Culto
Batalla de los Gallos semifinal Antofagasta: la tarde en que Racso dio con la Perla

Batalla de los Gallos semifinal Antofagasta: la tarde en que Racso dio con la Perla

El chillanejo Óscar Vargas se coronó en el norte, donde también aseguraron su paso a la final nacional Biapensil, Ebaseidan y Borox. El freestyle se tomó las costas nortinas.

Por un cupo a la final nacional de Red Bull Batalla de los Gallos 2019 se congregan todos los freestylers: quienes entran a la competencia por video clasificatorio, los mismos vencedores de las regionales y quienes apuestan todo para alcanzar el último cupo que entrega la DEM (Dame ese micrófono) tras Mid Season.

Todas las miradas apuntan al 22 de junio, la disputa en la final nacional. Y es que si el freestyle se transformó en un deporte masivo, Red Bull Batalla de los Gallos ofrece una vitrina al año para internacionalizarse en un cara a cara con los mejores del orbe.

*

En el norte, Antofagasta fue el escenario para enfrentar a quienes lograrían en la clasificatoria regional 2019, su cupo para la cita máxima de este año a disputarse en Chimkowe.

Con DEM Battles en Parque Nicolás Tirado -sector sur- se dio inicio a un fin de semana de rimas, flow e improvisación en la Perla del Norte. Y para el sábado, el mundo del freestyle concurrió masivamente al El Club, donde se eligieron a quienes competiran por ser el mejor en la nacional.

32 participantes comenzaban la disputa en los filtros -con modalidad de cuatro mc’s sobre el escenario acumulando puntos para clasificar-, pero solo 16 llegaron al streaming. La historia comenzaba a transmitirse a los miles de interesados en esta competencia. La audiencia online pedía más ambiente, mientras los MC’s definían sus llaves en octavos. Así se daban duelos de ensueño para la audiencia local, como Hendoka vs Biapensil, Ebaseidan vs Strakto, Mgo vs Racso, y Masta Smoke vs Enzerio.

Vicente Armijo (21 años), freestyler de la Región de Valparaíso y estudiante de Teatro, quien bajo su tag Biapensil llegaría a la final del evento, analizaba el poderío de sus contrincantes clasificados a cuartos. “El nivel es bueno, además de los exponentes locales, se suman los destacados de otras zonas también, como Raider, Strakto y Racso. Personalmente veo que será importante el corazón, me refiero a que dentro de las variedades de estilos, ser fiel a lo que te gusta. Hay algunos métricos, tipos con punchline, agresivos, conscientes, morbo. Se puede de todo pero tienes que respaldarlo y no cambiar tu ideal solo por ganar una competencia.

El jurado de la ocasión coincide en los puntos altos a destacar para ir pasando de ronda: la puesta en escena y nivel de argumentos en el flow, la métrica, y el punchline o remate para contestar al adversario, marcan la pauta de un buen competidor.

“Es importante cuando uno entra, el desplante escénico. Que no se trabe, que tenga fluidez, pocas muletillas, coherencia en las rimas y el punchline que hace que la magia del patrón formado quede bien”, dirá el jurado constante en las últimas batallas de Redbull, Cristofebril.

El actual jurado Blazzt, con al menos 3 años evaluando las batallas callejeras, apunta incluso más alto: “Primero el nivel de espectáculo, una buena puesta en escena, con proyección de voz, flow, que suene musical y que agradable al oído del público, más allá de la batalla frente a la otra persona. Y nivel de técnica, que tenga wordplay -juego de palabras-, mucha skill -habilidad en los rimas-, y que responda bien -el punchline-, ahí es lo que más pesa para saber que no hay versos previamente pensados”, sentencia.

“Trato de evaluar patrón por patrón, en cada 4×4 de cada freestyler se va midiendo el ingenio, que use cosas del momento, si estructura y la clava bien, suma, y lo fundamental: el punchline, la respuesta con originalidad es fundamental en estos rounds. Si se escucha algo repetido, por ejemplo, por muy bueno que suene, da para medio punto no más”, comentará el también jurado Omega el CTM, quien con 20 años en el hip hop, figura como cantante, productor y nombre ancla en la escena chilena.

*

Ya en cuartos, el mismo Biapensil terminaría con la participación de MC Samo. Por su parte, el antofagastino Borox dejaría en el camino a Cirus Rah, mientras el calameño Ebasedian, luego de eliminar a Strakto en ronda de réplica, aseguró también su cupo en la final tras derrotar a J.Montero de La Serena. Racso, de Chillán, tras una réplica – y en duelo más aplaudido por los asistentes- superó al local Masta Smoke, después de eliminar al capitalino MGO en la ronda anterior.

Óscar Vargas, nombre real del rapero Racso (20 años y con 3 de estos practicando el freestyle), tomaba el pulso a clasificar a la final nacional, valorando a su vez la difícil competencia en el norte. “Feliz con el cariño, con Masta Smoke me tocaba una muralla, pero un gran regalo fue cruzar fuego con lo mejor del norte. Estoy aún con un poco de fiebre pero dispuesto a dar lo mejor, también a aprender de los otros competidores. Busco responder casi todo lo que me dicen, aunque sea sobre un idea y así demostrar que el rap está en la zona underground del país”.

Los clasificados a la nacional descansan a penas unas minutos y deben volver a la tarima del recinto colindante al Balneario Municipal de Antofagasta. El formato en esta semifinal cambia a capela, de 8×4 y con concepto entregado. Así, Racso dio cuenta de Ebaseidan, mientras Biapensil hizo lo propio con Borox. La disputa final entre el chillanejo Racso y Biapensil se dio con un round de 60 segundos a capela con conceptos contrapuesto, un segundo de 12×4 con situación, para finalizar con el clasico 4×4 libre. Con estilos distintos, prendieron al público. “Réplica, réplica”, gritaban bajo la tarima. Pero los jurados ya tenían su decisión: Racso se llevaba el primer puesto y recibía el cariño de sus contrincantes más cercanos.

En la lucha por el tercer y cuarto puesto, el calameño Ebaseidan logró la victoria frente el local Borox, quien comentaba -en la previa- que en esta competencia ponía en juego su regreso formal a las batallas. “Me siento fuerte y quiero permanecer en el circuito donde te debes revalidar contra todos los que van llegando. Ahora todos están bien enfocados, estrenando constantemente, se juntan como para ‘una pichanguita’ previa a competir, van siempre entrenando el músculo del cerebro”, agregó el freestyler, de nombre real Brandon Elgueta (19 años).

*

El ambiente: nada más que tres, dos, uno, tiempo.

A ratos, estás en un musical donde todos están rimando. Los “gallos” participantes, jurados y hosts. Bromas cruzadas -entre risas- parecen, también, calculadas para batallar. Ambiente propicio para una jornada sobre los beats de DJ Atenea en la costas nortinas.

En los pasillos, los gallos comentan a qué hora pudieron dormir la noche anterior. “Yo a las 2, hermano. Yo a las 6 y aquí estamos”, es un diálogo constante en los pasillos del club.

Aquí el freestyle se vive 24/7, incluso los “entretiempos” son utilizados para rimar: se arma una batalla rápida y hasta un host se atreve en una terraza. Es más, en menos de 10 minutos se suma un jurado. Las rimas no dan tregua en Antofagasta. Se recuerdan rivalidades, también se atacan personalmente, pero terminan los beats y la cordialidad es lo primero entre los MC’s, también las risas.

El host de Batalla de Gallos y ex Makiza, Seo2, detalla esta práctica: “Es una clasificatoria efervescente pero con FairPlay destacable a pesar de las rimas duras. Eso habla bien de ellos y facilita el trabajo del host, que a veces es intermediario de malos tratos”.

Hay altas expectativas desde el comienzo, tras el filtro los asistentes ingresan y comienzan a buscar a sus favoritos, pero algunos ya no siguen en competencia. No hay tiempo para lamentos, el beat comienza mover a todo el local y algunos ya están lanzando sus rimas, ejemplo del fuego de esta disciplina que sigue viva en cada rincón del país.

“Chile siempre ha sido un país muy rapero, aunque en el freestyle no es necesario serlo, solo basta con tener las ganas y el ingenio. Se convierte en algo más transversal, en este deporte mental”, subraya el ex Estrellas del Porno, Omega el CTM.

Para graficar el fenómeno, el también jurado Cristofebril rememora las batallas del pasado: “Antes se miraba de otra forma esto, ahora todo explota, en cada plaza que se practica el free la vara sigue muy alta”.

Sobre el autor:

Alan Alfaro |
Periodista. En Twitter es @alan__alfaro.