Culto
Su majestad el single: Bad Bunny saca a bailar a la industria mirando al pasado

Su majestad el single: Bad Bunny saca a bailar a la industria mirando al pasado

En solo un par de años el puertorriqueño se convirtió en un fenómeno de internet sin necesidad de un largaduración o la presencia masiva en las radios. El regreso del formato single, tal como en los 50', es una de las características del fenómeno del trap.

A pocas horas de la nochebuena de 2018, el músico Bad Bunny sorprendía a las redes sociales con el lanzamiento de su primer largaduración, titulado X 100pre. En rigor, no resulta una novedad en la carrera de cualquier artista. Pero en este caso es la ratificación de una tendencia. El disco salió después de dos años de sacar sencillos de forma continua a través de las plataformas digitales.

Precisamente por esa vía la cantante de trap chilena Princesa Alba llegó al trabajo del puertorriqueño. “Lo conocí por ‘Diles’-su primer tema lanzado en 2016-“, cuenta. Para ella, el sacar sencillos, tal como lo hace el intérprete de “Te boté” es una tendencia que se instaló. “Los artistas hoy en día no necesitan discos para llegar a la gente, de hecho al revés, lanzar singles es más fácil, instantáneo y no te amarra a nada. Para mi, lanzar singles y no discos es como la nueva manera de hacer música en la época del streaming digital”.

Para el periodista y DJ, Nicolás Castro, internet ha generado cambios en la forma de consumir música, aunque con un pie en el pasado. “Los servicios de streaming han vuelto a poner el foco en los singles, tal como pasaba en los ’50 y los ’60 y Bad Bunny incluso se ha valido de plataformas un poco más informales y directas, como Soundcloud y Youtube. Así subía lo que quiere, como quiere y cuando quiere”, detalla.

Sin embargo, hace hincapié en que esta no es una es fórmula absoluta. “No todas las carreras son iguales y todavía hay artistas que la pegan con un primer disco, habiendo lanzado poco y nada antes. La gracia hoy es que, si tienes algo interesante que mostrar, puedes elegir varias formas de llevar tu carrera para obtener buenos resultados”.

La chilena Princesa Alba

La misma Princesa Alba es un ejemplo. Su primer tema, “My only one” -lanzado por redes en julio de 2017- se masificó gracias a internet y hoy ya superó las dos millones de visitas en Youtube. Según ella este modelo ha permitido que se abran nuevos mercados para los artistas. “Creo que la manera en que un latino se gana espacios en la música que antes estaban reservados para cantantes gringos es muy admirable, es difícil ganarse esos espacios pero Bad Bunny lo logra. También es bacán que él se pueda adoptar a casi cualquier estilo musical manteniendo su esencia”, detalla.

Eso sí, la cantante remarca que su propuesta tiene diferencias con lo que hace Bad Bunny. “Lo mío es más pop, mis letras hablan de empoderamiento, feminismo y mis modelos a seguir intento que siempre sean mujeres. Obviamente en cuanto a proyección internacional Bad Bunny es un ejemplo admirable de como un hispanoparlante se toma los espacios alrededor del mundo”.

Con 700 millones de reproducciones, “I like it” es la canción más popular del “Rey del trap” en Spotify. Mientras que el formato físico, aunque todavía se vende, viene en considerable baja desde los últimos 12 años. Según las cifras de la industria de Estados Unidos citadas por ADSL Zone, en el año 2007 se vendieron 500 millones de unidades. Diez años después la cifra bajó a 169. Curiosamente, la fórmula de los discos de 45′ que prosperó a mediados del siglo XX, hoy en cierta forma es replicada por la era digital.

Estas cifras dan cuenta de la magnitud del fenómeno en que se ha convertido el “boricua”. “Es el artista latino más importante del mundo en este momento, y su crecimiento ha sido tan apabullante en cifras como explosivo en cuanto a tiempo. Antes del 2017, pocos habían escuchado hablar de él. Dos años después y todo el mundo quiere colaborar con él. Todos lo buscan. Parece ser, que apareció justo cuando el trap estaba convirtiéndose en un fenómeno mundial, pero también sería correcto decir que el fenómeno pasó en una parte importante gracias a él”, cierra Nico Castro.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln