Culto
El resplandecer de Kubrick

El resplandecer de Kubrick

La marca del genio de El Bronx no tiene fin y ahora, en el mes de su natalicio, le contamos de su impronta en el mundo del cine. Un maestro que sigue dictando cátedra a los estudiantes de cinematografía.

Dicen que Stanley Kubrick poseía un CI más alto que el de un chico normal. Mucho más. El problema del adolescente nacido en El Bronx es que, al parecer, no lo ocupaba mucho. Flojo e indisciplinado, sus profesores no supieron ver su talento oculto.

Afortunadamente, Kubrick despertó a tiempo para iniciar una carrera que tuvo como punto de partida la fotografía, a los 16 años. Ya sabiendo lo que sería su futuro, hizo una carrera de director de cine, guionista y productor que lo llevó a ser considerado como uno de los profesionales más influyentes del siglo XX.

Destacó por su precisión técnica, la estilización de sus películas y su marcado simbolismo, algo que hasta el día de hoy se enseña en las carreras de cinematografía. Películas como 2001: Odisea del espacio, La naranja mecánica y Ojos bien cerrados, son consideradas verdaderas obras maestras.

Todas sus cintas pueden ser señaladas como clásicos del cine, algo que sólo Stephen King se ha encargado de menospreciar. Es que su pésima relación con Kubrick en El resplandor lo llevó a demostrar su ira por considerar que se alejó mucho de su best seller. En gustos…

Sabías que: Stanley Kubrick realizó un total de 16 proyectos filmográficos, entre cortometrajes, documentales y películas. Ganó un Oscar: Mejores efectos visuales por ‘2001: Odisea del espacio’.

Sobre el autor: