Culto
La exitosa webserie Tiempos Mozos alista shows y nuevo ciclo

La exitosa webserie Tiempos Mozos alista shows y nuevo ciclo

La producción, sobre las vivencias de dos amigos, concluye su primera temporada y quiere internacionalizarse.

Con una mezcla de humor absurdo y situaciones que a más de alguien podrían parecerles penosas, la comedia Tiempos mozos ha escalado como una de las ficciones chilenas más vistas y comentadas en Internet. Quizás lo curioso es que, hasta ahora, esta se reduce a solo tres capítulos de cerca de 15 minutos: el primero subido a YouTube hace dos años y el otro par entre marzo y abril pasado.

Una posible razón de su convocatoria (en total, 700 mil visualizaciones) la da el comediante de stand up Lucas Espinoza al definir la webserie, que escribe y protagoniza junto a su colega Ignacio Socías (Frente fracasados): “Siempre estamos buscando que si bien algo puede parecer súper absurdo o incluso imbécil, si tuviste un mal día o un mes raro, todo lo que viste en Tiempos mozos podría pasar”.

En específico, lo que abordan es la historia de dos amigos que deambulan entre experiencias que van desde el desprecio paterno a las frustradas relaciones amorosas, cruzando el aborto, las funas de Internet, el racismo o el consumo de drogas. Todo eso condimentado con la aparición de actores como Mariana Di Girolamo, Diego Muñoz o Gonzalo Valenzuela, además de la comediante Paloma Salas y cameos de las protagonistas de Psicóticas inseguras, otra webserie millennial. “La idea de la serie siempre fue un poco la miseria de estos dos personajes. En base a eso, los primeros capítulos fueron un poco más disparatados”, dice Espinoza -también director de los episodios-, adelantando el giro que se viene para las tres nuevas entregas, que pondrán fin a la temporada.

“Nos interesaba mucho que se fuera dando un vuelco dramático, para que los personajes fueran mutando y creciendo dentro de esta oscuridad, sin perder el humor. Tomamos el concepto de la postcomedia, y nos inspiramos un poco en Atlanta o Master of none, que dejan la sensación de que viste algo cómico con una reflexión”, dice Espinoza sobre la serie, que produce junto a Socías y Lucas Engel (Dry Martina).

Por eso, en este regreso se intensifican los conflictos, incluyendo muertes y la enfermedad de uno de los protagonistas. “En la TV las series que se ganan los fondos y muestran a la juventud, quizás no están acertando, porque quienes están haciendo ese contenido no están conectados con la generación. Nosotros estamos adentro, entendemos los conflictos, los estamos viviendo, somos esas personas. Entonces es bonito escribir una dramedia así”.

Por lo pronto, contemplan estrenar los episodios en tres eventos de lanzamiento (Valparaíso el 11 de diciembre, Talca el 12 y Santiago el 14, entradas a la venta en WeLive), en que compartirán con los seguidores, y después hacerlos llegar a Internet. Luego, el objetivo es mayor: una segunda temporada más extensa que los conecte con el continente. “Nuestros planes son intentar expandirla, trabajar con comediantes de Latinoamérica y poder hacer que la serie se vea paralelamente en otros países”, cierra Espinoza, adelantando que podrían migrar de YouTube a otras plataformas.

Sobre el autor: