Culto
Jani Dueñas volvió a los escenarios y recordó sus pifias en Viña: “Hay cosas peores”

Jani Dueñas volvió a los escenarios y recordó sus pifias en Viña: “Hay cosas peores”

Riéndose de su traspié en el Festival, la comediante tuvo un celebrado show con Paloma Salas y la banda Horregias ante un Teatro Nescafé repleto. Mostró pantallazos y rememoró el rechazo del Monstruo: "Penca la huevá".

Nueve días después de su complejo y fallido paso por Viña, Jani Dueñas volvió a hacer reír. Y lo hizo ante un público que atiborró el Teatro Nescafé de las Artes –y agotó entradas días antes–, que llegó en busca de lo que se había prometido cuando el show fue anunciado en enero: una cita especial con sus colegas Paloma Salas y Paloma Elgueta, más la música de la banda Horregias, en la previa a la huelga general feminista.

21.09 y la integrante de 31 Minutos salió al escenario con Salas, desatando todas los vítores que no pudo capturar en la tercera noche de Viña. Aplausos que cayeron desde que fueron presentadas y que se fueron intercalando con gritos de “¡Grande, Jani!” desde todo el recinto.

Tal como su compañera había sugerido a La Tercera, el Festival fue incorporado al show y fue motivo de risa en especial en el inicio.

“Estuvimos juntas la semana pasada en un festival comunal, que no me acuerdo”, partió Dueñas generando complicidad. “Algo de una muni que nos llamaron”, siguió, para cerrar con un “Penca la hueá, pero hoy día súper bien”. Fue uno de los momentos de mayor fervor de la noche.

Después ironizaron con las virulentas reacciones que se generaron en redes sociales. “La gente fue muy amorosa conmigo, imagínate, tuve que cerrar Twitter”, dijo Dueñas, antes de dar paso a un segmento del show en que con Salas se rieron de tweets y mensajes de Instagram que aparecieron en los últimos días.

En uno, un usuario advertía que “había sentido la mala vibra” de una de sus amigas que la acompañaba antes de subir al escenario en la Quinta; otro se refería a la “comitiva de Jani Dueñas” y sus caras como “espeluznantes”, provocando el delirio del público.

A una hora y media del comienzo, tras el stand up de Salas, fue el turno de la presentación de Dueñas. Entró al escenario para cantar con la banda No hay nada más feo que una mujer borracha, original de la agrupación de Renca, para luego iniciar su rutina.

Tomándose con completa ligereza su desliz en la Quinta Vergara, contrastó su experiencia con una noticia escatológica de los últimos días (“Trapecista con diarrea defeca sobre espectadores de circo”).

“Después de toda esta semana de profunda reflexión y autocuidado, y de recibir el amor de ustedes, chucha, hay cosas peores”, lanzó, para en otro momento de su presentación marcar otro contrapunto y decir “Ese festival regional al que fui”.

Al final, 30 minutos de show en solitario que la devolvieron a los aplausos que buscó y no pudo conquistar en Viña. Lejos del descontento, ahora se despidió rodeada de sus amigas y un público que la abrazó.

Sobre el autor: