Culto
Prohíben exponer a editor neofascista en Feria del Libro de Turín

Prohíben exponer a editor neofascista en Feria del Libro de Turín

Francesco Polacchi calificó anteriormente a Mussolini como el "mejor hombre de Estado italiano" y también aseguró que "un poco de dictadura no hacía mal".

La editorial italiana abiertamente neofascista Altaforte fue excluida de la Feria del Libro de Turín, que abre este jueves tras provocar una fuerte polémica en el sector literario, anunciaron sus organizadores.

“El contrato fue anulado”, declaró Silvio Viale, presidente de la asociación organizadora de esta feria internacional que cada año se celebra en Turín, en el noroeste de Italia.

No obstante, el polémico editor Francesco Polacchi se presentó el jueves en la mañana en las puertas de la feria agitando ejemplares de Yo soy Salvini, el libro de entrevistas con Matteo Salvini, ministro del Interior y jefe del partido de extrema derecha la Liga; firmado por la periodista Chiara Giannini, el cual editó y tenía previsto presentar en su stand.

“Si aún quieren libertad de expresión, los estoy esperando”, escribió en su página de Facebook antes de aparecer en la entrada de la feria.

El miércoles, la región de Piamonte y la ciudad de Turín presentaron una denuncia por apología del fascismo contra el editor Polacchi, cercano al movimiento neofascista CasaPound.

Esta denuncia fue contra las declaraciones que ofreció el editor a los medios, donde calificó a Benito Mussolini como el “mejor hombre de Estado italiano” y opinó que “un poco de dictadura no hacía mal”.

En la ley italiana, la apología del fascismo es un delito pasible de seis meses a dos años de cárcel.

Varios editores y autores protestaron contra la presencia de Altaforte en esta feria, que consideran que se prestó para ser tribuna de la extrema derecha.

Algunos, como el colectivo de escritores italianos Wu Ming o el caricaturista Zerocalcare, anunciaron que boicotearían este evento, uno de los más importantes que cada año promueve al sector editorial italiano.

El propio Salvini reaccionó a la polémica el martes: “Creo que la cultura es la cultura venga de donde venga. Cuando hay ideas diferentes, está bien confrontarlas. Pero no soy yo quien organiza y quien invita”.

“Yo soy antifascista, anticomunista, antiracista, antinazi, todos los anti posibles y no hablo de fútbol”, agregó en un tono jocoso.


*Créditos de la imagen de la nota: Marco Bertorello/AFP.

Sobre el autor: