Culto
Cómo Iron Man salvó la vida de Robert Downey Jr.: una línea de tiempo

Cómo Iron Man salvó la vida de Robert Downey Jr.: una línea de tiempo

Candidato al premio Oscar con apenas 27 años y considerado uno de los actores más prometedores de su generación, la carrera de Robert Downey Jr. se fue por la borda gracias al abuso de cocaína y heroína. Hasta que, en 2008, el hombre de hierro lo cambiaría todo.

“Jamás contaré las peores cosas que me ocurrieron en la cárcel”, dijo Robert Downey Jr. según consigna El País. Sus compañeros de presidio se ensañaron con él, lo golpearon tanto que debió someterse a una cirugía y -según su amigo, el cineasta Oliver Stone- al grabar la cinta Asesinos por naturaleza (1994) se dio cuenta que la seguridad del actor peligraba: “Quedó muy claro que los presos sentían una fascinación sexual hacia Robert”.

Quien actualmente es uno de los actores más queridos de Hollywood, con un sueldo que destaca entre los más abultados de la industria según Forbes, sobrevivió una época en que las drogas le quitaron su salud, su carrera emergente y su familia.

El hombre tras el codiciado traje de Iron Man tuvo tiempos oscuros. Las historias más sórdidas relatan que su padre le dio de fumar marihuana a los 6 años -según dijo en el libro The New Breed: Actors Coming of Age-, fue condenado a prisión en dos oportunidades y el consumo excesivo de sustancia ilícitas lo dejó en una calle rogando a la fuerza pública que no lo arrestaran nuevamente.

A Robert Downey Jr. no le regalaron el papel que lo tiene en la cima del mundo de las celebridades, aprendió a ser digno del traje de un personaje que, para millones de personas, es un modelo a seguir.

Robert Downey Jr. con un audiencia usando la máscara de Iron Man.

18 de diciembre de 1992
“Está destinado a ser el mejor actor de su generación”, dijo la prensa ochentera tras su trabajo en cintas como Baby It’s you (1983), Weird science (1985), Johnny be good (1988) y Rented lips (1988). Pero el salto lo dio a principios de los 90 como protagonista de la película Chaplin.

Dirigida por Richard Attenborough (Gandhi), la producción de 1992 relata la vida del actor y director británico ícono del cine mudo. Los primeros años de carrera en Reino Unido, su peak de fama en Estados Unidos y el exilio a Suiza tras ser vinculado con actividades comunistas.

Downey Jr. representó con maestría a uno de los mayores exponentes de la historia del cine, lo cual fue galardonado con un premio Bafta a Mejor actor y nominaciones en la misma categoría en los Oscar y Globos de oro.

Robert Downey Jr. como Charles Chaplin.

Le siguieron películas como Hail Caesar (1994), Natural born killers (1994), Solo tú (1994) y Home for the holidays (1995), antes de su caída en picada en un espiral de perdición.

Abril de 1996
A mediados de los 90, la joven promesa comenzó a ser catalogado como otro joven que se dejaba caer en los excesos. A partir de 1996, no era novedad leer en la prensa sensacionalista que Robert Downey Jr. nuevamente fue arrestado bajo el efecto de alguna sustancia ilícita.

“Estaba bajo los efectos de la mejor cocaína que había probado desde la que me metía con mi padre y Jack Nicholson”, fue la descripción que Downey Jr. dio años después en entrevista con Rolling Stone al referirse a una detención de abril de 1996 mientras conducía. Además, tenía heroína y una Magnum 357 -descargada- en la guantera.

Un mes después, se filtró en internet una llamada telefónica de una mujer denunciando que un hombre irrumpió en su casa y dormía en la cama vacía de su hijo: era Robert Downey Jr, quien se equivocó de casa.

Robert Downey Jr. apresado por posesión de drogas.

Recibió tres años de libertad condicional en la que tenía que someterse a exámenes de drogas periódicamente.  Sus amigos Sean Penn y Dennis Quaid lo obligaron a ingresar a rehabilitación, pero escapó por la ventana. Fue detenido manejando su Porsche, drogado y desnudo mientras arrojaba “ratas imaginarias” por la ventana, dice El País.

En entrevista con Esquire, el actor detalló lo que pasaba por su mente en ese momento: “A veces quiero salir a comprar de todo y otras veces solo quiero ver deportes, masturbarme y comer helado. Pero eso no significa que esté deprimido o que sea un maníaco. Me diagnosticó un desorden psicológico un doctor que no sabía que yo me metía a fumar crack en su baño. No puedes hacer un diagnóstico hasta que el paciente esté sobrio”.

Robert Downey Jr. en su fotografía de prontuario policial.

1997
Tras faltar a uno de los test antidrogas exigidos por la justicia, fue condenado a 6 meses en la prisión Los Angeles County. “Siento que tengo una escopeta en la boca, el dedo en el gatillo y me gusta el sabor de ese metal”, fue la explicación que dio ante el juez, pero no fue suficiente para convencer al magistrado.

Siguió con proyectos como Danger Zone (1997) y The Gingerbread man (1998), pero bastó que faltara a otra prueba de narcóticos en 1999 para que se diera por terminada su libertad condicional.

Ni siquiera con el mismo equipo defensor de O. J. Simpson evitó su condena a tres años de prisión en California Substance Abuse Treatment Facility en Corcoran. Ya no era el actor promesa Robert Downey Jr., sino el reo P50522.

Robert Downey Jr. condenado a prisión por segunda vez.

Estuvo un año en la prisión de Corcoran antes que el juez considerara que merecía una liberación temprana. Pagó una fianza de US$5.000 y al poco tiempo encontró trabajo: fue contratado para la serie Ally McBeal.

Su personaje, la nueva pareja de la protagonista, aumentó el rating de la ficción que iba en decadencia y fue nominado al Emmy por Mejor actor de reparto. Incluso fue elegido para interpretar a Hamlet en la obra dirigida por Mel Gibson en Los Angeles, pero Downey aún no estaba en sí. “En aquel momento, me importaba una mierda si no volvía a actuar jamás”.

Robert Downey Jr. y Calista Flockhart como Larry y Ally en Ally McBeal.

Noviembre de 2000
Downey fue arrestado nuevamente tras ser hallado en un hotel en posesión de cocaína y Valium, pero fue dejado en libertad. El actor firmó para actuar en al menos ocho episodios más de Ally McBeal, sin embargo la situación cambió cuando fue encontrado en las afueras de Los Angeles a pies descalzos bajo la influencia de las drogas. En un callejón rodeado de ratas, le imploró a la policía que no lo arrestaran: “Por favor, no lo hagan, me van a arruinar la vida”.

Que el personaje “Larry Paul” aumentara la audiencia de la serie, no fue suficiente para conservarlo como parte del reparto, por lo que los ejecutivos de la ficción decidieron despedirlo. Mel Gibson frenó su puesta en escena para Hamlet y la oferta para actuar en America’s Sweethearts fue retirada.

Además, su esposa Deborah Falconer terminó su matrimonio y se alejó con su hijo Indio Downey (en ese entonces de 8 años).

Robert Downey fue enviado a rehabilitación por tres años, siguiendo la Propuesta California 36 que busca sanar a los adictos no violentos en vez de enviarlos a prisión.

24 de septiembre de 2001
Con el videoclip “I want love“, Elton John dio su apoyo público al actor al pedirle que lo protagonizara. Woody Allen también intentó hacer lo suyo al considerarlo junto a Winona Ryder para la cinta Melinda y Melinda, pero ninguna empresa estaba dispuesta a pagar el seguro de ambos actores.

Quien se estrelló al caer del pedestal que le dio Chaplin, debía demostrar que quería cambiar, y así lo hizo. Los proyectos que apostaron por él lo vieron llegar puntual a cada rodaje, sin protagonizar escándalos y manteniendo buena energía dentro del equipo.

Robert Downey Jr. en El Detective Cantante (2003).

Mel Gibson pagó de su bolsillo el seguro de Downey para que protagonizara la cinta El Detective cantante (2003). David Fincher, en tanto, también puso sus ojos en el actor. El hombre de Seven y Fight Club escogió a Downey para un rol en Zodiac (2007): “Su personaje desaparece a mitad de la película, así que tenía que dárselo a un actor que deje huella para que el público le eche de menos cuando no esté”.

Robert Downey Jr. y Jake Gyllenhaal en Zodiac.

En julio de 2003, Downey Jr. dijo “basta”. Arrojó sus drogas al mar y decidió cambiar su vida. Desde entonces, asiste a clases de pilates, filosofía oriental, meditación y kung-fu para tratar su síndrome de abstinencia.

En 2005 dio un giro que hasta ahora solo le ha dado éxito y alegría: se casó con la productora Susan Levin con quien tiene dos hijos: Exton (7) y Avri (5).

Susan Levi y Robert Downey Jr.

14 de abril de 2008
Cuando la editorial Marvel fundó su productora, X-Men pertenecía a Fox y Spiderman a Sony, por lo que debieron jugársela por otros personajes heroicos para cautivar a las masas. El elegido fue Iron Man.

Un hombre genio, filántropo, playboy y millonario, con un rol protagónico en la saga Avengers, debía ser personificado por el actor indicado, después de todo, debía comprometerse con el papel por más de una década y se convertiría en un ejemplo a seguir para los niños.

El cineasta Jon Favreau sugirió a Robert Downey Jr, pero Marvel respondió con Tom Cruise: “Bajo ninguna circunstancia estamos preparados para contratarlo, a ningún precio”, dijeron los ejecutivos que insistieron en contratar al hombre de Misión Imposible.

Ejemplificando con Johnny Depp como el Capitán Jack Sparrow en Piratas del Caribe, para demostrar que Robert era el candidato perfecto para ser Tony Stark, Favreau logró que aceptaran ver audicionar a Downey Jr.

Tuvieron que verlo para saber que tenían frente a ellos al único Tony Stark, no había más candidatos que buscar.

Robert Downey Jr en Iron Man (2008).

El mismo año de su debut como Iron Man, fue nominado al Oscar como Mejor actor de reparto por Tropic Thunder, donde interpreta a un actor que se pigmenta la piel para parecer afroamericano. Al año siguiente Guy Ritchie lo eligió para interpretar al famoso detective británico Sherlock Holmes, co-protagonizada con Jude Law como el Dr. John Watson.

“Cuando te pasas años, décadas marginado y observando desde fuera, hay que ser idiota para jugar mal cuando por fin te llega una mano ganadora. Y, al margen de ciertas debilidades genéticas devastadoras, yo no soy ningún idiota”, explicó Downey Jr. según reporta El País.

Tal como a Iron Man (2008) le siguieron Iron Man 2 (2010) y Iron Man 3 (2013) -obviando aquellas Avengers en las que participa en el rol principal- a Sherlock Holmes le siguió Juego de Sombras en 2011.

Robert Downey Jr. y Jude Law en Sherlock Holmes.

Entre las tres Iron Man, el actor ganó aproximadamente US$40 millones de dólares y US$75 millones por cada una de las otras Avengers (Assemble, La era de ultrón, Capitán América: guerra civil, Guerra del infinito y End Game). Por solo tres jornadas de trabajo para Spiderman Homecoming (2017), Downey Jr. obtuvo US$ 14 millones de dólares.

Este año será estrenada la película independiente All-Star Weekend, dirigida por Jamie Foxx y protagonizada por Downey Jr., Gerard Butler y Benicio del Toro; y para diciembre de 2020 se espera el regreso de Sherlock Holmes. 

Con End Game, finaliza la era Avengers para Tony Stark, pero Robert Downey Jr. sigue. Iron Man puede descansar en paz tras salvar la vida del actor que lo personifica.

Robert Downey Jr. en Iron Man 2 (2010).
Sobre el autor: