Culto
Arya Stark, la joven que decidió ser guerrera en vez de una dama: una línea de tiempo

Arya Stark, la joven que decidió ser guerrera en vez de una dama: una línea de tiempo

Como la menor de cinco hermanos, Arya Stark no tenía grandes derechos sobre la herencia familiar, ni tampoco se esperaba que brillara en batalla. El futuro que se vislumbraba para la hija de Eddar y Catelyn era casarse con algún lord y dedicarse a su hogar, pero el personaje de Maisie Williams se encargó de forjar un camino a su medida.

Las primeras escenas de Game of Thrones mostraban a Arya como una niña traviesa, que escapaba a sus clases de bordado para practicar el arco y flecha, que se dedicaba a lanzar comida en la mesa a su hermana y a criticar a la familia real, que llegó a interrumpir la tranquila vida que tenían los Stark en Winterfell.

La travesía a lo largo de las ocho temporadas no fue fácil para Arya Stark. La joven cercana a su padre Ned y medio hermano Jon Snow, presenció la muerte del patriarca de los Stark, debió huir sola y aprender a defenderse, y ha sido testigo de crímenes atroces contra su familia y amigos.

Lee también: FAQ: las preguntas frecuentes en torno a Game of Thrones

Si bien nunca quiso ser una “lady”, su objetivo no era ser una asesina profesional. Con la derrota al Rey de la Noche, se puede decir que ahora lo es con creces.

Tal como en occidente las fechas se miden como Antes de Cristo (A.C.) y Después de Cristo (D.C.), en el universo de fantasía de Game of Thrones los años se dividen con las mismas siglas pero con otro evento: el desembarco de Aegon el Conquistador en Poniente, es decir, antes de la conquista (a.c.) y después de la conquista (d.c.).

297 d.c
Los Stark vivían felices en Winterfell, el centenario castillo que por siglos ha sido la residencia de los guardianes del norte. La situación cambió cuando llegó Robert Baratheon junto a su familia a visitar a Ned Stark.

Tras la muerte de Jon Arryn, el Rey Robert necesitaba una nueva mano de confianza para que lo aconsejara en los asuntos de los Siete Reinos. Ned se negó en principio, pero finalmente aceptó. Nada sería igual para los Stark.

Arya emprendió rumbo a King’s Landing, no sin antes recibir como regalo su espada “Aguja” por parte de su hermano Jon Snow. Es en la ruta a la capital que Arya comienza a llenarse de odio y poco a poco acumula nombres en su mente para cobrar venganza en cuanto tenga oportunidad.

Arya Stark, temporada 1 de Game of Thrones.

La joven Stark practicaba esgrima con su amigo Mycah cuando el príncipe Joffrey interrumpió para intimidarlos. Mientras el hijo del carnicero jugaba con una espada de madera, el heredero al trono lo amenazó con su arma de filo real y Arya no se quedó de brazos cruzados.

Aún en desventaja decidió defender a su amigo. El problema fue que Nymeria también atacó a Joffrey, provocando que el rencoroso niño ordenara la muerte de Mycah -a manos de El perro- y de “Dama”, la loba de Sansa. Nymeria logró escapar, pero ese debió ser el presagio del mal que harían los Lannister a los Stark.

Al llegar a King’s Landing, fue solo cuestión de tiempo para que Ned se diera cuenta que su hija menor no sería una “lady”. Acordando mantener el secreto, Arya comienza clases de esgrima con Syrio Forel, el maestro de Braavos. Además de enseñarle movimientos básicos en el uso de espada, la introduce en la creencia de una deidad superior: el Dios de la muerte.

Apenas comienza su camino a ser guerrera, lo que marcó un giro radical en su vida fue presenciar la ejecución de su padre bajo falsos cargos de traición. Obligada a huir para salvar su vida, Arya poco a poco deja atrás a la niña inocente.

298 d.c
En su escape de King’s Landing, Arya cobra su primera vida: la de un muchacho que intentó detenerla. En su huida la encuentra un carrocería que transportaba reclutas para el Muro, lo cual no era tan malo considerando que Winterfell queda en la ruta y Jon Snow está en la Guardia Nocturna.

Como obviamente las cosas no podían resultar bien, son interceptados por una caravana Lannister que la lleva a Harrenhal. Allí afianza amistad con personajes como Hot Pie y Gendry, y la obligan a servir a Tywin Lannister.

Tywin Lannister y Arya Stark en Harrenhal. Temporada 2 de Game of Thrones.

Es en su paso por el castillo embrujado que conoce mejor a Jaqen H’ghar, a quien había salvado la vida. El asesino profesional la ayuda a escapar y aprende de él la existencia de “Los hombres sin rostro”, quienes pueden cambiar su cara a voluntad para quitar vidas.

H’ghar no se despide sin antes entregarle una moneda junto a la frase “Valar Morghulis” (Todos los hombres deben morir).

299 d.c
Libres de la prisión Lannister, Arya, Hot Pie y Gendry se encuentran con La Hermandad sin estandartes, un grupo de hombres que se rigen por el Dios de la Luz y no por el rey de turno. Gendry quiere unirse a la banda liderada por Beric Dondarrion y Thoros de Myr, sin embargo, al llegar la Sacerdotisa Roja no dudan en entregarlo.

Arya, furiosa porque vendieron a Gendry -sabiendo que Melisandre podría significar un peligro-, suma a Beric, Thoros y la Mujer Roja a su lista de personas por matar. Al avanzar en su viaje, se encuentran con El Perro, quien secuestra a Arya con la intención de entregarla a su familia y cobrar dinero por ello.

El primer objetivo era dejar a Arya en Los gemelos, donde se celebraba la boda de Edmure Tarly con la hija de Walder Frey, pero al llegar vieron que su familia fue masacrada.

Arya y la Sacerdotisa Roja. Temporada 3 de Game of Thrones.

301 d.c
El Perro se niega a dejar ir a Arya, al menos hasta encontrar un lugar seguro -y que le den una recompensa-. Su relación baila continuamente entre la amistad y el odio, ya que Arya hace todo lo posible por escapar, pero Clegane se empecina en protegerla mientras le transmite conocimiento y tacha algunos nombres de su lista.

Lee también: Game of Thrones: los pendientes de la lista de Arya

El nuevo objetivo es Nido de Águilas en El valle, donde se encontraría con su tía Lysa. Sin embargo, al llegar les dijeron que se había suicidado -en realidad fue asesinada por Meñique-. Arya estaba a poca distancia de encontrar a su hermana Sansa, pero desconocía que ese era su paradero actual.

Al continuar su ruta, Brienne de Tarth hace todo lo posible por convencer a Arya de ir con ella, pero se enfrasca en una pelea con El Perro que lo deja malherido y la niña Stark decide dejarlo morir.

Su siguiente destino es un barco a Braavos.

Arya y El Perro. Temporada 4 de Game of Thrones.

302 d.c
Arya viajó al otro lado del océano con la promesa “Valar Morghulis” entre sus manos. Al llegar, fue solo cuestión de tiempo para que se encontrara con Jaqen, líder de los “Sin rostro”. Lo que desconoce es que debe dejar absolutamente todo atrás para convertirse realmente en “nadie”.

Siguiendo su espíritu rebelde, al descubrir que Ser Meryn Trant -persona en su lista- está en la ciudad, decide robar uno de los rostros del templo para darle muerte. Al asesinarlo se da cuenta que es un pederasta, pero eso no la exime de su castigo: le quitan la vista y la obligan a ser mendiga.

Arya Stark. Temporada 5 de Game of Thrones.

303 d.c
La hija menor de los Stark continúa su entrenamiento como asesina profesional. Soportando los malos tratos de otra aprendiz de Jaqen, su primera misión es asesinar a Lady Crane, una actriz que interpreta a Cersei en las obras de teatro.

Cuando Arya la conoce mejor, se niega a cumplir la misión ya que considera que no merece morir, lo que enfurece a Jaquen. Arya debe huir de la orden de asesinato que dio Jaqen, pero es gravemente herida. Con la ayuda de Lady Crane logra recuperarse y matar a quien intentó quitar su vida.

Sin miedo al líder de los Hombres sin rostro, Arya le dice claramente que es una Stark y toma un barco para regresar a Poniente y cobrar la honra de su familia. La primera víctima fue Walder Frey, quien tras comer un pie hecho con la carne de sus hijos, es degollado.

Arya Stark en Braavos. Temporada 6 de Game of Thrones.

304 d.c
Arya ya es una asesina de temer. Si bien el retorno a Winterfell y reencuentro con Sansa fue un tanto frío en principio, ella hará todo lo posible por defender a su familia. Una breve lucha de práctica con Brienne deja de manifiesto que Arya Stark se puede defender sola.

Las dudas sembradas en la relación de hermanas, se vieron disipadas de una vez por todas cuando juntas sometieron a Meñique a un juicio en el que Sansa dio la orden y Arya lo decapitó. Los Stark no tolerarían más traidores entre sus filas.

Preparándose para recuperar lo que le arrebataron a su familia, se hacen a la idea de que Jon -sin consultarles- juró lealtad a Daenerys Targaryen.

Arya Stark en Winterfell. Temporada 7 de Game of Thrones.

305 d.c
A pesar de manifestar explícitamente a su hermano -primo, en realidad- que no debería confiar en la Madre de Dragones, todo el norte se une para combatir a los Caminantes Blancos.

En un escena que sorprendió a los espectadores, Arya se adueña de su sexualidad y decide tener relaciones con Gendry. Es una de las pocas mujeres con rol protagónico que no es violada en la serie.

Contra todo pronóstico, es Arya la gran heroína de la batalla de Winterfell al clavarle una daga de acero valyrio al Rey de la Noche, y así mismo decide ser partícipe activa de la “última guerra”, comandada por Daenerys para derrocar a Cersei.

Ni Jon, ni Tyrion, ni Arya, ni nadie -exceptuando quizás a Sansa- pudo prever que la reina de melena platinada ignoraría la rendición de la capital y atacaría con fuego.

Lee también: Game of Thrones: la profecía que predijo la traición de Varys y el caballo blanco de Arya

Entre escombros, cuerpos calcinados y cenizas, Arya toma un caballo blanco y cabalga sin un destino revelado, al menos hasta hoy.

Arya Stark y el Rey de la noche. Temporada 8 de Game of Thrones.
Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov