Culto
Diego Ridolfi: “Me encantaría que Mon Laferte cantara en una canción de Fármacos”

Diego Ridolfi: “Me encantaría que Mon Laferte cantara en una canción de Fármacos”

La banda nacional, que acaba de estrenar su nuevo single "Esperar", está trabajando en su próximo álbum de estudio junto a Cristián Heyne. Acá su vocalista y compositor cuenta cómo es trabajar con él, además de repasar su próximo show en Blondie y de sus predilecciones a la hora de pensar en futuras colaboraciones.

Fármacos está de vuelta. El viernes recién pasado la banda nacional, comandada por Diego Ridolfi, estrenó “Esperar”, primer sencillo promocional del próximo álbum de estudio que preparan junto a Cristián Heyne, este último conocido por su trayectoria como productor tras los discos de gran parte del pop chileno de las últimas dos décadas.

“Ha sido un proceso creativo bastante intenso, más allá de la intensidad que tengo junto a Cristián”, asegura el cantante, quien añade que el disco debería salir antes de finalizar el 2019.

Gran parte de “Esperar” se grabó en Estudionegro, a excepción de las voces y el bajo, registrados en Estudios del Sur. Ridolfi junto a Heyne estuvieron tras la mezcla; mientras que Arturo “Turra” Medina, chileno radicado en Los Ángeles y ganador del premio Grammy Latino, fue el encargado de la masterización.

Además de todo el trabajo de grabación y producción realizado en el último tiempo, la agrupación tiene agendado un show para el 7 de julio en Blondie. De ello y más el mismo Diego Ridolfi habla con Culto a continuación.

Diego Ridolfi en Estudios del Sur. Imagen: Instagram de Fármacos.

-Después de todo el trabajo estresante de estudio, con fatiga auditiva y aburrirse de tu misma creación, pasando ya días de reposo, ¿cómo ves el resultado final de “Esperar”?

-Fue súper caótico, porque fue toda Semana Santa durmiendo cuatro horas diarias, trabajando muy arduamente. Ahora no creo estar lo suficientemente lejos como para apreciar la canción con cierta perspectiva más clara, pero creo que es el primer ensayo de lo que va a ser este disco. Es una aproximación bastante interesante porque se mezclaron el trabajo de estudio en conjunto (con Heyne) versus el trabajo que yo ya venía trayendo. En “Esperar” hay muchas cosas que se dejaron del demo que hice en mi estudio meses atrás. Elegimos esa canción también porque era el primer encuentro más suave, de alguna forma, de nuestra forma de trabajar.

-En el comunicado de Quemasucabeza sobre el nuevo sencillo sale la siguiente declaración tuya: “Me atreví a no tenerle vergüenza a la simpleza ni a escribir un cliché porque así es el dolor”. ¿Reflexiones de ello?

-Esto se viene desarrollando del single anterior, que es “Cuando quieras”. Debe ser un proceso de aproximadamente un año, que las letras que estoy escribiendo trato de que sean súper concretas. No con tanta vuelta, pocas metáforas, decir lo que hay que decir como si fuera una carta, un WhatsApp, un mail, lo que fuera, como ser súper concreto. Quería ser más simple y más concreto y que las canciones se entendieran a la primera de lo que estoy hablando y chao.

-Días atrás y en entrevista a nuestro sitio, Pedropiedra habló de su experiencia trabajando con Cristián Heyne, asegurando que “nunca me habían exigido tanto” y que le pedían componer un tema al día. ¿Cómo ha sido tu experiencia con él?

-En el proceso puntual de este álbum fue medio similar de lo que dice Pedro: yo tenía gran parte de un disco más menos compuesta y preproducida, pero Heyne también dijo por otra parte “partamos -casi- desde 0, hagamos música de nuevo” y salieron varios experimentos, de los que probablemente el próximo single va a ser uno de ellos. Pasa que la forma que tiene de trabajar ahora él en lo puntual te obliga a salir bastante de tu zona cómoda. Creo que eso ayuda bastante, porque hay una visión externa, una mirada también de alguien que lleva más de 20 años produciendo pop en Chile y los discos más importantes probablemente del pop en nuestro país, entonces en heavy trabajar con él.

-¿Sientes que trabajar con Heyne es subir un peldaño en tu carrera?

Bastante. O sea, obvio que es bacán el renombre que tiene Cristián, pero yo creo que trabajo con él porque tengo una afinidad musical y al conocerlo hace tiempo ya me siento sumamente cómodo. No estoy trabajando con un productor a quien recién esté conociendo. Es como estar trabajando como un amigo.

Imagen: Instagram de Fármacos.

-Una de las tendencias del último tiempo son las colaboraciones. ¿Tienes alguna en carpeta para el próximo álbum?

-Todavía no está tan concreto, pero es algo que sí quiero lograr, porque no lo he hecho antes en ningún disco de Fármacos y me interesa mucho. Desde que comencé a trabajar colaboraciones de otros artistas o bandas que me invitaron a trabajar, vi cómo todo crecía, cómo se modificaba una canción con compartirla simplemente, y quiero vivir eso en Fármacos.

-¿Tienes alguna predilección?

-Te soy muy sincero, pero sé que es inalcanzable para mí en este momento -por cosas formales más que por su fama-, pero me encantaría que Mon Laferte cantara en una canción de Fármacos. Solo sé que es muy difícil porque ya hay sellos, multinacionales y cosas más complejas, pero quién sabe. Me gustaría también artistas mexicanas. Por ejemplo sería un sueño cantar con Natalia Lafourcade una canción o aquí de Chile con Camila Moreno. Siempre estoy pensando en artistas femeninas.

-¿Por qué cantantes femeninas específicamente?

-Las canciones de Fármacos siempre han sido cantadas por mí, con una voz masculina constante. En los discos pasados, Estado de gracia como Los días más largos, hay voces medias femeninas que suenan, pero soy yo cantando una octava muy arriba y doblando todo. Por ello siempre dije “¿qué pasa si alguna vez esto lo cantara una mujer y más allá de segunda voz, después apareciera en primer plano y yo por ejemplo no cantara en todo un verso o todo un coro?”. Son situaciones a las que no me he expuesto y me imagino que así podría ser.

-Ya tienes un show confirmado para julio en Blondie. Si bien faltan algunas semanas, ¿puedes adelantar algo de ello?

-Lo que puedo confirmar, en base a las sorpresas, es que probablemente ese día la gente que vaya podrá escuchar parte importante del nuevo disco. También es un show para todas las edades, ya que nos interesa siempre mucho hacer ese tipo de shows, porque el público es bastante más diverso y amplio. Y ni decir lo que significa para mí como músico, como auditor de música, lo que es tocar en la Blondie. Yo estaba en el colegio y mis influencias mayores venían del britpop en ese momento, entonces tocar en la Blondie, que es como la iglesia del britpop, significa mucho tocar ahí. Es un paso importante para mí y también es el show más grande que Fármacos va a tener hasta ahora.

-Lo último: “Esperar” está compuesta en SI menor. ¿Eres de los que asigna emociones a cada tonalidad?

-Tengo dos respuestas para eso. Un tanto un sí como un no. Me fijo mucho, al estar componiendo una canción, en dos cosas, tanto que he recomenzado grabaciones casi completas solo por ello: el tempo, que a veces por dos puntos más o dos puntos menos he borrado todo y he comenzado desde cero. Con “Esperar” pasó, ya que está en 87 BPM pero antes estaba en 84. Era realmente lenta y la empezamos a apurar casi ya entrando a la grabación. Y bueno respecto de la tonalidad, sí me fijo mucho, especialmente con la voz. A veces digo “a ver qué pasa” y empiezo con un cejillo (en la guitarra) o en el piano a subir de tonalidad o a bajar y voy cachando cómo cambia el aura de la canción.

Sobre el autor:

Felipe Rojas |
Periodista de La Tercera