Culto
Yo-Yo Ma: “La tradición clásica occidental es uno de los grandes tesoros del mundo”

Yo-Yo Ma: “La tradición clásica occidental es uno de los grandes tesoros del mundo”

Ayer, el reconocido chelista, ganador de 14 premios Grammy, se presentó en el GAM y el sábado dio un concierto en el Teatro del Lago, en el marco de su gira The Bach Project.

Han sido días intensos para el destacado chelista Yo-Yo Ma (63) en Chile. El pasado miércoles estuvo en el norte dando el concierto Bach bajo las estrellas, en el Observatorio Europeo Austral (ESO). Al día siguiente, el jueves, participó en el conversatorio Cultura y el Cosmos, donde intercambió opiniones con una docena de astrónomos. El pasado sábado, el ganador de 14 premios Grammy, se presentó ante más de mil personas en el Teatro del Lago, en Frutillar, como parte de su gira mundial The Bach Project.

Ayer, el músico franco-estadounidense brilló como un rockstar en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), en Santiago. Cerca de las 16.30 h., llegó a la plaza central, de camisa y una gorra azul con el logo del Observatorio Europeo Austral. Yo-Yo Ma dejó a un lado su mochila y de inmediato se acostó sobre la plataforma de madera circular, parte del proyecto de la artista chilena Constanza Alarcón Tennen, llamado Coral, colectivo, tectónico.

“¿Cuántas personas han estado en un terremoto?”, preguntó el músico a los presentes reunidos a su alrededor, la mayoría con celular en mano. “¿Cuántos tuvieron miedo?”, señaló Ma, quien luego tocó su violonchelo durante 20 minutos. Primero improvisando sobre los sonidos que antes habían grabado los asistentes en dos locutorios dispuestos en el GAM. En su mayoría eran gritos, rezos, ronquidos y risas. Sonidos espontáneos frente a un sismo. Luego Yo-Yo Ma ingresó poco a poco a la obra de uno de sus favoritos: Johann Sebastian Bach.

Hoy lunes culmina su paso por Chile -el jueves se presenta en Medellín, Colombia- con una visita a los estudiantes de la Escuela Jorge Alessandri Rodríguez de Renca. Antes, eso sí, Yo-Yo Ma se refirió a su interés en la obra de Bach. “Su música ha sido mi compañera desde que comencé a tocar el violonchelo cuando tenía 4 años. Para mí Bach fue una especie de compositor-científico: nos ve y nos describe con precisión, pero lo hace sin juicio y con amor. Es por eso que su música aún nos habla, aunque vivimos 300 años después de su composición y sin la experiencia del mundo en el que él vivió”, señaló Yo-Yo Ma a La Tercera.

Sobre su permanente búsqueda en otros estilos de música, más allá del repertorio tradicional, dijo: “¡No está completamente planeado!”, y agregó quien pasó sus años de formación en Nueva York que “la tradición clásica occidental es uno de los grandes tesoros culturales del mundo. Me alegra haber pasado gran parte de mi vida con ella. Pero, a lo largo de los años, he aprendido que, como cualquier tradición, tiene muchos ancestros y primos; se ha refrescado y reinventado repetidamente al involucrarse con otras músicas”.