Culto
Yann Tiersen más allá de Amélie

Yann Tiersen más allá de Amélie

El compositor francés, nacido un 23 de junio de 1970 y conocido por trabajar en la banda sonora de la película de Jean-Pierre Jeunet, está algo apartado del mundo del cine, pero se mantiene lanzando álbumes con el piano como protagonista.

Corría 2001. Aquel año en las salas de cine se estrenó Amélie, cinta dirigida por Jean-Pierre Jeunet y que contó con gran éxito. Con el correr del tiempo fue nominada a los premios Oscar, Globos de Oro y Bafta.

Ahí, uno de los encargados de dar parte de la vida a la historia fue Yann Tiersen, músico francés que estuvo detrás de la banda sonora de la producción y que saltó a la fama mundial por melodías como “Comptine d’un autre été”.

Sin embargo, Tiersen venía trabajando y publicando discos varios años antes. Su primer lanzamiento se remite a 1995, cuando debutó con La valse des monstres, disco que contó solo con mil copias. Ahí mostró parte de su trabajo para representaciones teatrales, del cual dos composiciones fueron ocupadas más adelante para Amelie: “The Waltz of the Monsters” y “Banquet”.

Tras ello el músico siguió grabando nuevas piezas. Publicó los álbumes Rue des cascades (1996), Le phare (1997) y Tout est calme (1999). Sumado a lo anterior, tuvo sus primeros acercamientos con producciones: en 1997 musicalizó el corto L’homme aux bras ballants, mientras al año siguiente estuvo tras la misma labor en el documental Les grandes batailles de monsieur le Maire.

Así, pasó el tiempo y llegó el nuevo milenio. Yann Tiersen comenzó a planificar su próximo trabajo de estudio, momento en el que fue contactado por el director Jean-Pierre Jeunet para musicalizar Amélie. “Estaba trabajando en mi último álbum, L’Absente, y le dije que no tenía mucho tiempo”, afirmó Tiersen en entrevista al sitio MusicOMH, añadiendo que por ello Jeunet “comenzó a buscar material de mis álbumes anteriores, luego agregué algunas pistas nuevas. A veces reemplazó las canciones que eligió de mis álbumes anteriores por otras nuevas”.

Sustentando lo ocupado que estaba Tiersen, Jeunet, entrevistado por Urban Cinefile, contó que “en el transcurso de dos semanas compuso diecinueve piezas para nosotros”, añadiendo lo maravillado que lo dejó la música del compositor desde un principio. Pese a que los dejó escoger melodías de sus álbumes anteriores, la tarea no fue fácil, pues “la parte difícil fue hacer una selección, porque todas las pistas funcionaron con las imágenes de la película”.

Volvemos al inicio de la nota: Amélie se estrenó en los cines del mundo en 2001. El éxito le valió recibir cinco nominaciones a los premios Oscar, una a los Globos de Oro y nueve a los BAFTA, de los que ganaron dos, mientras Tiersen llegó a estar en la lista de “Mejor música de película”. Eso sí, en los World Soundtrack Awards 2001 el francés fue reconocido por el “Mejor soundtrack original del año”.

Tras ello, el francés lanzó ese mismo año L’Absente. Posteriormente se sumó como compositor a Good bye, Lenin! (2003) de Wolfgang Becker. En esta última, a diferencia de Amélie, partió el trabajo musical desde cero.

Después de unos años de pausa, retomó sus producciones de estudio con Les retrouvailles (2005). Aquel disco lo llevó por una gira en 2007 que lo trajo a Latinoamérica, año en que debutó en Chile (donde se presentaría en distintas ocasiones, tanto en Santiago como en Concepción).

¿Le molestaba que se limitara el análisis de su carrera a la banda sonora de la película de Jeunet? “Me resulta raro que me pregunten por Amélie. No tengo nada que responder. Algo especial se produjo en la banda sonora de Good Bye Lenin! que fue realmente una creación. Amélie no lo fue tanto porque se tomaron pedazos de canciones que ya existían”, aseguró Tiersen a La Tercera el 13 de abril de 2007. Un día antes el músico se había presentado en el Centro de Eventos Cerro Bellavista, en la Región Metropolitana.

En aquella misma entrevista, el compositor dejó entrever que el mundo del cine le generaba cierta incomodidad por no sintonizar con los protocolos de producción. “Cuando hay un exceso de música en ciertas películas es para enmascarar una mala película. Artísticamente mi manera de trabajar no difiere para nada en el cine o en otro formato. Pero mis opciones juegan en contra del proceso de crear una banda sonora. No me gusta saber cómo va a terminar un proceso creativo. Soy un admirador del cine y estoy abierto a hacer proyectos interesantes, pero lo veo un poco difícil por el método de trabajo que la mayoría de las bandas sonoras obligan”, añadió.

Esa declaración se hizo acción. Tras Good Bye Lenin!, Yann Tiersen siguió publicando discos de estudio, mientras su participación en producciones se limitó al mundo de los cortometrajes y documentales.

Este 2019 el francés lanzó All, álbum que contó con la mezcla y co-producción de Gareth Jones, quien ha destacado por su trabajo junto a Depeche Mode y Erasure. A su vez, Tiersen ha presentado su último larga duración en Estados Unidos y ya tiene agendados shows para los próximos meses en una gira por Europa.

Sobre el autor: