Culto
Star Wars: Alec Guinness y el personaje que se arrepintió de aceptar

Star Wars: Alec Guinness y el personaje que se arrepintió de aceptar

El reconocido actor británico siempre demostró su inconformidad por su rol de maestro jedi, llegando incluso a rogar que George Lucas asesine al personaje.

“Recuerda, la Fuerza estará contigo, siempre”

Estrenada en 1977, Una nueva Esperanza significó el inicio de una de las sagas de ciencia ficción más importantes de todos los tiempos. La historia del héroe de Tatooine que busca salvar a la galaxia se ha mantenido en el inconsciente colectivo desde hace más de cuatro décadas.

Uno de los personajes vitales en la trama espacial es el del maestro jedi Ben Kenobi, interpretado por Alec Guinness. El reconocido artista inglés, actor de emblemáticas cintas de mediados del siglo XX como El puente sobre el río Kwai Doctor Zhivago, recibió la propuesta de trabajo en los años dorados de su carrera.

Y es desde un principio que Guinness tuvo una relación conflictiva con el universo creado por George Lucas. Según el cineasta, el británico aceptó participar a cambio de recibir el 1% de las regalías por ingresos de taquilla, pensando que la cinta sería un papel más en su carrera. Tras firmar el contrato, el actor que en ese entonces tenía 63 años estuvo gran parte de 1976 en el desierto de Túnez y los estudios de Londres bajo el rol del mítico maestro.

Si bien el papel de Kenobi es uno de los más trascendentales dentro de la saga, en el libro Alec Guinness: la biografía autorizada (Simon & Schuster, 2003) se demuestra que el actor nunca estuvo convencido del todo. En una las cartas expuestas, Guinness relató cómo eran las sesiones de rodaje:

“No puedo decir que esté disfrutando de la película. Nuevos diálogos basura me llegan cada dos días en tacos de papel rosa y ninguno hace que mi personaje sea más claro o incluso soportable… Debo partir al estudio y trabajar con un enano (muy dulce, debe bañarse en un bidé) y su compatriota Mark Hamill y Tennyson (no puede ser cierto) Ford, un delgaducho y lánguido joven que es probablemente inteligente y divertido. Pero ¡Señor, Señor! Me hacen sentir como si tuviera 90 años y me tratan como si tuviera 106”.

Tras el estreno de Star Wars, el efecto del filme fue tal que Alec Guinness desarrolló un complicado vínculo con los fanáticos de la cinta. Es más, el inglés no soportaba ser idolatrado, llegando incluso a provocar el llanto de un niño que le solicitó un autógrafo, según consigna De10. Su disgusto lo llevó a rogarle a George Lucas para que acabase con el personaje, no logrando su objetivo.

Guinness mantuvo pequeñas pero importantes apariciones dentro de la primera trilogía. Incluso, la actuación de Guinness le valió su quinta nominación al Oscar. Pese al deceso del inglés a inicios del nuevo milenio, la familia del fallecido artista aún recibe las regalías generadas por Star Wars, siendo sus herederos quienes mantienen el 1% de los derechos de la película de 1977.

Sobre el autor: