Culto
Grandes conciertos en monumentos históricos

Grandes conciertos en monumentos históricos

A propósito de la presentación de los Red Hot Chili Peppers en las pirámides de Egipto, en Culto recordamos otros shows en sitios que la humanidad reconoce por su valor patrimonial.

Un englishman en las pirámides

Antes que los Red Hot Chili Peppers, en 2001, Sting se presentó en las pirámides de Giza como parte de un show a beneficio de los niños de Palestina. Vistiendo un kefiah, en solidaridad con la situación de ese pueblo, el bajista ofreció un show que no estuvo exento de polémicas. Un grupo de arqueólogos se quejó por la autorización, aduciendo el daño a las construcciones de piedra, y el cantante local Hakim, quien debía actuar antes que el inglés, subió al escenario con una hora de retraso y exigió cantar acusando favoritismo hacia los extranjeros. Pero la situación no pasó a mayores y el músico incluso invitó al argelino Cheb Mami para hacer un dueto en el tema “Desert´s Rose”.

Otro que también estuvo en las pirámides de Egipto fue Jean-Michelle Jarre, quien celebró el paso al nuevo milenio con un espectáculo de larga duración en donde estrenó la ópera “Los doce sueños del Sol”, el que incluyó uso de rayos láser y transmisión en vivo por televisión a nivel mundial.

El eco que resonó en Pompeya

Uno de los conciertos más conocidos en este rubro ocurrió en octubre 1972. Antes de convertirse en una banda de estadios, Pink Floyd cerró su era más experimental con la grabación de un documental, pensado originalmente para la televisión, en las ruinas de Pompeya en Italia. Un filme que entregó otro punto de vista respecto al rock en el cine, en que primó el relato de la creación artística. La guitarra de Gilmour inundada en eco, los golpes al gong de Waters, los desatados fills de Mason y las texturas de Wright contrastan con el grandioso escenario de la era antigua. La sección en que tocan “Echoes”, con las tomas por detrás de sus equipos, se convirtió en un clásico.

Cuando Elton John no pidió permiso a los dioses

Con la pirámide de Kukulkán de fondo, Sir Elton John ofreció un concierto en las ruinas mayas de Chichén Itza -declarada maravilla del mundo por la UNESCO en 2007- ante 7000 personas, en el año 2010. En ese momento era el cuarto artista en presentarse en el lugar tras Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y Sarah Brightman. A días del show el escenario que se montaba para la ocasión se desplomó, lo que provocó heridas a tres trabajadores. Ello obligó a levantar otro plató, algo más reducido, bajo la supervisión de profesionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, quienes han manifestado en más de una oportunidad su descontento con los grandes espectáculos en el lugar. Por ahí se escuchó: “Es que no pidió permiso a los dioses”.

Entonces en la escala de la tierra he subido

Tan conocido como el inmortal disco Alturas de Macchu Picchu (1981) en que los Los Jaivas tradujeron de forma brillante al lenguaje musical parte del Canto General de Pablo Neruda, fue el especial para la televisión realizado en forma conjunta por Canal 13 de Chile y Radio y Televisión del Perú, el que contó con la participación del escritor Mario Vargas Llosa. Si bien en el filme doblan la música, la interpretación de Gabriel Parra en la Ludwig Octupus y las tomas del grupo haciendo las voces en “La poderosa muerte”, son momentos que pasaron a la historia. Años después, en 2011, la banda volvió a subir a la ciudadela incásica para tocar de forma íntegra la música del LP.

Ave, Sir Paul

Una cosa está clara. En las milenarias paredes del Coliseo Romano se escucharon rugidos de fieras, llantos de ejecutados y el crujir de las armas de los gladiadores al batirse hasta la muerte; pero nunca una banda de rock. En 2003 el habitual silencio del lugar se quebró por la música que Sir Paul McCartney interpretó en un concierto para 400 personas, en que tocó clásicas piezas de los Beatles y algunas menos habituales como “Things we said today” -del álbum A Hard Day’s Night-. “Entendemos que es la primera vez que hay una banda en el Coliseo desde los cristianos”, dijo el bajista con su particular humor.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln