Culto
Cinco canciones sobre la paternidad

Cinco canciones sobre la paternidad

La relación con los padres ha sido un tópico que algunos compositores de música popular han tomado. De Madonna a John Lennon, revisamos algunas de éstas.

Madonna – Papa don’t preach

Fue el segundo sencillo del álbum True Blue, el tercero de la “chica material”, lanzado en 1986. En su letra la cantante asume la voz de una adolescente embarazada que desea contención y consejo de su progenitor. “Lo que necesito ahora es un buen consejo, por favor/Papá no me regañes, estoy en serios problemas/Papá no me regañes, he estado perdiendo el sueño”, canta en parte de la letra. Aunque en la vida real ella guardó resentimiento a su padre, Silvio “Tony” Ciccone, por volver a casarse tras la muerte de su madre, pero con los años la relación se recompuso. Es una canción dramática que contrastaba con algunos de sus sencillos anteriores como “Borderline” o “Lucy Star”, cuya temática era más personal.

John Lennon – Beautiful Boy (Darling Boy)

“La vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes” es quizás una de las líneas más certeras escritas por John Lennon. Está incluida en esta canción que compuso durante un viaje a la isla de Bermuda y que meses después grabó para su álbum Double Fantasy (1980), con el que regresaba a la música tras un retiro autoimpuesto por cinco años. En ese lapso, John se ocupó de criar a su segundo hijo, Sean. Consciente de la relación tensa y lejana que había generado con su primogénito, Julian, el ex Beatle veía a su hijo menor como una nueva oportunidad que la daba la vida. Eso explica la línea del texto, en la que asume una voz optimista, íntima y cálida, como nunca se le pudo oir.

Cat Stevens – Father and Son

En una familia rusa, uno de los hijos quiere unirse a la revolución, pero el padre le aconseja que se lo tome con calma. Ese es el nudo de la historia que cuenta el cantautor Cat Stevens -hoy Yusuf Islam- en este sencillo de 1970. “No es hora de hacer un cambio/Solo siéntate y tómalo lentamente/Todavía eres joven, ese es tu defecto/Hay tanto que tienes que pasar”, dice el progenitor. Lo interesante es que Stevens en el texto hace un juego de voces en que alterna a los dos protagonistas, a la manera de narradores de mediados del siglo, como Julio Cortázar. Según el músico la historia está ligeramente inspirada en su vida.”Dirigía un restaurante y yo era una estrella del pop, por lo que no estaba siguiendo el camino que había trazado”, contó en The Chris Isaak Hour en 2009. “Pero ciertamente no teníamos ningún antagonismo entre nosotros lo amé y él me amó”, agregó.

Franco de Vita – No basta

“No basta traerlos al mundo/Porque es obligatorio/Porque son la base del matrimonio/O porque te equivocaste en la cuenta”, canta el venezolano Franco de Vita en el primer verso de su exitoso single de 1990, “No basta”, el que trepó al número uno del Billboard Hot Latin Songs y se quedó allí por cuatro semanas. Según contó una vez el músico a La Red, esa estrofa de la canción le vino de sopetón a la mente mientras esperaba entrar a un cine. En esa época él estaba explorando temas más sociales, por lo que esta introducción era coherente con su búsqueda artística.”Habla de la sustitución de cosas por afectos, el equivocarse, el mentir”, detalló el compositor en esa misma oportunidad.

Queen – Father to son

Escrita por el guitarrista Brian May para el álbum Queen II, la letra es la narración de un padre que entrega consejos a su hijo. “Continúa construyendo el terreno que ha sido ganado/Los reyes serán coronados, y la palabra va pasando/De padre a hijo, a hijo”, canta Freddie Mercury. Con el habitual tono épico de las composiciones de los ingleses, se trata de una creación de seis minutos, con varias partes distintas que se engarzan en una larga suite, un ejercicio que la banda repetiría también en otros temas (“Bohemian Rhapsody” es un ejemplo), posiblmente inspirados en “A quick one, while he’s away”, de The Who.

Sobre el autor: