Culto
Game of Thrones repasa su historia en Nueva York antes del adiós definitivo

Game of Thrones repasa su historia en Nueva York antes del adiós definitivo

Ayer la serie reunió a su elenco completo, desde Pedro Pascal a Emilia Clarke, para su última premiere. El gran fenómeno de la televisión vuelve con su ciclo final el domingo 14.

Ocho años más tarde, el final. Un cierre que se sabía era inminente, pero que ya en tierra derecha, a 10 días de que se produzca, adquiere otro sabor. Como quizás sólo el cine es capaz de generar con sus grandes franquicias, millones de fanáticos se reunirán ante la pantalla a la misma hora, este domingo 14. No importa si el culto comenzó en 2011, cuando la disputa por el Trono de Hierro daba sus primeros pasos; en 2013, con la trágica Boda Roja, o más recientemente, durante la larga espera de casi un año y diez meses, el tiempo que ha pasado desde que Game of thrones emitió su séptima temporada.

La preferencia puede estar repartida entre Daenerys Targaryen, Jon Snow, los Lannister o incluso el Rey de la Noche, pero especialmente desde ayer el sentimiento es común. Una reproducción del Trono de Hierro se ubicó en el Rockefeller Center como máxima expresión de que la millonaria serie, quizás lo más alto que ha llegado la TV de este siglo en cuanto a masividad, vivía una jornada especial, en la previa a su estreno en HBO el domingo 14, a las 21 horas en Chile (a la par con EE.UU.). Un marco de expectación que en el mundo del entretenimiento sólo podría compararse a sagas como Star Wars, Harry Potter o El señor de los anillos.

Ajustado a esa envergadura, ayer en la tarde neoyorquina todos los actores que han participado en los ocho años al aire de la serie llegaron para iniciar formalmente la despedida de la producción basada en la saga de George R. R. Martin. Desde el actor y DJ irlandés Kristian Nairn (Hodor en la serie) y el islandés pelirrojo de barba frondosa, Kristofer Hivju (Tormund), hasta otro irreconocible respecto de su personaje en la ficción, como Conleth Hill (Varys), abrieron los fuegos de la velada, en el Radio City Music Hall.

Tampoco se restó de la ocasión Pedro Pascal, inolvidable en la cuarta temporada por su rol Oberyn Martell, el personaje con el que comenzaría su ascenso en la industria y que, como dijo a La Tercera en marzo, “sabía me iba a cambiar la vida, pero no sabía cómo”. El chileno-estadounidense se dio el tiempo para jugar y recrear la pelea que tenía en la serie con La Montaña, junto al islandés Hafþór Júlíus Björnsson; uno de los enfrentamientos más icónicos de la trama.

También, para deleite de los seguidores, irrumpió Sean Bean, el recordado Ned Stark del primer ciclo, y para el final, antes de que entraran a ver el primer capítulo de la última temporada -bajo estrictas medidas de seguridad-, estaba reservado que llegaran las grandes estrellas de la serie, como Emilia Clarke (Daenerys), Kit Harington (Jon Snow), Peter Dinklage (Tyrion Lannister), Sophie Turner (Sansa Stark), y Maisie Williams (Arya Stark). Una postal para la historia de la TV y la cultura pop, que probablemente adquiera incluso más sentido con el paso de los años.

Lágrimas de despedida

Con sólo seis capítulos por delante, la serie enfrentó quizás el mayor rigor a la hora de no querer a dar a conocer sus secretos. Lo reconocen de ese modo Sophie Turner y Maisie Williams en una entrevista genérica facilitada por HBO. “¡Sólo llegué al episodio tres y no pude seguir! Le envié un correo electrónico a Sophie que decía ‘¡Ayúdame!’”, comenta Williams, una de las dos hermanas Stark en la ficción.

Sobre una historia que ha sellado importantes cambios para sus personajes, dice que “creo que en estas temporadas finales todas las mujeres han empezado a convertirse realmente en ellas mismas (…) Eso era algo que habíamos estado esperado, pero el hecho de que el programa realmente sea así es muy poderoso”.

Acerca de su última jornada de grabación, en España, Turner es igual de elocuente: “Realizaron un discurso y yo simplemente estallé en lágrimas y estuve inconsolable durante horas y horas después. Yo sólo era un desastre”. Un sentimiento que parece inminente que millones de personas empiecen a vivir desde la próxima semana.


El regreso más esperado

21.00 hrs.
Es el horario en el que está programado -hasta ahora- el estreno en Chile del último ciclo de la serie, en HBO y HBO Go.

Mayor duración
Este último ciclo de la serie tendrá capítulos de larga duración: los dos primeros serán de 54 y 58 minutos, respectivamente, mientras que el tercero será el más largo de las siete temporadas, con 82 minutos.

Record de Emmys
Con su último ciclo, Game of thrones podría extender su reinado en los premios Emmy: hasta ahora, acumula 47 estatuillas, más que ninguna otra serie de TV del horario prime, incluyendo el de Mejor serie dramática en 2015, 2016 y 2018.

Diez mil años antes
La larga noche es uno de los títulos tentativos con el que se trabaja la precuela de Game of thrones, proyecto oficializado el año pasado por HBO y con posible fecha de estreno para 2020. La producción, ambientada diez mil años antes que GOT, tiene entre sus protagonistas a Naomi Watts.

Sobre el autor: