Culto
Risk, la otra cara de Julian Assange

Risk, la otra cara de Julian Assange

En una hora y media, el documental de Laura Poitras, exhibe cronológicamente los hechos que marcaron a WikiLeaks y su fundador durante la última década, mostrando de paso su personalidad y las relaciones que tiene con su entorno.

“La mayoría de la gente que tiene principios muy fuertes no sobrevive por mucho tiempo. De hecho, queremos que sobrevivan por mucho tiempo, pero no lo logran”. Con esas palabras de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, comienza Risk.

El documental, de poco más de 90 minutos, tiene como eje a Laura Poitras, quien trabajó anteriormente en My Country, My Country (2006), The Oath (2010) y Citizenfour (2014), producción que le valió ganar un premio Oscar al mejor documental. Acá la realizadora es directora, escritora y parte de la misma historia, adentrándose en las operaciones de WikiLeaks y la cotidianidad de inicios de esta década que marcaba a su creador.

Para ello, Poitras usa segmentos de la producción, a modo de diario de vida, para contar sobre su relación en ese momento con Assange y lo que está en juego al filmarlo. “No comprendo por qué confía en mí, porque creo no agradarle”, cuenta la directora.

Así, en su primera media hora, Risk exhibe las declaraciones de principios del activista australiano y quienes le rodean en el proyecto WikiLeaks, además de los logros mediáticos que la plataforma de documentos confidenciales tuvo. Para ello, se enfoca en un debate en medio de la primavera árabe en donde participa Jacob Appelbaum (miembro importante tras el Proyecto Tor, navegador que potencia el anonimato en línea) y la filtración del video del ataque aéreo en Bagdad (julio de 2007), en el que murieron dos periodistas de Reuters.

Frases como “No creo en los mártires (…) Creo que la gente debería correr riesgos” o “El riesgo de inacción es excesivamente alto y, con cada día que vives tu vida, pierdes otro día. ¿Cuál es el riesgo de sentarte ahí? Acabas de perder un día. Acabas de morir un día. No tienes tantos, así que… Si no luchas por las cosas en las que crees y cada día desaparece, entonces estás perdiendo la pelea”, son parte del discurso idealista de Assange, que se intercalan a los hitos de la plataforma que fundó.

Eso hasta que una llamada cambia todo el eje del relato que construye Laura Poitras. Ahí el documental empalma con las acusaciones de abuso sexual en contra de Assange, momento en que también se postergan los fines de WikiLeaks para pasar, parcialmente, a la mente del autor de Criptopunks: la libertad y el futuro de la internet. La misma directora en otra de sus confesiones a “su diario” lo confirma.

Risk nos entrega la versión más ‘sin filtro’ de Assange que hayamos visto”, adelantó Business Insider en su reseña del documental. Y la verdad es que esa impresión queda con la vertiente que toma Poitras: Julian se percibe como alguien que se ve por encima de sus compañeros de labores, dictáncoles qué decir y cómo actuar. Eso y más marcan el tránsito sicológico que vive el hombre tras WikiLeaks desde las denuncias hasta el asilo político que le concede Ecuador. Y ahí es donde se rompe también, con una particular entrevista que le realiza la cantante Lady Gaga, quien no cae en la condescendencia del entorno del australiano.

El último tercio del documental toma a los otros personajes de la historia, como Sarah Harrison (editora de WikiLeaks y pareja de Assange hasta 2012), Appelbaum y las acusaciones de acoso sexual que enfrentó (y que lo llevaron a salir del Poryecto Tor), Edward Snowden y las investigaciones que estaba enfrentando la misma Poitras por parte del FBI.

Que quede claro. Risk es una cronología de los hechos que marcaron tanto a Assange como a WikiLeaks en esta década, no se adentra en la declaración de principios de su fundador ni quienes han trabajado mancomunadamente, como tampoco hay contacto con las denunciantes. Todo es desde el interior de la intimidad de Assange, quien no deja de percibirse como un personaje misterioso y de quien no queda claro cuáles son sus fines.

Risk es emitida por Showtime, los mismos detrás de la exhibición de la serie documental Dark Net, que hace poco puso su segunda temporada a disposición de los usuarios de Netflix, misma plataforma donde puede verse el trabajo de Laura Poitras.

Risk, de Laura Poitras. Disponible en Netflix.
Sobre el autor:

Felipe Rojas |
Periodista de La Tercera