Culto
Las muertes más impactantes de la televisión

Las muertes más impactantes de la televisión

Series existen muchas, y su cantidad parece ser infinita. Hace décadas que las ficciones cautivan a millones de personas alrededor del mundo, llegando a causar una fuerte impresión al matar a uno o más de sus personajes.

Drama, comedia, thriller, de acción, infantiles y así, muchas más. Series hay en diversidad de géneros y con su origen en diferentes lugares del mundo.

La oferta de ficciones televisivas es tan amplia que aún no encuentra un límite (ni lo encontrará). Aquel formato de producto audiovisual, ha sabido cautivar a millones de personas, adentrándolos en sus historias a tal nivel que muchos son fieles durante años a un relato en específico.

Con ese nivel de compromiso entre el espectador y la serie, no es sorpresa que al morir un personaje el fan sufra, y mucho.

Mientras algunos decesos causaron impacto porque fueron inesperados, otros impresionaron por tratarse de un personaje muy querido o por las circunstancias emotivas en torno a este.

De las tantas series que existen hoy en día, seleccionamos aquellas muertes que en Culto consideramos más fuertes, casi como hitos de la historia de la televisión.

Charlie Pace (Lost)

Sobrevivió al accidente en avión y tantos otros peligros a los que se tuvieron que enfrentar al caer en aquella extraña isla. Luego que Charlie Pace y Desmond Hume vencieron la orden de muerte que dio Ben, sacaron el código para desbloquear el teléfono de señal satelital que les permitiría comunicarse con Penny, la novia de Desmond. Charlie es quien logra hablar con Penny, quien le dice que el barco que arribó a la isla no tiene ninguna relación con ella. Pace intenta avisarle lo antes posible a Hume, pero Mikhail detona una granada que rápidamente comienza a inundar el búnker. La única forma de salvar a Desmond y alertarlo, es encerrarse en la sala de comunicaciones y a través de la ventana le dice “No es el barco de Penny”. Charlie cumplió su misión antes de morir ahogado.

Charlie Pace, Lost.

Adriana Le Cerva (The Sopranos)

Christopher Moltisanti, sobrino y protegido de Tony Soprano, tenía una relación amorosa con Adriana. Era una de las pocas relaciones “estables” retratadas en la serie, pero esto cambió en la quinta temporada. Adriana traiciona a Christopher y su grupo al filtrar información al FBI. Cuando Moltisanti se entera, le cuenta a Tony, quien a su vez ordena a Silvio Dante que la asesine. Tras un viaje en automóvil por la carretera, Silvio detiene el vehículo al interior de un bosque a un lado del camino, la obliga a salir y le dispara.

Adriana Le Cerva y Silvio Dante, Los Soprano.

Ned Stark (Game of Thrones)

La primera gran muerte que impactó a la audiencia de Game of Thrones fue la de Ned Stark. Aquel hombre honorable, cabeza de la familia de norte, fue traicionado y hasta el último minuto estaba en duda si se ejecutaría la sentencia o no. La decisión del Rey Joffrey no solo marcó un punto de no retorno en la historia, además dejó en claro el tono de la serie -“En el juego de tronos, ganas o mueres”-, y significó un cambio en la narrativa, también se podía matar al aparente protagonista aunque la historia esté recién comenzando.

Ser Illyn Payne y Ned Stark, Game of Thrones.

Zoe Barnes (House of Cards)

La joven periodista que se confabuló con el aspirante a presidente, Frank Underwood, cayó en la misma red de trampas que ella creía que estaba tejiendo. Cuando Underwood consideró que Barnes significaba una posible amenaza más que una aliada, la citó a una estación de metro para “conversar” oculto a un lado de la vía. Los espectadores -y mucho menos Zoe- no vieron venir que el político simplemente decidió acallar cualquier posible afrenta arrojándola a la vías del tren. Ese fue el arranque de la segunda temporada. Claramente Frank Underwood no tenía miedo a ensuciarse las manos.

Zoe Barnes, House of Cards.

Omar Little (The Wire)

Las casas de Barksdale eran objetivo frecuente en la búsqueda de droga por parte de la banda de Omar Little. Fue en uno de esos enfrentamientos que falleció Tosha, una de las traficantes, por lo que Omar dudó de la continuidad de aquella guerra habitual. Varias temporadas después, Little ingresa a una tienda a comprar cigarros, sin percatarse que Kenard, un niño reclutado por Michael Lee, lo sigue. De un momento a otro, Kenard le dispara a Little en la sien, causando muerte instantánea. Curiosamente, en la tercera temporada Kenard quería “ser Omar” cuando imitaban el tiroteo de Barksdale.

Omar Little, The Wire.

Jane Margolis (Breaking Bad)

Jane no era un personaje protagónico en Breaking Bad, pero su muerte no solo fue dramática, también marcó un antes y un después en la trama de la historia. Ella dormía junto a Jessie tras una noche de drogas, cuando Walter White ingresó a su casa buscando las metanfetaminas que debía entregar. De pronto Jane comienza a vomitar -producto del consumo de sustancias- y Walter nota que la chica se ahoga con su propio vómito. Su primer impulso fue socorrerla, pero tras ver a Jessie, decide dejarla morir. Ese fue el punto en que el Señor White dejó de ser aquel padre de familia que enseñaba química en una escuela, y tomó a pecho su rol como “cocinero” de meta.

Walter White y Jane Margolis, Breaking Bad.

Lori Grimes (The Walking Dead)

Huyendo de los muertos vivientes en una penitenciaria, Lori comienza a sentir contracciones: llegó el momento de dar a luz a su bebé. De emergencia se refugió en la sala de calderas junto a Maggie y Carl, quienes intentaron asistirla en el parto. Sin embargo, comenzó a perder mucha sangre y Lori decidió salvar la vida de su bebé antes que la suya. Maggie tuvo que hacer una cesárea con la precariedad de aquella situación e intentar reanimar al bebé que nació inconsciente. Lori se despidió de su hijo Carl con emotivas palabras, antes que él se viera obligado a dispararle en la frente para evitar que se convirtiera en un zombie.

Lori Grimes, The Walking Dead.

Lawrence Kutner (House M.D.)

Era uno de los médicos elegidos por Gregory House para formar parte de su reducido equipo de diagnosis. Solía aguantar sus bromas e incluso ser el más alegre del pequeño grupo. Sin embargo, tras un extraño y prolongado tiempo de ausencia, Thirteen y Foreman van hasta su casa para buscarlo. Lamentablemente lo encontraron muerto, con las venas cortadas y un balazo en la cabeza. Fue un episodio fuerte no solo porque fue inesperado y sin aparente explicación, también porque House -como nunca- se veía muy afectado por ello.

House viendo una foto de Lawrence Kutner, House M.D.

Maude Flanders (The Simpsons)

En una serie animada que, entre bromas y situaciones extrañas solía tratar temas reales, desde las interacciones familiares hasta la política; las muertes de algunos personajes eran algo común, sobre todo en los especiales de Halloween “La casa del horror”. Generalmente estos volvían a la vida, pero hubo un deceso que no tuvo vuelta atrás. Homero insistió a un grupo de promotoras para que le lanzaran una camiseta con la fuerza de un cañón, pero al momento de recibirla se agachó y el impacto provocó la caída de Maude Flanders desde una gran altura. El médico inmediatamente confirmó su muerte. Desde entonces, la serie trató el tema de la viudez a través de Ned Flanders, quien además dejó de lado su optimismo y gentileza de siempre para increpar duramente a Homero por la muerte de su esposa.

Ned Flanders ve la caída de su esposa, Maude Flanders. The Simpsons.

Lane Pryce (Mad Men)

Cuando Don Draper descubrió que Lane Pryce malversó fondo y falsificó su firma, Pryce tuvo que renunciar a la empresa. Desesperado por su situación y sin saber qué hacer, no vio otra solución más que ahorcarse en la oficina dejando una carta de renuncia. Esta forma de proceder le aseguró a Pryce que su familia no quedara desamparada, ya que regía un seguro de vida en el que la empresa debía seguir pagando el sueldo del trabajador a la familia. Ya que la renuncia no se podía validar hasta el lunes siguiente, y que esta política no especificaba su invalidez en caso de suicidio, Don Draper decidió pagar la suma completa a Rebecca Pryce.

Lane Pryce, Mad Men.

Matthew Crawley (Downton Abbey)

Matthew -sin quererlo- fue el causante del conflicto familiar por la herencia de los Crawley. Por varios capítulos tenía un tira y afloja por el amor de Mary. Sobrevivió a la Primera Guerra Mundial, volvió a caminar tras quedar inválido, y cuando estaba felizmente casado como padre de un recién nacido, murió en un accidente de tránsito producto de una distracción. Es difícil determinar si la muerte de Matthew es más impactante que la de Sybill, la hija menor de Robert que perdió la vida debido a una preeclampsia tras dar a luz.

Matthew Crawley, Downton Abbey.

Derek Shepherd (Grey’s Anatomy)

El hospital Grey Sloan Memorial ya debe su nombre a otras dos muertes impactantes, pero si de decesos se trata, esta ficción hace difícil decidirse por solo una. Si bien el equipo de cirujanos protagonizado por Meredith Grey se dedica a salvar vidas, ella misma ha estado al borde de la muerte en más de una oportunidad y ha sufrido el deceso de personas cercanas a ella. George O’Malley, Lexie Grey y Mark Sloan murieron trágicamente siendo personajes muy queridos, pero Derek Sheperd además marcó un hito en la ficción. Si bien Meredith siempre fue la protagonista, la misma actriz reconoció que sintió un alivio cuando decidieron matar a quien personificaba a su esposo. La serie ha sido capaz de sobrevivir sin el “galán”, tras desgarradoras escenas del accidente que le dio muerte cerebral y la despedida antes de desconectarlo del soporte vital.

Derek Shepherd y Meredith Grey, Grey’s Anatomy.

Tracy McConnell (How I met your mother)

Durante nueve temporadas, Ted Mosby le contó a sus hijos y espectadores la -extensa- historia sobre cómo conoció a su esposa. Pero en realidad, la mujer en torno a quien giró su narrativa siempre fue Robin Scherbatsky, la periodista de quien se enamoró perdidamente desde la primera vez que la vio en el bar que frecuentaba con sus amigos. El final fue decepcionante para algunos y lógico para otros. Que los creadores decidieran matar a Tracy después de algunos años viviendo felices como familia, no fue del agrado de todos, incluso fue considerado utilitarista al darle a Ted la oportunidad de tener hijos mientras Robin desarrollaba su carrera. Todo un giro dramático considerando que durante toda una década Ted intentó superar a Robin buscando a su mujer ideal, para finalmente ir nuevamente en busca de Robin.

Ted Mosby y Tracy McConnell, How I met your mother.
Sobre el autor: