Culto
Patricio Pron: “La lista de ganadores del Alfaguara no es mi canon”

Patricio Pron: “La lista de ganadores del Alfaguara no es mi canon”

El autor de 43 años presentó en Chile Mañana tendremos otros nombres, Premio Alfaguara de Novela 2019.

Una pareja termina su relación luego de cinco años juntos. Él es escritor, y Ella, arquitecto. Son los protagonistas del libro Mañana tendremos otros nombres, del narrador argentino Patricio Pron, que obtuvo en enero pasado el Premio Alfaguara de Novela 2019, adjudicándose US$ 175 mil ($ 117 millones). Nacido en Rosario en 1975, Pron es autor de siete novelas y cinco títulos de relatos, y hace una década vive en Madrid, España.

“Desde luego hubiese sido mejor que Ella no lo dejara, pero eso ya había sucedido y Él había descubierto, repentinamente, que no sabía cómo seguir adelante, que Ella se había llevado, también, las instrucciones para hacerlo”, se lee en Mañana tendremos otros nombres, donde los personajes utilizan nuevas tecnologías para hallar pareja, como la aplicación Tinder.

“Cuando uno se encuentra sin el otro, descubren que el paisaje de las relaciones amorosas cambió por completo”, comenta Pron en Santiago. “Son cambios que se producen habitualmente en el transcurso de una generación a otra, pero la aceleración en el acceso a la información se hace evidente en la intromisión de las nuevas tecnologías”, agrega, horas antes de la presentación de su novela en el Museo de Artes Visuales (Mavi), el jueves pasado.

Hace algunas semanas comenzó la gira por el premio que el año pasado ganó Jorge Volpi (Una novela criminal). Pron ya estuvo en Uruguay y en Argentina, y el tour finalizará en diciembre en la Feria del Libro de Guadalajara, México.

“Es bastante duro, pero no me corresponde a mí quejarme”, dice entre risas el autor de obras como Nosotros caminamos en sueños y los ensayos reunidos en El libro tachado. Comenta que la novela ganadora del Premio Alfaguara la escribió durante tres meses de 2018. Sin embargo, estuvo un año leyendo literatura como parte de su proceso de investigación. Entre esos libros leyó Teoría King Kong, de Virginie Despentes. “Es un texto que me conectó con otros autores como Paul B. Preciado y Marina Garcés, documentaban al tiempo que estimulaban la producción de la novela”, dice.

Sobre el azar en las relaciones amorosas Pron observa: “Es curioso, porque el ideal del amor romántico fue hegemónico apenas hasta hace unos años y otorgaba un importante papel al azar. Esto consiste en que dos personas se embarcan en una relación más allá de sus diferencias de origen, clase y formación. En ese sentido, la aplicación de algoritmos está completamente justificada por la necesidad de minimizar el porcentaje de azar”.

Creado en 1965, el Premio Alfaguara cuenta con ganadores de diferentes países de Hispanoamérica. “Me alegró mucho ver que en la lista de ganadores del premio estaba el chileno Carlos Droguett (lo obtuvo en 1970). No necesariamente los otros autores chilenos, Hernán Rivera Letelier (2010) y Carla Guelfenbein (2015). No hace falta que lo diga , que la lista de ganadores del Alfaguara no es la mía propia; no constituye mi canon y está basada en criterios que yo desconozco”, señala Pron sobre un galardón que ha tenido en las últimas décadas una marcada vocación comercial. “De esa lista hay una media docena de autores que me interesan y posiblemente dos docenas que no. Ahora bien, al margen, la entrega del premio a Ray Loriga en 2017 fue la constatación de que también existía la posibilidad de que el premio fuese recibido por un autor literario, y eso a mí por lo menos me sirvió de aliciente para escribir la novela”, agregó.


Sobre el autor: