Culto
El archivo de Diamela Eltit y Lotty Rosenfeld sobre el feminismo

El archivo de Diamela Eltit y Lotty Rosenfeld sobre el feminismo

La escritora entrevista a figuras como Elena Caffarena en grabaciones realizadas por la artista nominada al Premio Nacional de Artes. El material fue donado a la UC.

A fines de los 80 habían realizado un camino juntas y a su vez cada una tenía un recorrido propio. La escritora Diamela Eltit (71) y la artista visual Lotty Rosenfeld (75) habían pertenecido al CADA, Colectivo Acciones de Arte.

Entre los trabajos en conjunto, la dupla intervino varias revistas, en 1985, con la acción llamada Viuda, donde el rostro de una mujer, a página completa, se reproducía con un texto que aludía a la precariedad social de los años bajo el régimen militar. Ambas por entonces participaban en el movimiento Mujeres por la vida. En conjunto también publicaron el libro Padre mío (1989).

Sin embargo, una labor inédita de las dos tiene que ver cuando decidieron registrar en videos a una serie de mujeres fundamentales para el movimiento feminista chileno. Así, entrevistaron a la sufragista Elena Caffarena (1903-2003); a la primera mujer en ocupar un escaño en el Senado, María de la Cruz (1912-1995); a la diputada socialista Carmen Lazo (1920-2008); a la socióloga y política Mireya Baltra (1932) y a la profesora Olga Poblete (1908-1999), entre otras.

“¿Podría referirse a la paradoja, que se le haya aplicado a usted, la Ley de la Defensa de la Democracia, el año 1949, y se la haya dejado sin derecho a voto…?”, le dice Eltit a Caffarena en una grabación de 1990. Detrás de cámara está Lotty Rosenfeld. La respuesta de la abogada y promotora del voto femenino: “En realidad, la cancelación de la inscripción en los registros electorales, fue algo realmente injusto y arbitrario. (…) A mí me parece que la medida se tomó como venganza, porque yo había participado de manera muy activa en la campaña, para obtener la libertad de las mujeres que se encontraban en el campo de concentración de Pisagua”.

Elenna Caffarena
La sufragista y abogada Elenna Caffarena siendo entrevistada por Diamela Eltit.

Hoy, Diamela Eltit reflexiona sobre el conjunto de diálogos registrados. “Básicamente las entrevistas fueron motivadas porque nos parecía necesario o más bien fundamental dialogar con mujeres centrales en la historia del siglo XX”, dice la narradora y Premio Nacional de Literatura 2018. “Considero importante la entrevista a la señora Elena porque me parece que es la única de carácter audiovisual que existe”, agrega la autora de Mano de obra, quien el pasado lunes asistió a la donación de este archivo, que quedará en el Centro de Estudios de Literatura Chilena (CELICH), de la Facultad de Letras UC.

A la ceremonia, desarrollada en el Campus San Joaquín con la presencia del rector Ignacio Sánchez, no asistió Lotty Rosenfeld. “Yo no estoy bien de salud”, señala al teléfono Rosenfeld y prefiere no hablar. Cercanos aseguran que padecede de un cáncer y está en tratamiento. Este año, la artista será postulada al Premio Nacional de Artes Plásticas, apoyada por la asamblea de Arte Contemporáneo Asociado (ACA) y por nombres como Gonzalo Díaz, Nelly Richard, Isabel Aninat y Voluspa Jarpa, entre otros.

“He trabajado con Lotty por 40 años en colaboraciones y ha sido fructífero y creativo. Este archivo lo hicimos juntas desde cada una de nuestras prácticas”, comenta Eltit, cuyas portadas de libros han sido diseñadas en su mayoría por Rosenfeld.

Además, la donación a la UC incluyó un video de un congreso de mujeres ocurrido en agosto de 1987, en Chile. En el encuentro participaron creadoras como Ida Vitale, Beatriz Sarlo, Nelly Richard, Sonia Montecino y Soledad Bianchi.

Entre otros materiales se sumaron 115 fotografías del archivo personal de María de la Cruz y papeles como recortes de prensa. “Las teníamos porque ella nos las regaló y las guardamos con muchos cuidados para preservarlas”, dice Eltit.

Material de María de la Cruz
Material del archivo de la ex parlamentaria María de la Cruz.

Por mayoría

El año pasado, Macarena Areco, directora del CELICH, recibió parte del archivo de Manuel Rojas. El centro de estudios además conserva cartas de Gabriela Mistral y manuscritos de Jenaro Prieto y Pedro Prado.

“En este caso Diamela contactó a nuestra académica Rubí Carreño, que conoce mucho de su obra, y gestionamos el archivo. Tenemos planes de digitalizar y disponer de este archivo en línea”, dice Areco.

En la entrevista con María de la Cruz, Eltit le dice a la ex senadora: “Señora María usted podría decir esta frase: ‘Yo fui la primera mujer senadora chilena’, pero que lo diga usted y hable un poco de lo que fue la votación más grande que se obtuvo en ese periodo”.

La ex parlamentaria y fundadora del Partido Femenino de Chile, mira a la cámara de Rosenfeld y dice: “Yo fui la primera mujer senadora chilena y eso causó una especie de sobresalto, porque solo los hombres podían ser senadores. El senador Guillermo Izquierdo Araya, fue el que más violentamente me combatió. Pero Arturo Matte, Jorge Alessandri, ellos me defendían porque sabían que no estaba haciendo nada que no fuera justo”.

Luego De la Cruz esclarece sobre su elección al Senado en 1953, logrando más del 50% de los votos emitidos. “Fíjese que al analizar esta alta votación, había más votos de varones que de mujeres. Eso fue una cosa que realmente a mí me extrañó”, comenta la política a casi 40 años del veredicto.

“Para mí fueron ejemplares esas entrevistas y me permitieron entender mejor los tiempos y cada una de las dificultades que los tiempos le han impuesto a las mujeres”, dice hoy Eltit.

María de la Cruz
La primera senadora que tuvo el congreso chileno, María de la Cruz (1912-1995).

 

Sobre el autor: