Culto
Caso Tea Time: músico arriesga hasta 540 días de presidio

Caso Tea Time: músico arriesga hasta 540 días de presidio

La Fiscalía cerró la investigación de la querella por violencia intrafamiliar y ahora empujaría un juicio simplificado.

Durante la mañana de ayer se realizó la audiencia de cierre de la investigación que durante el año pasado golpeó al mundo de la música local: la querella contra el ex vocalista de Los Tetas, Camilo Castaldi, mejor conocido como Tea Time, presentada en agosto por su ex pareja, Valentina Henríquez, por violencia intrafamiliar.

La Fiscalía Centro Norte decidió cerrar la investigación debido a que el plazo había finalizado, lo anterior a pedido de los abogados del músico, quien ayer no estuvo en la instancia. A partir de ello, y ya realizadas todas las diligencias del caso, comenzó el plazo legal de 10 días para que la fiscal a cargo, María José Sánchez, evalúe los antecedentes y decida si se presentará una acusación o un requerimiento contra Castaldi.

El segundo sería el escenario más probable que empujaría la fiscalía; ello implicaría un juicio simplificado, procedimiento que se efectúa frente a un juzgado de garantía y cuando la pena posible corresponde a presidio menor en su grado mínimo, es decir, hasta 540 días. La entidad postulará que esa es la pena que podría establecer para el cantante.

Por su parte, la defensa del ex integrante de Los Tetas insistirá en su inocencia, como ha sucedido desde el inicio del proceso, lo que ha reafirmado el artista en las escasas declaraciones otorgada a los medios. De hecho, hace unas semanas, la fiscalía y los abogados del intérprete sondearon la posibilidad de suspender condicionalmente la causa, lo que fue finalmente rechazado por estos últimos, ya que desean insistir en probar la inocencia de su defendido.

El mismo que ha optado por no aparecer frente a la prensa, ingresando en un proceso de reclusión privado que lo ha distanciado de su círculo más cercano. De hecho, no ha vuelto a contactarse con sus ex compañeros en Los Tetas, quienes decidieron expulsarlo del conjunto el mismo día en que se supieron las denuncias.

Fue esa mañana en que Henríquez, de 24 años, publicó un texto a través de su cuenta de Facebook que lo acusaba de maltrato físico y sicológico reiterado durante el año y seis meses de relación, junto a una serie de fotografías de las lesiones. El 2 de julio realizó la denuncia formal del caso y un mes después presentó una querella por violencia intrafamiliar. A partir de esto, salieron a la luz situaciones de violencia contra otras personas por parte del mismo Castaldi, como la agresión a un chofer de Uber y la amenaza con un sable contra el conserje de su edificio.

Pero la voz de Corazón de sandía no sólo enfrenta la acción judicial por violencia doméstica. También fue formalizado por el delito de receptación de la guitarra robada a la cantante Javiera Mena, hecho que salió a la luz por la misma publicación de Henríquez. El intérprete se defendió en su momento argumentando que cuando compró el instrumento no sabía que era robado y que pese a que su ex pareja se enteró luego de su procedencia, no lo devolvió. Este caso todavía no ha sido resuelto por la justicia y sigue en desarrollo.

Sobre el autor: