Culto
Culto pregunta: ¿Qué canción recomiendas para escuchar en un día lluvioso?

Culto pregunta: ¿Qué canción recomiendas para escuchar en un día lluvioso?

En días en que el agua cubre la ciudad, generalmente se hace referencia a "las mismas canciones de siempre". Por ello, hoy en Culto quisimos romper los clichés y le preguntamos a distintos artistas chilenos sobre qué música les evoca un día lluvioso.

-Tengo un mundo de canciones para elegir, pero para ser específico Sigur Ros es una de mis bandas favoritas de la vida, que me cambió la vida al escuchar. El álbum ( ) y “Untitled #2 (Fyrsta)” me marcaron mucho en una etapa. Puedo sentir casi el olor que hay en la calle cuando está lloviendo y el olor del pasto, de las hojas. Más allá que la canción sea triste, siento que llueve. Si la escucho y estoy acostado en mi cama, siento que puede llover o que está lloviendo. Es de las primeras canciones en que pienso.
Diego Ridolfi (Fármacos).

-Lo primero que se me viene a la mente es el disco I am a bird now de Antony and the Johnson. Canciones sueltas tengo varias para escuchar en días de lluvia: “I Believe” de Tears for Fears, “Home” de Depeche Mode y “We float” de PJ Harvey.
Denisse Malebrán.

-Hay un disco completo, Ballads de John Coltrane. No es precisamente con canciones sobre la lluvia, pero es un álbum ideal para oírlo en buena compañía, con un vino y chimenea.
Christian Gálvez.

-“Va a llover hasta el domingo” de Niña Tormenta. El álbum Loza me transporta de manera inmediata al living de mi casa, a un día nublado y a conectar con mis emociones. “Va a llover hasta el domingo” es una de las canciones más lindas de nuestra escena nacional y es un tremendo homenaje a los frentes de mal tiempo de afuera y de adentro.
Yorka Pastenes.

-“Se siente bien” (de CHC) es una canción a la que recurro cada cierto tiempo. Es una declaración de principios de tu ser a tu cerebro, una conversación honesta y motivadora; tal vez suena muy loca mi descripción, pero tiene una temática no explorada en el circulo rapper del país y muy elevada. Es parte de mi banda sonora de la vida y los primeros días grises del año, vuelvo a tomar el CD y a hacerlo sonar muy fuerte en mi reproductor para sintonizarme conmigo mismo y alentarme con ritmo y con mi querida Congregación de los Hermanos Contemplativos.
Sonido Ácido.

-“Bajan” de Luis Alberto Spinetta y “Dawn” que es de mi primer disco solista Esto es. La primera, cuando la escucho me imagino fuego en una chimenea, yo muy arropada y un matecito en la mano, mientras afuera llueve. La segunda, es súper melancólica, es un quiebre en algo que nunca se debió construir, pero que finalmente ayudó a ser adulto y sanarse: como la lluvia que todo lo limpia y refresca.
Vitami.

-Propongo “Invierno porteño” de Astor Piazzolla, en su versión original, que es instrumental. Amo esta melancolía indescifrable. Si la oyes en un día soleado, igual lloverá. Y la otra es “Balada de Otoño”, emotivo y sutil poema de Antonio Machado con la hermosa melodía y voz de Serrat. El piano de Miralles es la lluvia misma al paisaje. La amo desde mi adolescencia.
Fernando Ubiergo.

-Los días de lluvia sirven para la introspección. En particular escucho canciones que me entregan cosas un poco más profundas y en ese sentido escucho harta música argentina, mucha zamba. Raly Barrionuevo, con “Zamba y arcoíris”, y el álbum de Juan Quintero con Luna Monti Después de usted me transportan a lugares cálidos o a pensar. A ellos sumaría una cantautora colombiana que me gusta mucho que se llama Marta Gómez, que tiene muchas canciones son como un libro filosófico resumido en tres minutos. De ella destaco el disco Este instante.
Natalia Orellana (Aticoy).

-Para un día lluvioso como este hay harta música que me tinca. Wynton Marsalis tiene un repertorio bien variado para poder acompañar un día como este, en varios aspectos: música muy cálida, que te deja muy tranquilo. Si tienes la oportunidad de descansar en un día de lluvia, Wynton Marsalis es una buena opción, el jazz es un buen recurso. Si lo llevamos a la música chilena, personalmente me gusta lo que hace Quilapayún. El disco Latitudes es bueno para un día así, especialmente “Creer es ver”. Además, añadiría al Tata Barahona y voces femeninas chilenas como Camila Moreno y Natalia Orellana de Aticoy.
Rafael Gamboa (Banda Conmoción).

Sobre el autor: