Culto
It’s Blitz!: el asalto a la pista de baile de Yeah Yeah Yeahs

It’s Blitz!: el asalto a la pista de baile de Yeah Yeah Yeahs

Con explosivos singles como "Heads will roll" o "Zero" la banda desarrolló un sonido más pop y bailable a partir de la introducción de teclados y referencias a grupos como Talking Heads. En largas sesiones de trabajo los neoyorkinos crearon uno de los discos más exitosos de su carrera.

Lo único que tenían claro los Yeah Yeah Yeahs tras el éxito de su segundo disco, Show your bones (2006), es que necesitaban un respiro. Los halagos, las giras, y la atención que se posó sobre ellos, hizo que pronto comenzara a tambalear la confianza y surgieran las primeras diferencias.

“Al principio podíamos cometer errores. Todo comenzó cuando la gente empezó a tomarnos en serio”, declaró la vocalista Karen O a Huck Magazine en junio de 2009.

Por ello, tras sacar el EP “Is is” (2007), el trío decidió darse un receso para refrescar sus ideas. Karen tomó sus cosas y se mudó a Los Angeles, el guitarrista Nick Zinner se dedicó a la fotografía y a trabajar con bandas indie como N.A.S.A , mientras que el baterista Brian Chase colaboró con otros artistas de tendencia más experimental como Stefan Tcherepnin y Misterka Seth.

La distancia, las horas escuchando discos y la juntas con otros músicos pronto comenzaron a reimpulsar la creatividad de los neoyorkinos. Por ello en 2008 decidieron volver al estudio para trabajar de forma intermitente en su nuevo material. Lo harían a su tiempo, sin prisas y sin presiones. Por la mañana Brian grababa patterns de batería que luego se cortaban y editaban para crear loops. Sobre ellos, Karen y Nick construían la estructura armónica de las canciones.

La portada de It’s Blitz!

En esas primeras sesiones ya se pudo escuchar un cambio en la banda. Zinner llevó al estudio algunos sintetizadores que adquirió durante el receso. Con ellos trabajaron en temas de pulso más acelerado, como los de su disco debut, pero con un enfoque más pop. Así nacieron las primeras canciones, “Zero” y “Skeletons”. “Nick las inició con un pulso de sintetizador que es increíble porque, por ejemplo, ‘Skeletons’ es una canción de tipo emocional. Pero la atmósfera que creó con los teclados y otros instrumentos es diferente a todo lo que hemos escrito antes. Para mí es como una experiencia extracorpórea”, detalló Karen O a The Sun.

“Ese disco lo hicimos con un viejo teclado que compré en eBay”, contó el guitarrista a The Leicester Mercury. “Literalmente, fue el primer día que configuramos, enchufamos cosas. Diez minutos más tarde, escribimos la canción ‘Skeletons’. Obviamente, los sintetizadores siempre han estado en la música rock. Pero para nosotros se siente nuevo, que es lo único que realmente nos importa: esa emoción”.

Pronto comenzaron a experimentar con ritmos bailables. No era raro, desde su primer disco hacían guiños a la tradición del punk bailable de su ciudad, desde Talking Heads a Blondie. Los teclados les permitieron desarrollar esa faceta, más con Nick Launay  y Dave Sitek -de Tv on the Radio- en la producción. Así nació, por ejemplo, “Heads will roll”.

“Esa fue en realidad una de las últimas canciones que escribimos para el disco. Creo que siempre quisimos tener una canción de baile de placer culpable; esa fue la verdad. Llegó rápidamente y fue muy divertido”, cuenta la vocalista. Los pulsos bailables también se oyen en temas como “Dragon Queen” y “Dull Life”.

Karen se sintió especialmente cómoda con el nuevo sonido y adaptó su puesta en escena a ello. “Desde que era niña, quise una chaqueta de cuero que se pareciera a la de Michael Jackson en el video de ‘Thriller’. He intentado incorporar elementos de la cultura pop que eran venerados cuando era más joven”.

La salida del álbum estaba prevista para abril de 2009, sin embargo, se filtró en internet en febrero, por lo que la discográfica Interscope Records decidió adelantar el lanzamiento para el mes de marzo. Fue nominado al Grammy por Mejor album alternativo, pero finalmente perdió ante Brothers de The Black Keys.

Tiempo después, en un ejercicio de memoria, Karen O valoró el lugar de “It’s Blitz!” en la carrera del grupo. “Es una nueva era para los Yeah Yeah Yeahs. Ese disco recuperó nuestra confianza y fue realmente un movimiento que nos permitió volver a disfrutar de estar en una banda”.

 

Sobre el autor: