Culto
Botánica: una mirada artística de la naturaleza

Botánica: una mirada artística de la naturaleza

La muestra en Galería Aninat reúne a Constanza Ragal y Jacinta Besa, entre otros artistas.

En una época donde la experiencia digital absorbe casi por completo al ser humano, su relación con la naturaleza es cada vez menos sensorial. Esa es la idea sobre la que busca reflexionar Botánica, exploración de campo, la exposición de Galería Aninat que, hasta el 10 de agosto, reúne las propuestas de seis jóvenes artistas: Constanza Ragal, Jacinta Besa, Soledad Urzúa, Rolando Cisternas, María Ossandón, y Constanza Obach.

“A través de redes sociales nos dimos cuenta de que la gente ve a través del ojo de otros la naturaleza y ese tema nos parecía interesante”, comenta Javiera García-Huidobro, directora de Galería Aninat. En esa línea cada artista presenta distintas visiones y soportes que van desde la ilustración a la técnica mixta.

Ilustración de una Ochagavia, de Constanza Obach.

“Mi principal objetivo es compartir una interpretación de nuestra flora. En ella se encuentra la armonía perfecta”, dice Constanza Obach, artista botánica que exhibe ilustraciones y parte de su proceso metodológico a través del cual logra estudiar el funcionamiento de las plantas.

Dedicada a trabajar la tierra en su propio jardín, Soledad Urzúa traspasa ese aprendizaje a óleos sobre tela y grandes collages. “En ellos imito y evoco procesos de la naturaleza. Al usar materiales orgánicos me acerco al lenguaje universal que utiliza la naturaleza en su estado más puro”, explica.

Jardín con frutas, óleo de Soledad Urzúa.

Desde una perspectiva más crítica, Constanza Ragal vincula en sus obras -un óleo y una escultura- al cerebro humano con la naturaleza, “problematizando la toma de conciencia existencial y la ruptura con el entorno original”, cuenta sobre la propuesta de las dos obras que exhibe.

La muestra la completan Rolando Cisternas, María Ossandón y Jacinta Besa. A través del dibujo, utilizando además tinta china y carboncillo, Cisternas crea una ficción geológica inspirada en su memoria y experiencias personales. A su vez, María Ossandón trabaja también desde la memoria, utilizando trozos de loza y baldosas recolectadas tras los terremotos ocurridos en Chile. Con ese material y tinta china crea pequeños paisajes. Jacinta Besa, en tanto, también crea su propio imaginario, pero vinculando la naturaleza y el rol de la mujer, utilizando la plasticina como material fundamental.

Sobre el autor: