Culto
El boom de la Feria del Libro: Cristina & los boys

El boom de la Feria del Libro: Cristina & los boys

Si bien el libro de la ex presidenta Cristina Fernández es el fenómeno editorial de los últimos años, también han llamado la atención los libros de otros políticos que en este año eleccionario han sonado como candidatos a presidente, gobernador y vicepresidente. Curiosamente son todos libros de economistas devenidos en políticos.

Impactada por la recesión, la baja en el consumo y la alta inflación, la industria editorial trasandina ha tratado sin éxito hasta ahora de seducir a un público que cada vez se le ha vuelto más difícil comprar libros. Muchos editores han alegado que la caída sostenida en las ventas de libros desde el 2014 no es un problema que se pueda solucionar desde la industria, pero al parecer Sinceramente, el libro de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, publicado por Sudamericana, ha dado una muestra de cuán equivocado se podía estar, si se está atento a los movimientos no sólo del mercado, sino de la coyuntura política. Y es que Sudamericana, que pertenece a un gran grupo editorial, Penguin Random House (PRH), no sólo estuvo atento a la coyuntura, sino que hizo algo que muy pocos vaticinaban que era posible: convertir un libro en bestseller en uno de los peores años de la industria editorial.

Lee también: Modelo para armar: claves para entender la 45 edición de la Feria del Libro de Buenos Aires

Sinceramente ya va en la cuarta edición, con más de 200 mil ejemplares en dos semanas, y tiene a las imprentas de PRH trabajando a full. Algo sólo comparable, según dicen los entendidos, al libro Nunca Más (1984), un equivalente a nuestro Informe Rettig. Es decir que hace treinta y cinco años que no pasaba algo así.

Tal ha sido el fenómeno, que el libro que se presenta mañana jueves en la Feria del Libro con un fuerte operativo de seguridad; de hecho la organización quedó a cargo de los cercanos a la ex Presidenta, quienes acreditaron a prensa, pero no a toda, y seleccionaron al público que podrá llenar los mil cupos de la sala Jorge Luis Borges. Adentro y afuera de la Feria habrá pantallas gigantes que transmitirán el evento, hasta donde llegará Cristina en lo que se presume será su primer acto como precandidata presidencial.

Foto: Ricardo Ceppi / Getty Images.

Fuentes cercanas a la Cámara Argentina del Libro (CAL), una de las entidades que reúne la Fundación El Libro, que es la organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, señalaron a Culto que los directivos de esta entidad estuvieron hasta último momento peleándose para ver quién saludaba a la ex Presidenta o quién le entregaba el ramo de rosas. Por el momento, en lo protocolar, la acompañarán María Teresa Carbano, presidenta de la entidad organizadora, y Juan Boido, director editorial de PRH. Todo además será transmitido vía streaming por las redes sociales. Sólo el operativo destinado a Germán Garmendia para la presentación de su libro #ChupaElPerro ha tenido parangón.

Lee también: Feria del Libro de Buenos Aires celebra la lectura en medio de la crisis

Cuesta entender la dimensión de este libro si no se tiene en cuenta, por ejemplo, que algunas librerías han estado vendiendo casi exclusivamente este producto. Una de las dueñas de la librería más importante de literatura (Norte), Débora Yánover, señaló a un medio que estaban vendiendo 70 ejemplares por día, lo que da un promedio de casi 500 a la semana en un solo punto de venta. En principio varias librerías implementaron el sistema de reserva, pero eso no pudo llevarse a cabo una vez que los libros se ponían en vidriera, ya que sencillamente era imposible sostener la reserva. Pero en los últimos días las condiciones han cambiado, ya que PRH estaría implementando un sistema de compra en firme, es decir al contado, es decir que se dio cuenta de que el libro estaba siendo negocio para las librerías. Por si eso fuera poco, circula un pdf en las redes y en las calles ya puede verse pirateado, encontrándose en algunas esquinas de la tradicional calle Florida. Nada parece detener el fenómeno editorial, que está atado a la decisión de la ex presidenta de transformarse en candidata presidencial este año, o al menos así han pensado muchos.

Cristina y el presidente ruso en 2015. Foto: Sefa Karacan / Anadolu Agency / Getty Images.

Entre los pasajes del libro se cuenta, por ejemplo, por qué Cristina tenía en su casa una carta original de José San Martín a Bernardo O’Higgins. En su momento la prensa local señaló con escándalo cómo era posible que la ex Presidenta se quedara con un tesoro nacional, e incluso el director del Archivo Nacional anunció que estaba en marcha una investigación para averiguar su procedencia. La verdad, sin embargo, la cuenta CFK en uno de los pasajes de su libro: “Putin, al retirarnos del mismo, hizo detener el paso de nuestra comitiva y pidió a uno de sus colaboradores, que tenía una caja en sus manos, que se acercara. Y allí, ante mi sorpresa y traductor mediante, me dijo: ‘Esto es para usted, presidenta’. Cuando abrí la caja y pude ver la carta original de San Martín a O’Higgins, casi me muero. Lo miré y le pregunté: ‘¿Y esto? ¿De dónde lo sacaron?’. La respuesta de Putin no se hizo esperar y me sorprendió aún más: ‘La mandamos a comprar para usted en Nueva York’. Confieso que si me quería impresionar, lo había logrado…”. De aquí se puede deducir que Putin trató de seducir a la ex presidenta argentina.

Lee también: La vida interior de Paul Auster

También en Sinceramente se explica por qué la ex Presidenta no le entregó la banda presidencial a Mauricio Macri, cosa de la que se habló y especuló mucho. El pasaje es largo, pero se resume en la llegada del actual presidente a la residencia de Olivos, donde viven los presidentes durante su mandato, para coordinar el traspaso de mando: “Lo esperé en el despacho presidencial de la jefatura de gabinete parada en la puerta, de modo tal que cuando esta se abriera y él ingresara, yo estuviera ahí para extenderle la mano. Sin embargo, tardó un buen rato porque lo primero que hizo, antes de verme, fue ir al baño”. Luego de unos momentos salió y la ex presidenta retoma la anécdota: “Cuando me dio la mano sentí que estaba tenso, duro. Casi no hablaba y me miraba muy fijamente hasta que me dijo, como si fuera una orden: ‘Usted tiene que entregarme el poder en la Casa Rosada’. ‘No’, le contesté. ‘Eso hay que hacerlo en el Parlamento’”. De ahí la discusión se intensificó y terminó con Cristina no haciendo ningún traspaso de mando.

Pero también hay otros libros de políticos-economistas (en Argentina parece ser una tendencia) que han dado que hablar: La sociedad cómplice, del economista y autoproclamado precandidato presidencial por la derecha neoliberal José Luis Espert, fue presentado en la Feria del Libro por el periodista Baby Etchecopar. Etchecopar se ha caracterizado por defender el uso de las armas para defenderse de la delincuencia.

Lee también: Paranoia de seguridad: los chilenos acusados de terrorismo en Argentina

Mucha más expectativa tuvo la presentación de Debajo del agua, del ex embajador de Argentina en Estados Unidos Martín Lousteau, hasta donde llegaron dirigentes del oficialismo, como el ministro de Interior Rogelio Frigerio, que es su amigo además, Ricardo Alfonsín y el presidente de Boca Juniors Daniel Angelici. Lousteau, que fue ministro de Economía de Cristina Fernández, aparece nombrado en Sinceramente por el conflicto que enfrentó al gobierno con la agroindustria en 2008. Lousteau, sin embargo, hoy es una figura en ascenso dentro del radicalismo. Si bien no milita en el partido, en las elecciones a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2015 compitió con Horacio Rodríguez Larreta (PRO) y casi le ganó. Desde ese momento es mirado con respeto por el oficialismo y la oposición moderada, lo que lo ha hecho sonar como precandidato a vicepresidente en el espacio de Roberto Lavagna (otro economista).

Lee también: “Rolling Stone Argentina llegó a tener una mujer en la tapa, sin estar mostrando las tetas, recién hace poco”

Otro libro que ha llamado la atención en esta 45 Feria del Libro fue otro de un ex ministro de Economía de CFK. Se trata de Axel Kicillof que estuvo al mando del ministerio en los últimos años del segundo mandato de la ex presidenta. Kicillof, afín a La Cámpora, la agrupación que dirige Máximo Kirchner, es considerado como uno de los más leales colaboradores, y por eso ha sonado como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, e incluso como sucesor de CFK en un eventual tercer gobierno. Kicillof presentó en la feria un libro de conversaciones con periodistas como Carlos Pagni e Ingrid Beck titulado Y ahora ¿qué?: desengrietar las ideas para construir un país normal. De todos estos libros el único que se refirió a un movimiento importante en la Argentina en el último tiempo, esto es al feminismo, fue el Axel Kicillof.

Sobre el autor: