Culto
Batalla de los Gallos semifinal Concepción: freestyle, el nuevo deporte mental

Batalla de los Gallos semifinal Concepción: freestyle, el nuevo deporte mental

El primer hito de la Red Bull Batalla de los Gallos, temporada 2019, se vivió en Chile. Allí, en el sur, con un frío que recién eclipsa al sol, un crédito local reafirmó su gloria en una fecha marcada por lo inédito. Por primera vez una mujer compitió entre los dieciséis mejores.

La maquinaria de Red Bull Batalla de los Gallos empieza otro año de engranaje. Al sur de Chile, en Concepción, capital de la región del Biobío, se fijó la primera semifinal nacional de la competencia el pasado sábado 13 de abril.

La tarea no es sencilla. De un universo de 96 nombres clasificados a las tres semis fijadas —una menos respecto a 2018—, sólo uno llevará la bandera tricolor en la competencia internacional.

Aquel, el mejor de Chile, portará la ilusión de toda una escena cuando en diciembre próximo compita por ser el campeón mundial de una liga dominada históricamente por españoles y argentinos.

La clasificatoria, montada en un reducido club nocturno de Concepción que fue abierto excepcionalmente para la marca organizadora y cerca de 300 personas con medianía menor de edad, suma casi medio millón de visitas en su transmisión de streaming.

En los comentarios del video conviven seguidores de todos los países hispanohablantes con distintas personalidades. Unos, maravillados con los nombres más under de la escena sureña. Otros exigiendo subtítulos al acento chileno y criticando el escenario, a los jueces y al público. Todos viendo la batalla hasta el final. La media de conectados nunca sufrió un percance.

*

La semana del freestyle en Concepción empezó a germinar días antes. A la fecha de Red Bull, se sumó una final universitaria que pasaría a la historia y una fecha de batallas organizada por la DEM —acrónimo de Dame Ese Micrófono—, la liga callejera más fuerte de Chile y que, desde la independencia y gracias a Internet, ha reunido en parques y plazas a cientos de beatboxers que luego se transformaron en referentes.

El nivel de la competición en las calles y el contacto más directo con el público motiva incluso a algunos clasificados de Red Bull a ponerse a prueba en medio del Parque Bicentenario. Nombres como Antu o Esezeta afinaron su preparación enfrentándose a Erreka, a la postre el ganador del primer lugar en aquella batalla.

“Creo que el rol de un MC, más que tener una habilidad de freestyler o argumentos sólidos, es saber conectar con la gente. Todas las ramas del hiphop están centradas en eso”, responde Cayú, co-host de la Batalla de los Gallos y una de las caras más reconocibles de la DEM.

Como espectadora y acompañando a Némesis, su mejor amiga y uno de los nombres a considerar de la nueva escena under, la primera mujer clasificada vía cupo universitario a una competición circunstancialmente masculina busca apagar los nervios. Ambar, A.K.A. Dionisia, parece no tomar el peso de lo que hizo menos de 24 horas antes. Preocupada de manera excesiva por el destino que tendrá su bolsa de tabaco, rememora el momento de su triunfo. “Fue algo, no sé, una sensación que nunca había sentido. Luego de ganar la primera de las batallas me sentí súper capaz”.

La conversación se ve interrumpida constantemente por escolares que le piden fotos y cruzar una palabra. Se ha transformado en una especie de “mini celebridad” gracias a sus batallas que bordean los cientos de miles de visitas y una cuenta en Instagram que podría llenar un Estadio Maracaná.

“Pero eso no es real”, nos advierte, “todas las personas que te dicen que te aman, no es cierto, porque no te conocen”.

Pese a reconocerse como una persona tímida y que sufre constantes “ataques de vergüenza” inclusive en medio de batallas, con 19 años Dionisia se metió en la historia del evento: logró pasar el filtro inicial y pudo batallar entre los treinta y dos mejores de la regional.

*

El cuadro de clasificados a batallar se completó apenas horas antes que el público asfixiara cada rincón de la pista del club.

Los 32 MCs se someten al filtro de los jurados de esta fecha: Omega el CTM, Blazzt y Cristofebril, campeón nacional en 2012 y que suma su tercera temporada como autoridad.

Aunque batallan entre sí, los que pasan a la siguiente ronda se eligen por puntaje y no por duelo ganado. Así, pueden darse curiosidades: el dieciseisavo clasificado fue elegido tras un empate en puntos que se definió en un duelo triple.

José Jara, A.K.A. Stroot, llegó clasificado desde la universitaria de Valdivia tras viajar siete horas en autobus. El oriundo de La Unión estudia para transformarse en médico y, tras ganar su derecho a estar dentro de los treinta y dos,  apunta una definición de la escena que representa.

“Todo el mundo puede generar una rima, pero hay pocos que pueden jugar con las palabras, convertirlas y eso es lo atractivo del freestyle”, dice.

 

Tras aquel proceso que no fue abierto al público ni transmitido oficialmente, en la grilla de los dieciséis finalistas aparecen algunos de los favoritos: Esezeta, Temple, Jokker, Metanlingüistica y la debutante Dionisia son los más comentados.

Los octavos de final se sucedieron urgentes. En una hora casi exacta y con una modalidad de primer round con concepto y un segundo enfrentamiento 4×4 de 120 segundos entre ambos “gallos”, los triunfadores fueron los siguientes: Esezeta venció a Rapsenico, Silencio derrotó a MCAbcz, Temple dio cuenta de Antu y Dazer, tras réplica, dejó en el camino a Dionisia; Jokker hizo lo propio con quien fuera uno de sus mentores Andy’s; luego, en uno de los duelos más disputados, Slow despachó a Metalingüistica, Anexo eliminó a Slater y finalmente Nano ZDF se impuso ante Neeiz.

Tras quedar en ocho, los freestylers se agrupan en un pequeño backstage al costado del escenario. Entre galletas, decenas de latas de energética y miembros de la producción, la mayoría se funde en abrazos y felicitaciones recíprocas.

De vuelta al escenario y tras la moneda en cara o sello que define al primero en batallar, las cosas se vuelven a distanciar. Tres, dos, uno, ¡tiempo!

*

Como si fuera un deporte —muchos afirman que lo es—, los jurados analizan estructura, punchline (o la parte en dónde recae la gracia de la rima, el remate), flow, puesta en escena y nivel de argumentos. Tal como en el boxeo, no importa quién más pega, si no la certeza de sus golpes. La nobleza de los recursos utilizados nunca fue más visible.

“La ansiedad generalmente le juega una muy mala pasada a los participantes. A veces, llegan muy alterados y eso se refleja. La calma, estar bien mentalmente es lo que yo evalúo, tratando de no considerar rimas personas o golpes bajos”, explica Cristofebril sobre su metodología de evaluación.

Seo2, otrora mente tras proyectos como Makiza, y actual host oficial de las fechas chilenas de Batalla de los Gallos, asiente. “La objetividad es lo más importante en esto. Por un lado es cómo se desarrolla como MC y por otro lado va sumando la forma de hacer punchline, si hace bien la métrica y el ingenio que ocupe”.

“Me pasa a veces que no pillo bien las cosas hasta dos patrones después. Eso es uno de los puntos fuertes del rap: que te deje pensando”, agrega tras analizar el nivel de la primera semifinal.

*

Tras unos cuartos de final intensos en donde los ganadores de la llave se clasificarían directo a la final nacional, Silencio dejó fuera a Ezeseta, uno de los nombres fuertes de la zona; Temple se impuso sin problemas a Dazer, Jokker reafirmó su favoritismo ante Anexo y Slow batalló palmo a palmo su cupo, tras animar la batalla más candente de la jornada contra Nano Zdf.

Tras un retiro autoimpuesto luego de “un 2018 muy malo”, Silencio decidió enviar su video hacia la regional de Concepción motivado por una amiga.

En semis, con duelos marcados por conceptos como el reciclaje, Jokker alcanzó la final tras una extensa batalla con el puertomontino Slow y Silencio despachó a un Temple que, al final, alcanzó el tercer lugar tras imponerse sin discusión en la batalla por el bronce.

Antes de la última batalla que lo consagró como ganador, Aldo Valdebenito (Jokker) analizó su rendimiento: “Siempre es difícil la presión de estar en Red Bull. En cuartos de final me vi un poco complicado. Ahora, ya clasificado, uno siempre se relaja un poco pero no es la idea”.

“Me siento bien. Para clasificar hay trabajo, tiempo invertido. Entreno en una sala de ensayo, con micrófono y cuatro compañeros. Es eso y estudiar bien la historia de los lugares a los que uno va”, dijo el oriundo de Hualpén, una comuna ubicada a 20 minutos del centro de Concepción.

FINAL / CHILE / SEMIFINAL CONCEPCIÓN

FINAL / SEMIFINAL CONCEPCIÓN / CHILE¡Tenemos ganador! Jokker se queda con el primer lugar en la semifinal de #Concepción

Posted by Red Bull Batalla de los Gallos on Saturday, April 13, 2019

“Lo principal es rapear harto”, nos confidenció antes de subirse a recibir la medalla que terminaría poniéndolo al centro del podio, tal como en la regional penquista de 2017.

*

Red Bull Batalla de los Gallos continuará su periplo por el país. Aún queda la regional de Santiago el próximo 3 de mayo —que incluirá el retorno a la liga de Teorema y la inclusión de Koncisa como la primera mujer clasificada vía video— y la fecha en Antofagasta (25 de mayo), que juntará a gran parte de los exponentes de la zona norte.

Las entradas para ambas fechas ya están disponibles por sistema Eventrid.

Estos son, hasta el momento, los nombres ya clasificados para la Final Nacional fechada para junio: Elemental, Acertijo y Tom Crownley (segundo a cuarto lugar 2018 respectivamente), y Jokker, Silencio, Temple y Slow por sus victorias en la regional de Concepción.

Sobre el autor:

Raúl Álvarez |
Periodista. En Twitter es @AlvarezMalebran.