Culto
La película más costosa de China solo duró dos días en cartelera

La película más costosa de China solo duró dos días en cartelera

De acuerdo a los comentarios online, la película tenía demasiadas similitudes con Game of Thrones, Avatar y El Señor de los Anillos.

Tras gastar cerca de 112 millones de dólares y seis años en su desarrollo, Asura, la película más cara de China, tuvo que ser retirada de los cines tras dos días en cartelera producto del poco éxito que causó.

En total, Asura recopiló cerca de 7.1 millones en su fin de semana de estreno, muy lejos de los 450 millones que tenían como objetivo los productores.

Tras el fracaso de la cinta, las personas tras el film publicaron una declaración en redes sociales explicando que la película sería retirada de cartelera, aunque según el sitio de noticias Sina, la decisión no solo fue por el poco dinero recaudado, sino que esperan realizar algunos cambios a la películas y re-lanzarla en el futuro.

De acuerdo a los productores, el film tenía como objetivo ser una saga de fantasía épica, similar al Señor de los Anillos, sin embargo los usuarios de Weibo (red social china similar a Twitter), fueron rápidos en criticar la historia y la similitud con otras grandes películas.

Según un usuario que alcanzó a ver la película antes de que fuese retirada de cartelera, el pueblo que aparece en la película es muy similar a Hobbiton de El Señor de los Anillos, las mujeres tienen el estilo de Game of Thrones, y los personajes vuelan en aves similares a las que aparecen en Avatar. Los productores de la película, por otra parte, defienden al film indicando que fueron víctimas de trolls que comentaron negativamente antes de darle una oportunidad, truncando así su posibilidad de tener éxito en cartelera.

Asura contaban con un gran equipo tras la película, con el diseño del vestuario bajo Ngila Dickson (El Señor de los Anillos), Martín Hernandez como el director de audio (The Reventant, Birdman), y Charlie Iturriaga (Deadpool, Furious 7) como el supervisor de efectos visuales.

 

Sobre el autor: