Culto
Las difíciles despedidas de la TV

Las difíciles despedidas de la TV

Game of Thrones terminó este domingo como la serie más vista en la historia de HBO, con 19,3 millones de espectadores, y con un desenlace que despertó odio y amor por partes iguales: el escenario ha sido casi el mismo para sus antecesoras.

Friends 1994 – 2004: Pensado para los fanáticos

La comedia más popular de la televisión (en la foto principal) cerró con la intención de ser fiel a su historia y ahí estuvo la clave para no despertar críticas: el cierre fue amable y se acomodó a lo que los fans esperaban.

Sus cerebros estudiaron los finales de otras grandes series y optaron por el regreso de la pareja formada por Ross (David Schwimmer) y Rachel (Jennifer Aniston), y como última escena, los seis amigos dejando el icónico departamento que marcó sus 10 temporadas. Dicho capítulo fue visto por 50 millones de televidentes en EE.UU. (se dio por NBC, una señal de TV abierta, a diferencia de HBO). Más aún: en Nueva York el episodio se emitió en una gran pantalla en Times Square.

Los Soprano 1999- 2007: El final abierto que intriga hasta hoy

La serie, considerada como aquella que inició la segunda “era dorada de la TV”, dejó un final abierto que hasta ahora presume la muerte del protagonista, Tony Soprano (James Gandolfini), jefe de la mafia de Nueva Jersey. Sin embargo, su creador, David Chase, ha insistido en que el cierre se lo debe dar el público.

En enero pasado, cuando se cumplieron 20 años de su estreno, Chase reconoció: “Sabía que el final sorprendería, (pero) no sospechaba que se convertiría en un tema de discusión tan importante”. Este final está entre los más vistos en la historia de la TV por cable, registrando 11,9 millones de telespectadores.

Lost 2004 – 2010: Un cierre con explicaciones

Esta apuesta de ciencia ficción capturó la atención del mundo con su enigmática historia centrada en los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines, que tras un accidente, caían en una misteriosa isla. La prometedora producción co-creada por J. J. Abrams (cineasta tras la nueva saga Star Wars), terminó con un final tan confuso que fue necesaria la creación de un epílogo para desenmarañar los puntos que no lograron dilucidarse con el último capítulo. Esto se incluyó en el DVD de la serie, donde un video adicional aclaraban algunos cabos sueltos. Para muchos especialistas, Lost tiene una de las despedidas más débiles de la TV reciente.

Breaking Bad 2008 – 2013: El aplaudido adiós de Walter White

El último capítulo cerró con la inevitable muerte del profesor de Química Walter White (Bryan Cranston), quien llega al negocio de la droga tras el diagnóstico de un cáncer, pero termina convertido en un narcotraficante seducido por el poder y la ambición.

Aunque para la cadena AMC nunca alcanzó las cifras de la popular serie The walking dead, Breaking Bad cerró como una de las más destacadas producciones de todos los tiempos, y con un récord propio: 10.3 millones de telespectadores en Estados Unidos. Este domingo, el final de Breaking… de 2013, elogiado por gran parte de la crítica, fue comparado con el de Game of Thrones, que dejó un sabor más bien agridulce.

Sobre el autor: