Culto
Daddy Yankee es notificado en camarines de demanda local

Daddy Yankee es notificado en camarines de demanda local

Antes de su show en el Movistar, el astro vivió una incómoda situación junto a su esposa tras el ingreso de Carabineros.

La mayoría de los artistas dedican los minutos previos antes de salir a escena a concentrase, a encomendarse a sus santos o a alentarse junto a los suyos deseándose éxito para lo que vendrá. Pero el viernes pasado, en el primero de los dos shows en el Movistar Arena y a solo 15 minutos de comenzar el acto, Daddy Yankee tuvo que poner pausa a la ceremonia y en el mismo sector de camarines fue notificado por el receptor judicial Luis Rodríguez Pino sobre una demanda interpuesta por la compañía local Empire Digital Entertainment a raíz de la cancelación del tour por Chile que haría junto a Luis Fonsi en octubre pasado.

“El receptor le notificó personalmente a él y a su esposa Mireddys González de la demanda, además le entregó copias de ésta”, afirma el abogado de la firma chilena Diego Sánchez. Rodríguez iba acompañado por Carabineros según relata el jurista “para resguardar la integridad y apoyar en la diligencia”, dice. Algo que confirman desde la institución: “Se acompañó a un receptor judicial que solamente tenía que notificar a esta persona. Se dispone eso, en caso de que la persona se niegue, tenga algún problema o que se enoje con el receptor judicial. Acá salió todo bien”.

La demanda presentada por la empresa de entretenimiento en noviembre pasado en el 11° Juzgado Civil de Santiago por resolución de contrato con indemnización de perjuicios, es una de las más altas con respecto a eventos cancelados en el país con una millonaria cifra de 3,7 millones de dólares. Además, la acción judicial no solo apunta al cantante, sino que a su esposa, quien es su mánager y representante de El Cartel Records. “La demanda está hecha de tal manera y se notificó de tal manera, que en la eventual sentencia que se dicte favorable a nosotros sea condenada y responda Mireddys, o Daddy Yankee, o El Cartel, o todos”, detalla Sánchez.

Y todo comenzó en agosto pasado cuando Empire Digital Entertainment anunciaba una gira histórica para el medio local, ya que juntaría a los autores del hit planetario Despacito, quienes recorrerían en octubre Coquimbo, Concepción y Santiago. Sin embargo, eso nunca ocurrió, ya que los representantes del “Cangri” cancelaron el tour acusando a la firma local de “no cumplir con los pagos estipulados, entre otros incumplimientos”. De allí las acusaciones llegaron de una y otra parte, mientras que el abogado del hombre de Gasolina aseguraba que nunca se había acordado una fecha compartida, y que el primer contacto de la firma local solo incluía a Daddy Yankee; desde Chile apuntan a que esa información sí la sabían y que incluso se le adelantó al artista US$300 mil, la mitad de lo acordado por cada show.

“Él se apropió de la plata sin ningún fundamento legal ni contractual. Él no tiene ningún fundamento jurídico para poder retener esos 300 mil dólares”, dice Sánchez.

Y adelanta los pasos que se vienen en la acción judicial: “Tienen un plazo de 15 días para contestar la demanda. Si no es así nos deja litigando solos, y litigar solos sin contraparte simplifica aún más las cosas. Y obviamente, en caso de ganar, después tendremos que ver cómo cobrar la sentencia en EE.UU.”. Y finaliza: “Mi cliente no solo ha perdido esos 300 mil dólares, hoy día está completamente en la quiebra. Daddy Yankee lo quebró”.

Sobre el autor: