Culto
Rómulo Aramburú, escultor del Museo de Cera: “Es un trabajo para que la gente lo disfrute”

Rómulo Aramburú, escultor del Museo de Cera: “Es un trabajo para que la gente lo disfrute”

Responsable de las esculturas del primer museo de cera del país, en Las Condes, el artista habla sobre el proceso de realización de las figuras y responde a las críticas.

Comenzó a trabajar en cera hace aproximadamente 15 años. A medida que investigaba, Rómulo Aramburú (55) se dio cuenta de que podía hacer figuras de ese material. Si Madame Tussaud ya lo había hecho antes, por qué él no. “Yo hago los personajes para que la gente no los olvide. Esa fue mi inspiración”, dice.

El compositor polaco Frédéric Chopin fue la primera figura que modeló, hace más de una década. “Esa era mi meta, quería hacer a los músicos que admiro. Quería hacer a Beethoven o Bach”, cuenta el escultor de Peñalolén, autor de las 35 figuras que desde el próximo 8 de julio se expondrán en el Museo Cera Las Condes, ubicado en el Pueblito Los Dominicos.

Hace dos años comenzó el proceso para levantar el primer espacio de este tipo en Chile, una iniciativa personal y acogida por la Municipalidad de Las Condes y la Corporación Cultural de la misma comuna.

Entre las réplicas que exhibe están Pablo Neruda, Gabriela Mistral, el ex Presidente Patricio Aylwin, Stefan Kramer, Mateo de Toro (en la foto) y Zambrano, Delfina Guzmán, Julio Martínez, Cecilia Bolocco y Felipe Camiroaga, entre otras figuras de la política, el deporte, la cultura y la TV.

Una lista final que fue elaborada por el Concejo Municipal de Las Condes.

De la nada

Sus primeros acercamientos al arte los tuvo en el Liceo Experimental Artístico, donde estudió entre los 14 y 18 años. Allí, Aramburú se dedicó principalmente a la pintura y escultura. Más tarde, investigó distintos materiales y técnicas.

A la cera se aproximó a través de la fundición en cobre y la técnica del moldeo a la cera perdida, un proceso escultórico que permite realizar figuras en metal a partir de prototipos de cera. “Empecé a practicar y era muy difícil porque comencé de la nada, pero ahí me di cuenta que podía. Lo más difícil era que después había que maquillar y poner pelo”, cuenta sobre el proceso.

Para la realización de las figuras que se exhibirán en el Museo Cera Las Condes, Aramburú se reunió con los protagonistas. Para disponer de material de base suficiente para realizar las esculturas, les tomó medidas y los fotografió desde distintos ángulos. Tras ese proceso, empezaba el trabajo de taller. “Hay que comenzar primero con la arcilla, uno con eso modela. Después se saca una matriz que hago con yeso, y luego se pasa a cera. Al final viene postura de pelo y maquillaje”, explica el escultor.

Para moldear las figuras, el escultor utilizó una aleación de distintos tipos de cera y resinas que resisten temperaturas de hasta 40°C. Algunas de las réplicas del museo, además de tener partes de cera como la cabeza y manos, cuenta con un torso de maniquí modificado de acuerdo a la contextura de cada personaje. Según explica Aramburú, una figura completamente de cera, tardaría dos meses en hacerse.

Tras conocerse las primeras imágenes de los personajes que tendrá el museo, el trabajo de Rómulo Aramburú recibió todo tipo de críticas. Stefan Kramer, Luis Jara y Gabriela Mistral fueron las figuras más cuestionadas por su aspecto.

“La gente ni siquiera las ha visto y dicen que el trabajo está terrible. No le encuentro sentido. Esto es para la comunidad, no es para que te lo destruyan. Es un trabajo para que la gente lo disfrute”, señala Aramburú ante los comentarios adversos. Para el escultor esto es algo que recién comienza y que se puede perfeccionar. “Esto no se enseña. Uno tiene que ir descubriéndolo de a poco”, dice.

A raíz de las críticas, el concejal de Las Condes Felipe de Pujadas, anunció que algunas de las figuras cuestionadas serán retocadas antes de la inauguración del museo. Por su parte, Aramburú sigue trabajando en nuevas esculturas para el museo, y en otros proyectos personales, como un animatronic de un Centauro de dos metros de altura.

Sobre el autor: