Culto
True Romance: el amor según el evangelio de Quentin Tarantino

True Romance: el amor según el evangelio de Quentin Tarantino

Escrita a fines de los 80, la historia de un romance explosivo fue una de las primeras propuestas del cineasta. Una obra que vendió por 50 mil dólares para comenzar su aventura en el séptimo arte.

Dentro de la filmografía de Quentin Tarantino, una de las películas más desconocidas del autor es True Romance. Estrenada en 1993, la cinta escrita por el hombre de Tennessee es una de las obras más frescas y divertidas de su carrera.

Comencemos por la historia, la cual responde al estilo del cineasta norteamericano: Clarence (Christian Slater), un joven de Detroit amante de la cultura pop celebra su cumpleaños viendo películas de artes marciales. Es en la sala de cine donde conversa con Alabama, una prostituta interpretada por Patricia Arquette que llega como “regalo” del mejor amigo del personaje principal. Con ella vivirá una noche carnal, en la cual ambos se enamoraran, comenzando un “verdadero romance”.

Clarence se casa con Alabama y con tal de comenzar una nueva vida le roba cocaína a su proxeneta, droga con la que intentará formar un negocio en Los Angeles. El camino a la felicidad de este joven amor llevará a la pareja a enfrentarse a la mafia siciliana, la policía y los productores de Hollywood.

Tarantino escribió el guión junto a Roger Avary —co-escritor de Pulp Fiction— a fines de los años 80, en tiempos en que el joven artista trabajaba en una tienda de vídeos en California.

True Romance en un inicio se llamaba My Best Friend’s Birthday, proyecto que terminó convirtiéndose en el nombre de otra historia, específicamente la primera película en la que Quentin estuvo tras las cámaras.

Si bien True Romance es un filme estrenado después de su debut con Reservoir Dogs, el argumento fue creado previo a la historia del asalto, siendo el relato de los enamorados el causante del inicio de su carrera en el cine.

Tony Scott, director con una propuesta distinta a la del artista pulp, fue una de las primeras personas en conocer el trabajo del entonces principiante Tarantino. Scott, tras leer sus guiones, adquirió por 50 mil dólares el argumento de True Romance, dinero con el que Quentin comenzó a trabajar en su primera producción cinematográfica a inicios de los 90.

El toque Tarantino

A lo largo de los 120 minutos de trama podemos encontrar diferentes detalles que conectan a True Romance con el resto de su filmografía. La violencia gráfica, la alusión a otras películas, la relevancia de la música elegida con pinzas o la presencia de personajes secundarios memorables, en este caso Dennis Hopper como el padre de Clarence quien sorprende con un diálogo sobre la historia de los ‘sicilianos’.

Otro dato no menor y que hace más entretenido revisar la obra del cineasta es que True Romance es una cinta conectada con el universo filmográfico de Quentin Tarantino, siendo pequeñas sutilezas las que demuestran que todas sus películas comparten el mismo espacio.

Para ser más precisos, debemos retroceder a la Segunda Guerra Mundial con Bastardos sin gloria, cinta en la que conocemos a Donny Donowitz soldado responsable de matar a Hitler y quien es el padre de Lee Donowitz, el productor de cine con el que la pareja de Detroit trabajará en Hollywood, un detalle al que sus devotos fanáticos están acostumbrados.

Si bien Quentin no quedó satisfecho con el resultado final, True Romance es una cinta subvalorada de la década de los 90, con una historia intrépida, una banda sonora de la mano de Hans Zimmer y un elenco que desborda talento y profesionalismo.

Un año tras el estreno de la cinta que escribió,Tarantino creó Pulp Fiction, largometraje con el que ganaría la Palma de Oro, el Oscar por Mejor guión original y el respeto que necesitaba para encumbrar su nombre en el séptimo arte.

Sobre el autor: