Culto
Becky G: “Cantar en Aladdín es un sueño, desde chica soy fan”

Becky G: “Cantar en Aladdín es un sueño, desde chica soy fan”

La estrella pop habla con Culto de su agitado 2019, del tema central que grabó para la exitosa cinta y de sus problemas de salud a causa del estrés.

Becky G (22) ha tenido un año intenso. A su paso como jurado en el último Festival de Viña, suma colaboraciones, un extenso tour que la tuvo hace poco en Chile y cuatro singles: LBD, Green light go, La respuesta y Next to you. Pero la sobrecarga laboral de nada le importó cuando recibió el llamado de Disney para interpretar la versión para Latinoamérica de Un mundo ideal, el clásico tema de Aladino (1992), filme que por estos días acaba de estrenar un remake de acción real y que escala entre lo más popular de la cartelera chilena las últimas semanas.

“Aunque no teníamos mucho tiempo por la gira, esto para mí era una prioridad y encontramos el espacio para grabarla en el estudio”, detalla la solista a Culto sobre la composición disponible en Spotify junto a la banda sonora del filme. “Todavía estoy en shock que me escogieran para cantar esta canción, porque es una oportunidad súper grande, un tema icónico, es un sueño cumplido, porque además desde niña que soy fan de Disney”.

La remozada versión del sencillo es un dueto bilingüe que tiene a la estrella de la música urbana interpretando su parte en español junto al ex One Direction Zayn Malik, quien hace lo propio en inglés. “Para nosotros los latinos es algo muy bonito tener esta versión de la canción y en nuestro lenguaje”, apunta ella, nacida en California y de padres mexicanos. La también actriz recalca que fue algo “muy bonito” ser parte de este proyecto, ya que quien interpreta a la princesa Jasmín en la cinta, Naomi Scott, es una “gran amiga” con quien estrechó lazos cuando protagonizaron Power Rangers (2017).

Y esa misma sobrecargada agenda hizo que hace pocos días las alarmas se encendieran. Una publicación suya en Instagram revelaba que los constantes viajes le habían pasado la cuenta: circulación sanguínea baja, calambres, deshidratación y ansiedad eran las afecciones que reconocía. Son los costos asociados de una trayectoria en ascenso. “Esta carrera no es fácil, es 24/7, no es de 09.00 a 17.00 ni tengo los fines de semana libres. Hay mucho sacrificio, hay cosas que te cuestan mucho físicamente, emocionalmente; soy humana, no soy un robot, hay cosas que me afectan. Y yo solamente soy una persona, solo hay una Becky G y muchas cosas que hacer. Estoy tratando de trabajar en tener una buena salud no solo físicamente, sino especialmente mental”.

Sobre el autor: