Culto
Alberto Fuguet apuesta al porno y el terror en dos nuevas películas

Alberto Fuguet apuesta al porno y el terror en dos nuevas películas

Cola de mono llega a salas el próximo 4 de abril, mientras que Siempre sí será estrenada en BAFICI el 6 de ese mes. "He tratado de hacer una película un poco como de Spielberg pero con sexo, sangre y ambientada en Chile", dice Fuguet sobre la primera.

El escritor y cineasta chileno Alberto Fuguet juega con los géneros en sus últimas dos películas, una de “terror navideño” y otra que califica como “porno tierna”, donde aborda el despertar sexual de jóvenes gay y tiene previsto estrenar en abril.

Fuguet, quien en la década de 1990 editó la antología McOndo en reacción al realismo mágico en la literatura latinoamericana con una apuesta más pop, urbana y contemporánea, escribió varios libros, entre ellos Mala onda y Tinta roja, y dirigió más de una docena de películas, dos de las cuales estrenará en abril.

Una de ellas, titulada Siempre sí, se estrenará mundialmente el próximo 6 de abril en la 21 edición del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI).

“Estoy cada vez más interesado en jugar con los géneros (…) Y ahora voy a presentar una especie de experimento con un género tan vilipendiado que muchos dicen que no es cine, que es como la basura de la basura de la basura, que es el porno, a ver si al porno se le puede dar algo de emoción o de nobleza”, dijo Fuguet, de 55 años, en una entrevista reciente con Reuters.

El autor dijo que la película trataba sobre el despertar sexual de un joven mexicano en la ciudad, donde puede tener experiencias que no ha vivido en su provincia natal. “Es una película porno tierna protagonizada por chicos mexicanos. Es sobre un chico (gay) que va a la ciudad”, agregó Fuguet, quien contó que realizó el filme en México con un elenco enteramente local.

Pero no es la única película que espera presentar. El 4 de abril también estrenará comercialmente en Chile Cola de mono, que viene circulando por festivales de cine y que Fuguet dice que es el “brazo cinematográfico” de su libro VHS, unas memorias (2017), que trata sobre los filmes que lo marcaron.

“Con Cola de mono he tratado de hacer una película un poco como de (el director Steven) Spielberg pero con sexo, sangre y ambientada en Chile. Trata sobre una noche infernal, una noche mala. Son dos hermanos, una película de salida del clóset, en Navidad, con una madre, cuchillos, sangre y deseo”, contó el director de los filmes Se arrienda y Música campesina.

“Me interesaba hacer un filme sobre la represión en Chile (liderada por el dictador Augusto Pinochet), pero no hacerlo literal sino hablar de otra represión. Todos se quedan en la represión militar o política, pero también había represión sexual, familiar, intelectual, religiosa”, agregó.

La memoria como motor

Fuguet, quien hace constantes referencias a la cultura pop estadounidense en sus obras, dice estar interesado en el tema de la memoria e incluso le gustaría escribir una autobiografía porque le parece “divertido recordar”.

El libro VHS, unas memorias está emparentado con un texto suyo anterior: Las películas de mi vida. Pero aclara que la obra publicada en 2003, si bien era autobiográfica, trataba sobre los filmes elegidos por un personaje de ficción y ahora presenta los que le gustan a él.

“Éstas son las verdaderas películas de mi vida, lo que no implica que las otras no sean importantes para mí, pero son más las películas del personaje Es un libro de memorias, no es ficción”, contó el autor, quien viajó a Buenos Aires para participar en la II edición del festival “LEER. Literatura en el río”, que se celebró el fin de semana bajo el lema “Viajeros”.

“Mi idea es que la gente pueda recordar cosas propias, tender un puente y, si no son mis mismas películas, mis mismas canciones, mi misma ciudad, mis mismas calles, hay cosas en común. Porque al final de eso se trata, de conectar”, concluyó.

Sobre el autor: