Culto
Pablo Chill-e dispara: “El Trap es la aguja que rompe la burbuja entre clases sociales”

Pablo Chill-e dispara: “El Trap es la aguja que rompe la burbuja entre clases sociales”

Uno de los artistas más comentados del trap chileno profundiza sobre los cambios en su vida gracias a la música, la efervescencia de escena urbana actual y el gran desafío del género: los show en vivo.

/ Todo lo que tengo lo he ganao’ in the street with trappin’ / Todo lo que tengo gracia’ al trap, nigga I can’t stop it /

Pablo Chill-e -19 años, actual puentealtino y tendencia constante en Youtube-, está contento. Viste completamente de blanco y sonríe de vuelta ante cualquier mirada mientras camina por Sala Metrónomo: en este lugar realizará, más tarde, uno de los al menos tres show que tiene agendados para la jornada. La rutina de este viernes refleja, de cierta forma, los cambios en su vida.

Levantarse para compartir con la Shishigang, tener la posibilidad de realizar beneficencia, preparar distintos shows, sesiones en estudio y rodajes. Nada de eso había antes. Impensados también eran los millones de reproducciones que hoy acumula en plataformas digitales.

Actualmente mantiene fechas programadas, sin descanso, hasta fines de agosto y pronto dará el gran salto a Estados Unidos para aprovechar el momento de la música urbana en Norteamérica.

-Antes cantaba en los puros bingos y ahora todo este éxito me da dejado un poco loco, pero feliz-, asegura el joven que empieza a acaparar cada vez más miradas.

Hace algunas semanas atrás, si bien no formó parte del cartel en la versión 2019 de Lollapalooza Chile, cantó en dos escenarios -Gianluca y Polimá Westcoast- y fue aclamado. “Shishi Gang, Shishi Gang”, se escuchó fuerte desde el público.

Pero la historia del Shishiboss no se asemeja a la de sus contemporáneos del trap local, no al menos a la de quienes han tenido más exposición mediática durante los últimos dos años. Ni “es como el nuevo punk”, ni “el trap pasó a ser el pop”, representan a Pablito.

Su visión del género está más cerca del inicio, de Atlanta, de la casa trampa. Pablo Chill-e apunta al trap duro, estricto. A la calle misma. Y su creciente público parece apreciar este mensaje explícito. Mientras él responde raudo sobre el origen del fenómeno que produce junto a los “Shishigang”.

-Yo creo que la gente se identifica con lo que escuchan, va desapareciendo el prejuicio. No me siento como un famoso ni estrella, soy un artista que se expresa en emociones y comparto con la gente. Nunca me he dejado llevar por la fama, yo hago esto por la plata- asegura el intérprete de “Misiones”, mientras corre un joint por el lugar.

-¿Ves realmente un ascenso en el trap chileno?

-Ahora se está generando un momento importante, tenemos una sociedad donde cada persona vive en su burbuja y veo que el trap es la aguja que rompe la burbuja entre clases sociales. Y desde dentro, con los otros artistas me llevo bien y el que ‘me tenga mala’ es porque no conoce.

-Y sobre las críticas por los show en vivo….

-Si es por el autotune, es algo estético. Yo no lo uso, o a veces sí, pero depende. Ahora el trap y el autotune van de la mano, es un recurso que viene con la música. Y eso la gente no lo entiende bien, hay un mundo tras la música que hacemos nosotros.

-Pero, ¿te propones desafíos respecto a tus presentaciones?

-Aquí todo depende de los eventos. A veces cerramos porque somos de la casa y nos subimos al escenario que sea. Pueden ser beneficencias, clubes o discos, y no siempre se puede llevar banda o visuales. Ahora estoy llevando DJ (Rehm), también segunda voz, algo más completo. Cuando se den festivales, entraremos con bailarinas y cosas que no se hayan visto. Este es el año para dar ese salto.

-¿Como se siente Pablo Chill-e cuando pisa el escenario?

-Siempre hay ansias pero cuando te quieren y te piden, uno se suelta. Antes estaba psicoseado. Ahora existe inseguridad, pero es de humano. Allá arriba del escenario, uno entrega todo, motiva al resto, es euforia total. Yo sentí eso en Lollapalooza y Rockstar, cuando el cariño también viene de vuelta.

/ Antes quería ser Pablo Escobar, ahora solo quiero ser alguien mejor /

 

*Crédito de fotografía: Jacqueline Riveros (@j.riverosph) 

Sobre el autor:

Alan Alfaro |
Periodista. En Twitter es @alan__alfaro.