Culto
Muere Paul Sinegal, el “maestro” de la Stratocaster

Muere Paul Sinegal, el “maestro” de la Stratocaster

El guitarrista de 75 años oriundo de Louisiana era un icono del zydeco y una de las últimas leyendas del blues. De bajo perfil, no tenía interés alguno en reeditar su catálogo.

Paul “Lil Buck” Sinegal era de aquellos guitarristas que siempre cultivó el bajo perfil, pero que era adorado por sus pares. De hecho, tras su muerte a los 75 años ocurrida el pasado 10 de junio aparentemente a causa de un infarto, diversos músicos no han escatimado en elogios y recuerdos. Sinegal, cuyo funeral tenía lugar hoy, era todo un ícono. No solo era uno de los más influyentes exponentes del zydeco —ese estilo único del sur de Estados Unidos que combina música cajún con blues—, sino que también era un reconocido intérprete de blues.

A Sinegal —cuyo apellido sufrió una alternación fortuita porque en su origen era Senegal— le decían “El maestro de la Stratocaster”. Humilde, nunca se creyó el cuento. En I am the blues, documental de 2016 que narra la historia de las últimas leyendas vivas de ese género en el Mississippi, Tennessee y Louisiana, Paul Sinegal aparece como uno de los protagonistas y de entrada dice que, más que el zydeco, lo suyo es el blues.

“El blues llega al corazón”, plantea desde su hogar, en Lafayette (Louisiana). Acto seguido lanza unos cuantos riffs y un solo extraordinario así como de la nada, sin mayor esfuerzo. “No podría volver a interpretar lo que acabo de hacer porque cuando se interpreta desde la emoción, es imposible repetirlo”, dice, sin disimular el orgullo que siente por ser músico. En este mismo filme, del director Daniel Cross, “Lil Buck” aparece también pescando en un pantano de la zona, con todo el tiempo del mundo.

“Hay que poner atención a los pájaros, a los alligator y al pantano”, plantea, para luego sentarse en un cooler rojo con su caña de pesca. En este documental, Sinegal figura junto a leyendas algo olvidadas como Bobby Rush, Little Freddie King, Robert “Bilbo” Walker, Barbar Lynn y Jimmy “Duck” Holmes, entre otros.

Paul Sinegal.

Sinegal venía con problemas de salud desde hace un par de años. Según la prensa local, tenía hora para una operación justo el día de su muerte, intervención que había pospuesto para participar de un festival local de blues, zydeco y jazz.

“Lil Buck” era de esos músicos que nunca se preocupó mucho de cultivar su carrera solista, sino que siempre quiso aportar para otros. Así, desde los años 50 participó en más de 300 álbumes, entre estos el disco Graceland de Paul Simon y diversas colaboraciones con Allen Toussaint, otra leyenda de Louisiana conocido como el rey del R & B en Nueva Orleans. A la partida de Sinegal se suma la de otro vecino de esa ciudad, el pianista Dr. John, que falleció el pasado 6 de junio.

Miembro del LA Blues Hall of Fame desde 1999, el guitarrista no se preocupaba mucho por reeditar su catálogo. “Por el momento solo hay disponible material en digital, pero puede venir a verme acá a Lafayette”, respondió meses atrás a Culto al ser consultado sobre su obra.

Sinegal también contribuyó con músicos como Clifton Chenier y Buckwheat Zydeco, además de Wynton Marsalis, Lazy Lester y Slim Harpo. “Yo no viví un sueño, hice mi sueño realidad”, dijo hace poco, cuando le preguntaron sobre la importancia que tenía la música para él.

Sobre el autor:

Alejandro Tapia |
Editor de Mundo de La Tercera. Ha cubierto los más importantes hitos políticos de América Latina de las últimas dos décadas.