Culto
El final empañado de The Big Bang Theory

El final empañado de The Big Bang Theory

Tras 12 años, la comedia geek por excelencia termina hoy en EE.UU., en un un adiós eclipsado por el fin de otro ícono de la TV, Game of Thrones.

Parte de la crítica fue implacable hace 12 años. “Battlestar Galactica, Klingon Boggle y una conferencia de Stephen Hawking en 1974 se mencionan en el estreno de The Big Bang Theory. También tienen otro rasgo en común: son todas formas más placenteras de pasar el tiempo que esta comedia”, reseñó Entertainment Weekly en octubre de 2007, ante el debut de la historia de dos físicos nerds que veían llegar frente a su departamento a una nueva vecina. En efecto, el estatus de gran fenómeno de la TV no fue inmediato. El promedio de espectadores por temporada llegó a los dos dígitos sólo a partir del segundo ciclo, al igual que las nominaciones a los Emmy.

Desde ahí, por una década, The Big Bang Theory dominó la comedia en la TV, ubicando en el centro a la cultura geek y superando los 200 capítulos. Hasta que su mayor estrella, Jim Parsons, quizás advirtiendo que la serie sólo iría en curva descendente, anunció su despedida y con ello los creadores optaron por hacer sólo un ciclo más.

La temporada 12 -y final- partió en septiembre en EE.UU. y concluirá hoy en Norteamérica, con dos episodios que cerrarán la historia de Sheldon, Leonard, Penny y compañía. Un adiós que en Chile se concretará el 2 de junio, cuando Warner Channel lo emita a las 21 horas.

La serie será recordada por marcar una época, como comedia, sitcom y punto de comunión de geeks. Tuvo a los actores mejor pagados de la TV -con US$ 1 millón por capítulo- y consiguió sostener buenas cifras. Sin embargo, su cierre no se ha vivido como un acontecimiento crucial, tal vez en parte porque le tocó convivir con la despedida de Game of thrones, que finaliza este domingo. Aunque a favor de la ficción de CBS, en los comparativos de audiencia de sus últimos episodios en EE.UU., venció a la serie de HBO con 12,6 millones de espectadores frente a 12,5 millones.

El fan de todas formas parece haber acompañado el adiós, que en medio de tramas volcadas a las parejas, incluyó a William Shatner (el Capitán Kirk de Star Trek) y un cruce con The young Sheldon, la serie sobre la versión de niño del protagonista, que tendrá más temporadas. Pero incluso ese título no calza en el formato clásico de la sitcom, signo de que el género no se encuentra en su mejor época. Otro ícono como The modern family ya anunció su retirada y la serie de Netflix con Rita Moreno, One day at a time, fue cancelada. Jim Parsons ha insistido en que “no hubo un factor” detrás de su decisión, quizás porque las razones estaban a la vista.


Semanas intensas de la TV: Black Mirror y Los Simpson

Mientras un grupo de series inician su retirada, otras sellan su regreso. Jugando al factor sorpresa, ayer Netflix programó el debut del quinto ciclo de Black mirror para el 5 de junio, con tres nuevos episodios. Cuatro días después HBO tendrá la vuelta de Big little lies. Y a la par del cierre de The Big Bang Theory, el 2 de junio llegará a Fox la temporada 30 de Los Simpson.

Sobre el autor: