Culto
No solo para la fogata: grandes canciones acústicas

No solo para la fogata: grandes canciones acústicas

A ratos marcando un contraste con el sonido del artista o como una muestra de este, los instrumentos acústicos también han sido usados para crear composiciones que pasaron a la historia. En Culto revisamos algunas de ellas.

John Lennon – Working Class Hero

A pesar de que fue criado por su tía Mimi en una típica casa de clase media inglesa de posguerra en Menlove Avenue, en su fundamental álbum solista John Lennon/Plastic Ono Band (1970), incluye esta canción cuya letra es más bien una crítica social, posiblemente un resabio de su gusto por Bob Dylan. “Te lastimaron en casa y te golpearon en la escuela/Te odian si eres listo y desprecian a un tonto”, canta Lennon, mientras rasguea su guitarra acústica, muy a tono con la sonoridad sencilla que diseñó para dicha placa.

Nick Drake – Pink Moon

Es cierto, tiene varias más, y tan buenas como la canción que dio nombre al tercer -y último- disco que el cantautor grabó en vida. Registrada solo con guitarra y piano, el tema tiene una letra bastante sencilla, cuyo significado nunca se aclaró, pues en la época Drake no tuvo gran repercusión mediática. “La luna rosa está en camino/Y ninguno de ustedes es tan alto/la luna rosa lo entenderá”, canta. Con solo dos minutos, su aparición en un famoso spot de la marca Wolkswagen originó un interés por la música del compositor, lo que ha permitido revalorizar su obra.

Kansas – Dust in the wind

Un clásico absoluto. Fue lanzada como segundo sencillo del álbum Point of Known Return (1977), el quinto de la carrera del grupo. Escrita por el guitarrista Kerry Livgren, en un período en que estaba bajo presión para componer otra canción que sucediera al exitoso sencillo “Carry on Wayward Son”, que había conseguido el lugar 11 del ránking Billboard Hot 100. Por esos días el músico leyó un libro de poesía compuesta por nativos americanos. Una línea llamó su atención: “Para todo lo que somos es polvo en el viento”. El sencillo alcanzó el lugar seis de la mencionada medición, el único top 10 que tuvo el conjunto en su carrera.

Oasis – Wonderwall

Al revisar el canal de Oasis en Spotify, esta canción del disco (What’s the story) Morning Glory, es la más popular de la banda liderada por los hermanos Gallagher. Durante años se asumió que Noel la escribió para su novia y futura esposa, Meg Mathews, a partir de una declaración que el músico dio a la revista Select en 1995: “Se trata de mi novia. Estaba sin trabajo, y eso, un poco de mala suerte, por lo que solo está diciendo: ‘Anímate y empieza a trabajar'”. Años después, el compositor descartó esa historia: “El significado de esa canción me fue arrebatado por los medios de comunicación que se lanzaron sobre ella. ¿Y cómo le dices a tu señora que no se trata de ella una vez que la ha leído?”.

Bob Dylan – The Times They Are A-Changin’

Hay canciones que pasan a la historia porque captan la emoción del momento. Una de ellas es la que título al tercer álbum de Bob Dylan, lanzado en enero de 1964. Este era el primer disco que solo tenía canciones propias, que abarcaban temas como el racismo, el abandono, la explotación, etc.  Por su lado, esta creación -tocada solo con guitarra y armónica- reflexionaba sobre los cambios generacionales. “Esta fue definitivamente una canción con un propósito”, recordó en 1985. “Yo quería escribir una gran canción, con versos cortos y concisos apilados uno sobre otro de manera hipnótica. El movimiento por los derechos civiles y el movimiento de la música folk estuvieron muy cercanos por un tiempo y se aliaron juntos en aquel tiempo”.

Sobre el autor: