Culto
Love, Death & Robots: cuando lo animado traspasa la realidad

Love, Death & Robots: cuando lo animado traspasa la realidad

Producida por David Fincher y Tim Miller, la nueva apuesta de Netflix presenta distintas historias que explotan la ciencia ficción de la forma más radical posible.

Con una selección de Ci-Fi altamente adictiva, la plataforma de streaming nuevamente se arriesga en el mundo animado. Love, Death & Robots es la nueva serie de la productora online que con 18 cortos con historias independientes buscan atrapar a un público transversal.

Producida por el cineasta David Fincher y creada por Tim Miller, el hombre clave tras la adaptación de Deadpool, la producción apuesta a que cada capítulo cuente con un equipo de animación diferente, teniendo solo en común la temática explicada fácilmente en el título. Es así como los episodios- con tiempos entre los 5 a los 17 minutos- tocan temáticas actuales como el racismo, la guerra, pero sobre todo la naturaleza humana desde distintas plumas.

Si bien cada historia puede ser vista de manera autónoma, la selección que ofrece la plataforma entrega un vaivén de emociones. Por ejemplo “La ventaja de Sonnie”, primer relato de la serie, nos presenta las vivencias de una luchadora en peleas clandestinas con monstruos, siendo cada bestia controlada por sus dueños- una clara referencia a Neon Genesis Evangelion-. Sonnie, el personaje principal, utiliza los duelos para vengar su pasado tras haber sido vapuleada por un grupo de hombres. En 17 minutos no solo nos encontramos con violencia gratuita, sino con un completo mensaje al abuso de poder mezclado con estética steampunk.

De ahí en adelante el espectador explorará una colección de temas y estilos y que fácilmente podrían convertirse en un largometraje. La limitación del tiempo es el principal lamento de la producción, ya que cada capítulo provoca la sensación de que las historias son desechables.

Pese a ello, la producción animada destaca por ser una aventura audiovisual, invitando a destacados e innovadores directores contemporáneos de la animación digital, tal como en su momento lo fue Animatrix. Con exponentes de Francia, Corea, Canadá o Estados Unidos, dentro de la producción destaca el español Alberto Mielgo, responsable artístico de Spider-Man: Info the Spider-Verse o el húngaro István Zorkóczy, artista detrás de animaciones de Final Fantasy.

Love, Death & Robots es una serie corta pero con gusto agraz, la cual logra encantar a los nostálgicos seguidores de la ciencia ficción así como atrapar a nuevos públicos en busca de algo entretenido y audaz.

Sobre el autor: