Culto
Marvel viaja a los 90 con el primer filme centrado en una de sus heroínas

Marvel viaja a los 90 con el primer filme centrado en una de sus heroínas

Como antesala a Avengers: Endgame, mañana llega a Chile la cinta con Brie Larson como estrella absoluta de la historia.

Conforme el universo Marvel fue haciéndose más grande, la pregunta se volvió cada vez más urgente: ¿cuándo una película de la franquicia estaría centrada en una heroína? En particular, la interrogante iba ligada al personaje de Viuda Negra, interpretado por Scarlett Johansson en seis filmes hasta ahora, siempre en un rol de acompañamiento. La inquietud fue atendida en octubre de 2014, cuando el estudio propiedad de Disney anunció la realización de Capitana Marvel, que debutaría originalmente en julio del año pasado.

Al final, por ajustes en su calendario, el estreno de la película sobre Carol Danvers llega luego que la saga alcanzara los 20 largometrajes y a días de ganar sus primeros tres Oscar, gracias a Pantera Negra, su primera aventura con un superhéroe negro y su mayor éxito en EE.UU. Y además, apenas siete semanas antes del estreno de Avengers: Endgame, la cinta con la que Marvel se despedirá de manera definitiva de buena parte de sus héroes.

En ese panorama, Capitana Marvel, que debuta en Chile mañana, asoma como una historia de origen algo atípica y como una apuesta que busca su propia personalidad dentro del MCU. En el planeta Hala, habitado por la raza guerrera Kree, la protagonista -conocida como Vers (Brie Larson)- es una integrante de una unidad militar liderada por Yon-Rogg (Jude Law), altamente involucrada en la guerra que mantienen con otra raza, los Skrull, seres de piel verdosa que son capaces de adquirir la apariencia de quien tengan en frente.

La historia salta a la Tierra, específicamente a 1995, cuando cintas como Mentiras verdaderas o Babe, el cerdito valiente eran algunos de los títulos más destacados de los cines. La protagonista, que parecía resuelta, descubre más sobre su pasado e identidad, y circunstancialmente termina haciendo dupla con Nick Fury (un rejuvenecido Samuel L. Jackson), antes de ser el director de S.H.I.E.L.D y responsable de unir a Los Vengadores.

En la primera película de la franquicia codirigida por una mujer -Anna Boden, en dupla con Ryan Fleck-, en vez tomar el clásico camino de la subtrama romántica, se prioriza la amistad con una amiga (Lashana Lynch), dando como resultado los momentos de Marvel más cercanos a la “sororidad”. Mediante flashbacks, se bosqueja el sexismo del mundo que ha vivido su protagonista, mientras pelea y expone todo su poderío.

La banda sonora va de Garbage a No Doubt, pasando por Elastica, Hole, Nirvana y REM (logrando algunas secuencias que evocan el juego de acción y éxitos pop de las dos partes de Guardianes de la Galaxia). El Blockbuster y las camisas de franela terminan de dar forma al primer viaje a la década de los 90 de las películas Marvel. En el terreno más familiar, se vale de algunos personajes conocidos, como los agentes Fury y Coulson (Clark Gregg), además de incluir a dos villanos de Guardianes…, Ronan (Lee Pace) y Korath (Djimon Hounsou).

En las primeras reacciones, la cinta no ha generado el fervor de Mujer Maravilla -la primera heroína de DC con un filme en solitario-, y se ha instalado en el promedio de los títulos Marvel, logrando unanimidad en las loas a la actuación de Larson; algunos medios como IndieWire han hablado de una película “decepcionante”, mientras que Variety argumentó: “Ha sido diseñada como otra pieza de reloj en el rompecabezas de Marvel (…) Sin embargo, con su manera robusta y estándar, le otorga a Carol Danvers una heroica majestuosidad y un peso que la pone, como presencia, a la vanguardia de la saga”.

Se espera, de todas formas, que el filme arrase en taquilla y su protagonista se transforme en una de las figuras de la Fase 4 del MCU, que comenzará a mitad de año con la secuela de Spider-Man: De regreso a casa (2017).

Sobre el autor: