Culto
Game of Thrones: ocho momentos que marcaron la serie

Game of Thrones: ocho momentos que marcaron la serie

Fueron ocho las temporadas en las que HBO contó la historia publicada originalmente en la saga Canción de Hielo y Fuego. Finalizada la serie que se convirtió en un fenómeno, seleccionamos una escena por cada ciclo para resumir el impacto de la producción.

Game of Thrones llegó a su fin. Quienes nunca vieron la serie celebran que paulatinamente aquel germen por plagar redes sociales de comentarios, teorías y memes irá muriendo, y los fans se dividen entre quienes disfrutaron el final y los que lo despreciaron.

En la era del Internet a disposición masiva, tanto el streaming como la posibilidad de descargar los episodios permiten gozar ficciones una y otra vez, así como los nuevos espectadores pueden introducirse en estos mundos de fantasía aunque ya no estén en emisión.

En Culto repasamos los momentos clave que marcaron Game of Thrones durante sus ocho temporadas, una escena por cada ciclo que significó un hito en la historia original de George R. R. Martin.

1.- La muerte de Ned Stark

La familia Stark fue presentada como “los buenos” en el primer episodio. El noble Ned Stark fue convocado por su amigo -el Rey Robert Baratheon- para ser la Mano consejera, pero se negaba a tal honor. La amistad le impidió seguir rechazándolo, pero si hubiera seguido su instinto -de cuidar al Norte y su familia en calma- no hubiese perdido la vida. Como patriarca de los Stark y quien lideraba la investigación en torno a los complots de los Lannister, Ned era “el protagonista” de la historia. La orden del Rey de Joffrey de decapitarlo bajo falsos cargos de traición, dejó en claro que era solo un personaje más dentro de la compleja pelea por el trono de hierro.

Ned Stark antes de ser ejecutado.

2.- La batalla de Blackwater

King’s Landing se vio amenazado por los navíos y el gran ejército de Stannis Baratheon. Cersei y Joffrey creían estar perdidos, pero aún así dispusieron de sus armas y soldados para defender su corona. Tyrion Lannister, despreciado por su hermana y su padre por nacer como enano, fue quien sorprendió no solo dando cara en batalla, también como estratega al usar las grandes reservas de fuego valyrio como arma letal. Tanto narrativamente como en efectos visuales, la batalla de Blackwater fue una de las más impactantes de la serie.

Batalla de Blackwater.

3.- La boda roja

La historia avanza en un curso que parece alejarse de los triunfos para la familia Stark, y con La Boda Roja se distanció aún más. El evento de celebración y alianza entre los Stark y los Frey se convirtió en una masacre para la familia de lobos. La traición liderada por quienes eran anfitriones, dio otro triunfo a los antagonistas. La tragedia aniquiló a la esposa y al primogénito del héroe asesinado en la primera temporada, los que cumplían el rol natural de vengar su muerte, pero el autor nuevamente sorprendió a los espectadores dejando su historia sin un protagonista obvio. La desesperanza volvía a reinar.

La Boda Roja.

4.- El juicio a Tyrion Lannister

Hay varios momentos en la cuarta temporada de Game of Thrones que son dignos de mención.  La muerte de Joffrey fue un duro golpe para el bando Lannister, pero fue el juicio contra Tyrion -uno de los “suyos”- lo que impactó. Más por el poder de las palabras que por el morbo propio de un asesinato. Con un discurso cargado de elocuencia y ferocidad, Tyrion admite su culpabilidad, pero por aquellos crímenes que se le adjudicaron desde su primer día de existencia. “Soy culpable, padre. ¿Eso era lo que querías escuchar? Soy culpable de un crimen más monstruoso aún. Soy culpable de ser enano. Se me ha juzgado por ello toda mi vida. Yo no maté a Joffrey, pero desearía haberlo matado”.

Tyrion Lannister acusado de asesinar a Joffrey.

5.- La muerte de Jon Snow

El valiente y noble Jon Snow, el hijo bastardo de Ned Stark que seguía a Robb en el orden lógico de sucesión en la familia, fue asesinado por sus propios compañeros de la Guardia Nocturna. La traición fue justificada por la alianza con los salvajes que Snow intentó llevar adelante, algo inconcebible para los ortodoxos soldados del Muro. Nuevamente moría la esperanza de ver la estereotipada figura clásica del hombre que venga a su familia y trae justicia al reino.

Jon Snow asesinado por sus compañeros de la Guardia Nocturna.

6.- La explosión del Gran Septo Baelor

Sí, la resurrección de Jon Snow es una buena elección dentro de las tantas escenas de la sexta temporada, pero hubo un hito que marcó un gran triunfo para Cersei: la explosión del Septo Baelor. Humillada por las calles de King’s Landing, con dos de sus tres hijos asesinados, y la amenaza de ver a Margaery Tyrell controlando las decisiones del joven Tommen; Cersei se sentía debilitada y a un paso de perder todo. La explosión del Gran Septo planeada por Cersei, fue la forma perfecta de deshacerse de los Tyrell de una vez por todas. Si bien no consideró que su último hijo vivo se suicidaría, fue este hecho lo que le confirió la corona de los Siete Reinos.

Explosión del Septo Baelor con fuego valyrio.

7.- Se confirma la verdad sobre Jon Snow

Desde los comienzos de la serie se mostró a Jon Snow como un bastardo de Ned Stark que con valentía y nobleza destacó como uno de los personajes más relevantes de la ficción. La construcción de su papel le permitió hacerse un nombre en Westeros a pesar de ser ‘bastardo’, pero su ascendencia le deparaba una herencia inimaginable: el trono de hierro. Poco a poco la ficción dio pistas sobre quiénes eran sus verdaderos padres. Ned Stark estaba lejos de serlo, o no tanto. Raeghar Targaryen y Lyanna Stark son sus progenitores, es más, se casaron en una ceremonia secreta que convierte a Jon Snow en Aegon Targaryen, heredero legítimo del título de rey.

Raeghar Targaryen y Lyanna Stark casándose en secreto.

8.- Daenerys quema King’s Landing

La reina salvadora, la mesías rompedora de cadenas que significaba un cambio entre los tiranos; se convirtió en otra más que cayó en el vicio del poder. No hay que ser injustos. Daenerys sufrió desde su infancia el vivir lejos de su hogar, con su familia asesinada, vendida en matrimonio a cambio de un ejército, viendo morir a su amado esposo y siempre con enemigos intentando acabar con su vida. La madre de dragones prometía proteger a los más débiles, pero los guionistas decidieron que si eran necesario calcinar cientos de ellos para derrotar a Cersei, debía hacerlo. Game of Thrones abogada por una nueva reina que prometía “romper la rueda de tiranía”, viajando desde el otro lado del océano y ganando fuerza poco a poco, pero nuevamente la ficción dio un giro y masacró las expectativas.

Daenerys Targaryen da un discurso a sus tropas tras quemar King’s Landing.
Sobre el autor: