Culto
El método Jackson: cómo escribir canciones frente a la policía

El método Jackson: cómo escribir canciones frente a la policía

En 1993 el "Rey del pop" fue acusado de plagio, por lo que debió detallar a la justicia la forma en que creaba su material. En un largo registro, el músico hizo gala de su habilidad con el beatbox y las melodías.

Durante su vida Michael Jackson enfrentó a la justicia en varias ocasiones. Y no solo por las acusaciones de pederastia que hoy lo tienen en entredicho a partir de los testimonios presentados por el documental Leaving Neverland.

En 1993 el “Rey del pop”, junto a Lionel Richie, Quincy Jones, Rod Temperton y Joseph Jackson, fue notificado de una demanda interpuesta por los compositores Reynaud Jones y Robert Smith, quienes aseguraron que las canciones “The Girl is Mine”, “Thriller” y “We are The World”, eran plagios.

Por ello, en noviembre de ese año, Jackson fue sometido a un largo interrogatorio en que se le pidió detallar cómo componía su material. La entrevista -disponible en YouTube- fue realizada cuando el músico se encontraba en México para una serie de conciertos en el Estadio Azteca.

Todavía convaleciente tras un procedimiento dental, “Jacko”, detalló que las melodías simplemente le venían a la cabeza de súbito. Mencionó como ejemplo, precisamente “We are the world”, la que asegura, le llegó completa una mañana al despertar. Una historia muy similar a como Paul McCartney afirma creó “Yesterday”.

Tras insistencia del interrogador, el hombre de “Black Or White” detalló que habitualmente cuando sucedía esta “iluminación”, cogía una grabadora y registraba la música tarareándola. Incluso de esa forma iba creando arreglos. “Hago sonidos de cómo quiero el bajo, o las cuerdas, o la percusión. Cada parte va de la manera que la oigo, porque la clave es plasmar en la cinta exactamente lo que estás oyendo en tu cabeza”, detalló.

Está documentado que “Macca” trabajaba la música de algunos instrumentos de manera similar. Por ejemplo, tarareó su idea para el corno francés de “For No One” al productor George Martin, quien luego la transcribió a una partitura.

Jackson relató a la policía la historia tras “The girl is mine”, el primer sencillo del exitoso álbum Thriller, la que canta a dúo con McCartney. Según cuenta, el productor Quincy Jones le pidió crear algo que pudiera cantar junto al ex-Beatles. De allí a que la canción tiene una letra en que dos chicos se disputan a una chica. Entonces una mañana despertó con la melodía y realizó el procedimiento ya descrito anteriormente.

Un momento hilarante es cuando le preguntan al músico en qué circunstancias comenzó a hacer la grabación, a lo que éste respondió con una impresionante demostración de sus habilidades con el beatbox, lo que ocasionó que el abogado presente alegara de forma insistente: ¡objeción!

Jackson desarrolló desde joven su habilidad para reproducir sonidos, lo que daba cuenta de su privilegiado oído y sentido del ritmo. Registró la técnica en temas como “Scream”, “Tabloid Junkie”, entre otras. Él también relató que la pista de ritmo y los arreglos de la canción “Who is it” se crearon a partir de esa destreza.

Finalmente el jurado determinó que el cantante era inocente, por lo que fue absuelto de los cargos.

 

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln