Culto
Primer museo de cera del país abre en Las Condes

Primer museo de cera del país abre en Las Condes

Al estilo de Madame Tussauds, el 8 de julio se inaugura en el Pueblito Los Dominicos este espacio de 600 metros cuadrados con esculturas de 35 figuras de la política, el deporte, la cultura y el espectáculo chileno. Desde Arturo Prat a Gabriela Mistral, pasando por Marcelo Ríos, Felipe Camiroaga y los presidentes Aylwin y Aguirre Cerda.

Tienen siglos de antigüedad. La primera figura de cera data de la Edad Media como parte de una práctica asociada al cortejo fúnebre de la realeza: para evitar hacer una procesión con el cadáver verdadero se comenzó a elaborar una réplica de cera. Así, la Abadía de Westminster en Londres tiene una colección de figuras de cera que se remonta a la época de Eduardo III de Inglaterra, fallecido en 1377 y sería esa misma ciudad la cuna de la mujer que popularizó esta práctica a nivel mundial.

La escultora francesa Marie Grosholtz, más conocida como Madame Tussaud, creó en 1777 su primera estatua de cera de Voltaire. Tras la Revolución Francesa se estableció en Londres y hoy su nombre da vida al museo de cera más famoso del mundo, atracción turística en Londres, Los Angeles, Nueva York, Las Vegas, Shanghai, Amsterdam, Sydney o Viena, entre otras ciudades. La gama de personajes se ha ampliado a a la realeza, líderes políticos, músicos, estrellas de Hollywood y superhéroes Marvel.

Con esa inspiración, hace dos años nació la idea de crear el primer museo de cera en Chile, que fue acogida por la Municipalidad de Las Condes y el equipo de la Corporación Cultural, quienes han trabajado en el más profundo hermetismo las primeras 35 figuras de cera que el próximo 8 de julio serán exhibidas a público por primera vez.

“En este espacio cultural, las personas podrán conocer nuestra historia con personajes que han sido claves en el correr de los años de Chile, y que han dejado un legado”, dice el alcalde Joaquín Lavín, uno de los más entusiastas en echar a andar el proyecto. “Ojalá esa presencia mágica nos motive a conocerlos mejor, a revisar sus obras y sus aportes y por qué no, a mirarlos a los ojos”, agrega el edil.

El llamado Museo Cera Las Condes, que cuenta con el auspicio de BCI y La Tercera como media partner, se emplaza a la entrada del Centro Artesanal Pueblito Los Dominicos, en una de las antiguas bodegas coloniales pertenecientes a la Iglesia San Vicente Ferrer, construida entre 1809 y 1847 y declarada Monumento Histórico en 1983.

El edificio ha sido acondicionado completamente en su interior con rampas y paneles, además de un sistema de climatización para conservar las piezas de cera que no debe exceder los 22° C de temperatura.

Los ex presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei Montalva, Pedro Aguirre Cerda y Arturo Alessandri Palma. FOTOS: PATRICIO FUENTES

Las 35 figuras fueron elaboradas completamente en Chile por un equipo de artistas, liderado por el escultor Rómulo Aramburú, quien fue además uno de los iniciadores del proyecto. La lista de nombres inicial, eso sí, fue diseñada por el Concejo Municipal de Las Condes y van desde personajes históricos como Pedro de Valdivia y Mateo de Toro y Zambrano, pasando por una galería de presidentes de Chile, entre ellos Pedro Aguirre Cerda, Arturo Alessandri Palma, Eduardo Frei Montalva y Patricio Aylwin.

El recorrido dentro del espacio continúa con figuras del deporte como el tenista Marcelo “Chino” Ríos, la maratonista Erika Olivera, el gimnasta Tomás González y el futbolista y comentarista deportivo Sergio Livingstone.

Entre las figuras del espectáculo y la cultura destacan la ex miss Universo Cecilia Bolocco, el animador Felipe Camiroaga, el cantante Luis Jara, los actores Delfina Guzmán y Héctor Noguera, la poeta y Premio Nobel Gabriela Mistral, junto a su par Pablo Neruda, el Padre Alberto Hurtado y Sor Teresa de los Andes.

Mortalmente parecidos

El museo funcionará bajo la coordinación de la Corporación Cultural de Las Condes y su director, Francisco Javier Court, y la Corporación de Educación y Salud de la comuna. “Este es el primer espacio en su naturaleza en el país y por eso estamos en un período de prueba, vamos a ver cómo es la recepción del público y a partir de ahí seguiremos trabajando. Nuestra idea es ampliar el museo cada año con cinco nuevas figuras”, cuenta el productor de artes visuales de la Corporación Cultural, Fernando Moya, quien estuvo detrás de esta primera museografía. Ya se está trabajando en nuevos personajes, entre ellos Lautaro, Inés de Suárez, Tonka Tomicic e Iván Zamorano.

Complementando las esculturas hay una serie de paneles con pantallas táctiles donde se despliega la biografía de cada personaje. También frente a algunos se instaló un sofisticado sistema de parlantes, a través de los cuales el público podrá oír, hablar e incluso cantar, en el caso de Luis Jara, por ejemplo. “Estamos aplicando tecnología para lograr un museo de cera que sea dinámico y atractivo”, agrega Moya.

Además de dar su consentimiento en el uso de las imágenes, muchas de las personas representadas donaron atuendos propios para vestir a sus réplicas. Fue el caso del cantante Luis Jara, el comediante Coco Legrand, el animador Antonio Vodanovic y el imitador Stefan Kramer, quien incluso cedió el vestuario que usó en su segunda presentación en el Festival de Viña del Mar de 2018. Otro elemento histórico es la piocha presidencial original que fue donada por los herederos del Presidente Pedro Aguirre Cerda.

El proceso de modelado en cera es totalmente artesanal y dura varios meses. Al comienzo del recorrido, un video grafica el trabajo de Aramburú, quien comienza con la estructura ósea para luego hacer un molde en arcilla que es trabajado en cera.

Culminado ese proceso, las figuras se maquillan, se les inserta pelo y se visten. Cada cierto tiempo las figuras se mantienen y retocan. Quizás algunas de las esculturas más complejas fueron las de los próceres, como Bernardo O’Higgins, José Miguel Carrera o Diego Portales, realizadas sobre la base de datos historiográficos y los escasos retratos que se tienen de ellos. Pero probablemente para otros resulte más complejo el caso de las figuras basadas en personajes vivos, y en los que el parecido sigue dependiendo del inexorable paso del tiempo.

Sobre el autor: