Culto
El músico cuyo suicidio impacta a México

El músico cuyo suicidio impacta a México

Uno de sus fundadores de Botellita de Jerez, el bajista Armando Vega Gil, se quitó la vida luego de que en la cuenta de Twitter #MeTooMusicosMexicanos una mujer anónima lo acusara de abuso.

“Es un grupo definitivo. Ponle a los Ramones traje de charro, a los Sex Pistols dale a beber tequila y eso resulta. Sin ellos, no se comprende a Café Tacvba. Fue Botellita quien impulsó a Tacvba a grabar cuando ellos eran nada”.

De esa manera, el periodista Alejandro González, uno de los más reputados críticos de música de México, explica la estatura artística de Botellita de Jerez, uno de los conjuntos esenciales del rock de ese país y que ayer sufrió su golpe más duro. Uno de sus fundadores, el bajista Armando Vega Gil, se suicidó luego que en la cuenta de Twitter #MeTooMusicosMexicanos una mujer anónima lo acusara de abuso.

Aunque en plataformas digitales muchas voces han calificado de “cobarde” su determinación, el hecho ha enlutado a toda la escena, con declaraciones de pesar que fueron desde Molotov hasta Café Tacvba. De hecho, para muchos los Botellita funcionaron como padrinos de los hombres de Ingrata, estimulándolos a crear rock con elementos de la cultura mexicana.

“Hicieron creer que se podía hacer rock con identidad local y, de paso, volvieron cool lo que antes era para jodidos”, dice González.

De esa manera, incorporaron a su obra la estética charra, los bigotes frondosos e hipermasculinizados que los hacían parecer unos Freddie Mercury cantando desde Plaza Garibaldi. Otro guiño fue al mundo de la lucha libre del DF, toda esa tropa de enmascarados poco esculturales (el Santo, el Rey Misterio) que casi no se habían vinculado a la música.

Sobre el autor:

Claudio Vergara |
Editor de Espectáculos de La Tercera y periodista especializado en música popular.