Culto
Los accidentes que marcaron la carrera de Michael Jackson

Los accidentes que marcaron la carrera de Michael Jackson

Uno de los tensos momentos que vivió el fallecido artista se dio en junio de 1999, hace dos décadas, en Munich, cuando una pasarela no funcionó cómo debía y el cuerpo de MJ amortiguó un descenso brusco de la construcción.

Michael Jackson es un tipo lleno de historias. Mascotas exóticas, compositor de música de videojuegos y comprador compulsivo por un lado, más la vertiente de acusaciones de acoso y abuso sexual junto con los shows cancelados por otro, sumado a una carrera en que rompió récords no solo musicales sino también a nivel de videoclips, hacen que cualquier arista de la vida del norteamericano sea de análisis.

Quien estuvo en la cúspide también vio el borde del precipicio en más de una ocasión (y de distintas maneras). Por ello, en el día que se cumple una década del fallecimiento del Rey del Pop, en Culto repasamos los momentos en que más peligro corrió su vida.

El comercial de Pepsi

En medio del éxito de Thriller, el que a día de hoy permanece en el podio de los álbumes más vendidos de la historia, Jackson firmó un contrato con Pepsi por US$ 5 millones (en desmedro de Coca Cola que solo le ofreció US$ 1 millón y que terminó fichando a Bill Cosby).

El primer anuncio vino en 1983. Tras ser televisado, las ventas de Pepsi tuvieron un aumento de US$ 7.7 mil, mientras las de su competidor disminuyeron, según reportó Telegraph en junio de 2017, en una nota que llevó por título “¿Cómo Pepsi casi asesinó a Michael Jackson?”.

Con el éxito en el bolsillo, había que ir por más. Así llegó enero de 1984, un día lamentable en la carrera de Jackson.

La idea era mostrar algo más grandilocuente. Para ello, se preparó una especie de show en el que el músico estaría junto a sus hermanos. Y todo anduvo bien, al menos en las primeras cinco tomas.

Sin embargo lo trágico vino a la sexta prueba. En cada inicio de secuencia, fuegos artificiales brillaban tras Jackson. En esta pasada, las chispas cayeron en su cabello, el cual se encendió rápidamente. El cantante, sin darse cuenta, siguió su trayecto mientras la llama aumentaba, hasta que un grupo de trabajadores corrió a él y comenzó a golpear en su cabeza para extinguir el fuego.

El video del momento fue subido por US Weekly tras la muerte de MJ en 2009.

Los reportes noticiosos de la época arrojaron quemaduras de segundo y tercer grado en su cuero cabelludo, rostro y cuerpo. Pese a ello, el artista no demandó a Pepsi, ya que consideró que todo fue un accidente. A modo de indemnización, recibió US$ 1.5 millones, los cuales fueron donados a un centro médico de California dedicado al tratamiento de quemaduras.

Ya años después, específicamente en 1993, la marca de bebidas finalizó su contrato con el cantante en medio de la gira mundial del álbum Dangerous, esto en medio de las acusaciones de abuso sexual que enfrentó.

En paralelo, en aquel entonces la prensa destacaba que Jackson ingresó a un tratamiento para superar su adicción a los sedantes, la cual comenzó por el mismo accidente de 1984.

La caída en Munich

La historia da un salto gigante, precisamente al 25 de junio de 1999, 10 años exactos antes de su muerte. Ese día, el Rey del Pop comenzó en Corea del Sur una serie de presentaciones breves, en las que le acompañó Slash como guitarrista, la que llevó por nombre “MJ & Friends”.

Dentro del show, específicamente en “Earth song”, llamaba la atención el uso de una pasarela que se desmontaba por un momento y que elevaba aún más la figura de Jackson.

En ese apartado, todo salió perfecto en Seúl aquel día. Sin embargo, dos días después vendría lo inesperado en Munich, Alemania.

Aquel 27 de junio el espectáculo se realizó calcado al anterior. El medley inicial, que incluía temas como “Beat it” y “Black or white”, y posteriormente Dangerous estuvieron apegadas al manual. Jackson y los técnicos de sonido, como parte del show, intentaban sacar a Slash del escenario, mientras este seguía tocando guitarra y jugando, desplazándose de lado a lado.

Todo bien, hasta que llegó “Earth song” y MJ volvió a subir a la pasarela, con pirotecnia que se desplegaba por los costados. Nada parecía fuera de lugar. Sin embargo, al desarmarse la construcción, esta subió más de lo normal -respecto del show en Seúl- y luego, repentinamente, bajó hasta chocar con el piso. Pese a que en ese momento no había nadie, Jackson fue el gran perjudicado.

Si bien Jackson volvió al escenario y continuó la performance, en la que -en ese tema en específico- aparecía un tanque con un soldado, se podía percibir cierta movilidad reducida.

Dada la situación, algunos fans en distintos foros de internet rumorearon sobre las condiciones de salud tras su show, incluso después de su muerte. Pese a que no trascendió un informe médico con la condición médica del intérprete de “Billie Jean”, varios no tardaron en decir que tenía sus piernas quemadas y algunas fracturas.

“El accidente dejó secuelas en la columna, dolor de espalda, incluso él continuó el show, y lo trasladaron inmediatamente a un centro asistencial. Pero de quemaduras en la piel, de todas las biografías que he leído y por lo que he escuchado, no mencionan nada”, asegura Raúl Reyes, fanático y coleccionista de Michael Jackson.

Tal como menciona Reyes, el Rey del Pop siguió su show, y tal como lo hizo en Corea del Sur, continuó con “You are not alone”, la última de la noche. Tras ello, lanzó parte de su equipo en el escenario.

Tras ello, las apariciones en vivo de Michael Jackson disminuyeron considerablemente. Según el portal especializado Setlist.fm, tras Munich y hasta 2006 tuvo 12 shows públicos, muchos de los cuales en los que cantó o dobló no más de dos canciones.

Y eso, en el horizonte del artista, pretendía cambiar en 2009, con la gira This is it, que tenía fecha inicial para el 13 de julio de ese año. Sin embargo, el cantante falleció el 25 de junio.

Sobre el autor: