas esas muertes) no es quizá la más conocida, pero es un magnífico escritor y es uno de los hitos de este premio. Para mí es un autor fundamental”, dijo Pron, quien sucede en el Alfaguara a Jorge Volpi, quien en 2018 ganó con Una novela criminal.

Sobre el autor: