Culto
Nova Materia: entre piedras, tubos y beats

Nova Materia: entre piedras, tubos y beats

El dúo de los ex Pánico, Edi Pistolas y Carolina Tres Estrellas, contó a Culto los pormenores de su nuevo trabajo musical creado a partir de la mezcla de elementos de la naturaleza y bases electrónicas. Se presentarán el sábado 30 de marzo en Lollapalooza Chile.

La voz del oficial sonó fuerte en el control de la aduana.

-¿Que hay en esa maleta?
-Piedras.
-¿Cómo?
-Piedras, así tal cual.
-¡Ábrala!
-Bueno.

No era la primera vez que Eduardo Henríquez —Edi Pistolas— y Caroline Chaspoul —Carolina Tres Estrellas— debían enfrentar la incredulidad de los agentes al momento de ser controlados en los aeropuertos. Rocas, maderas y varios tubos de fierro son parte de su equipaje por una razón: son parte de sus actuales instrumentos musicales.

Nova Materia, la aventura que ambos ex integrantes de Pánico emprendieron tras el fin de su agrupación noventera, tiene como principal característica el empleo de materiales orgánicos para crear música. Una idea interesante, pero que aparejó ciertas dificultades logísticas.

“En un principio, además de la parte creativa, queríamos hacer algo simple. Pero estamos con el proyecto más complejo de nuestra experiencia como músicos. Para viajar compramos millones de maletas, probamos cosas, piedras por acá, fierros por allá, aún no lo hemos resuelto”, cuenta Caroline a Culto.

La idea nació en los estertores de la banda, cuando la pareja fue invitada a trabajar la parte sonora del documental La banda que buscó el sonido debajo (2011), de James Schneider y Benjamín Echazarreta, para el que estuvieron tres semanas haciendo grabaciones en San Pedro de Atacama. El resultado también fue parte del álbum Resonancia (2012), el último de los autores de “Transpíralo”.

“Esa fue la primera ocasión que tuvimos de enfrentarnos en los espacios y la naturaleza para hacer música, ese era el propósito del proyecto y la película. Empezamos a manipular materiales como tierra, piedras, metales, gente hablando, grabación de espacios y ambiente sonoro, etcétera”, detalla Eduardo.

Tiempo después, consumada la disolución del grupo y afincados en París, decidieron continuar con la idea, pero a un nivel diferente. “Quisimos retomar esas técnicas, porque pensamos que era un buen approach, pero que nos habíamos quedado en la superficie. Entonces pudimos sacarlo de su lado demasiado experimental para llevarlo a territorio más accesible”, cuenta Henríquez.

-A partir de esos materiales, ¿cómo es el proceso de trabajo? ¿Cómo arman las composiciones?

Eduardo: Empezamos manipulando materiales y extrayendo sonidos de materiales percutidos, generalmente, o frotados los unos contra los otros. Esos sonidos los pasábamos en loops, los escuchábamos mucho rato y empezábamos a percibir los armónicos. Esos los tradujimos en música con un teclado de bajo y con una guitarra percutida. Entonces fuimos acompañando metiéndole ritmos electrónicos.

Caroline: Yo me ocupo de la parte más orgánica. Uso piedras, maderas, por la parte natural, pero también una placa de fierro que es mi mesa para sacar los sonidos. También tubos de construcciones que corto en diferentes niveles para sacar notas. Luego uso un micrófono de contacto para captar esas materias. Todo está tocado y loopeado en vivo.

-¿Con qué ritmos trabajan esos sonidos?

Eduardo: Siempre partimos por un ritmo muy básico, que puede ser un simple kick, 4×4, techno,y por encima todos estos materiales que suenan.

“El álbum es del pasado”

En sus primeros días, el dúo se ocupó en trabajar dos epés: Aparece en sueños (2015) y All the way (2016), seguidos por un primer álbum, It Comes, lanzado en 2018 bajo la afamada casa discográfica Crammed Discs, la que cuenta en su catálogo con artistas como Acid Arab, Juana Molina y Matías Aguayo.

La placa fue creada bajo un intenso proceso de trabajo, ya que la discográfica les dio un plazo perentorio de cinco meses para terminar el largaduración. “Estuvimos todo ese tiempo encerrados en el estudio”, cuenta Eduardo. “Empezamos sabiendo donde estábamos, pero tras algunas semanas de trabajo empezamos a derivar en territorios totalmente desconocidos y en situaciones creativas así, uno tiende a perderse y nadie puede ayudarte en eso, ni un productor ¡fue como hacer el amor por cinco meses!”, agrega.

Se trata de una producción de 10 temas, de los que se han desprendido dos singles: “Follow you all the way” y “Nov power”.

-Además de un disco ustedes tienen dos epés, ¿sienten que su música funciona mejor en un álbum? ¿Es una reivindicación del formato?

Caroline: Para nosotros no era una urgencia sacar un disco, no somos unos nostálgicos del formato ni nada. Sacar EP’s está muy bien porque hoy todo va muy rápido y hacer un LP es un trabajo bastante intenso. Además la vida de un disco a nivel de consumo no es muy adaptado hoy, por ahora es un formato que pide mucha concentración, a todo nivel. Entonces la manera en que estamos consumiendo música hoy, no es el formato más adecuado. Pero me parece genial hacerlo.

Eduardo: Creo que lo ideal está en la combinación de ambos. Nos gusta la urgencia de trabajar EP’s, porque va bastante rápido y pronto tienes un tema sonando, lo que está súper bien. El nivel de exigencia de escuchar un álbum también es bueno, es como leer un libro o ver una película. Pero hoy tenemos el derecho de pensar en nuevos formatos, la urgencia de sacar temas me parece vano. El álbum yo creo que es un formato del pasado. Hay que inventar nuevas cosas.

Los chicos saben bailar

Nova Materia se presentará por primera vez en Lollapalooza Chile el sábado 30 de marzo a las 18.00 horas en el Aldea Verde Stage, un desafío que el grupo espera con ansias.

-En el festival les tocará un público nuevo, que no es el que les ve habitualmente, ¿cómo esperan enfrentar esa situación?

Eduardo: Es un súper buen challenge, la máquina Nova Materia funciona súper bien con los kids porque es música para bailar. No hay visual, no hay pantalla, tiene un aspecto medio experimental en su forma de hacer la música, pero como es bailable, el baile es súper democrático y súper federador entonces está súper bien.

Caroline: Ya hemos tocado en eventos como el Fauna, pero muy distinto. Es cool poder entrar a ese público. Estamos contentos de ir adonde sea. No hay festivales que rechacemos a menos que signifique algo terrible, cosa pero nos no ocurre mucho.


Tras la actuación en el evento, el dúo continuará girando por Chile con presentaciones en Arica (5 de abril), Teatro Municipal de Santiago (6 de abril) y Antofagasta (7 de abril), para luego viajar, con palos y piedras, de vuelta a Francia donde tienen fechas comprometidas.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln